Claves para empezar a invertir en bolsa de valores

Desde luego que los inversores con mayor experiencia en los mercados financieros tendrán menos problemas para canalizar correctamente sus inversiones durante los próximos meses. Son precisamente a aquellos que no han invertido su capital en las plazas de renta variable a quienes va dirigido este artículo. Con el objetivo principal de que estén en las mejores condiciones para proteger sus ahorros de toda la vida. Y a ser posible con las máximas plusvalías posibles, aunque esto ya dependerá de excesivas factores y que de momento no se tocarán para centrarse en esta parte tan importante de la bolsa de valores.

Para empezar, no cabe duda de que son en concreto los principiantes en la bolsa los usuarios que pueden cometer más errores en sus operaciones en los mercados de renta variable. Hasta el punto de que pueden dejarse excesivos euros por el camino y este es un factor que se debe evitar por encima de otras consideraciones técnicas. A ellos van dirigidos estos consejos que les ayudarán a formalizar mejor sus operaciones bursátiles. Con una pautas de actuación muy sencillas y que todo el mundo podrá comprender desde un principio.

En especial, en unos mercados internacionales que van a ser muy volátiles a partir de estos momentos y en donde la precaución deberá ser su principal denominador común. Porque ya será muy complicado que las inversiones en bolsa puedan volver a ofrecer los excelentes resultados de los años precedentes. Si no que por el contrario, se van a mover por un entorno mucho más complejo. En donde los inversores con menos experiencia en las operaciones bursátiles serán los más perjudicados si la tendencia general no fuese la alcista. Tal y como ha pasado prácticamente desde el año 2013, en donde las alzas continuadas en las bolsas internacionales ha sido un reflejo de la realidad de los mercados financieros.

Claves para los inversores noveles

Dentro de este contexto general, son los inversores con menor experiencia en los mercados de renta variable quienes lo pueden pasar peor a partir del cuarto y último trimestre del año. Porque en efecto, si llevas una serie de actuaciones tu posición en la inversión será mucho más eficaz para que tu saldo de la cuenta corriente se vaya incrementando poco a poco. Y de esta manera poder disfrutar de estas plusvalías en beneficio propio. Que es al fin y al cabo el objetico de tus movimientos, sea cual fuese el activo financiero elegido para llevar a cabo cualquier acción en los mercados financieros.

Desde este planteamiento inicial, será una tarea que no estará exenta de riesgos y puede que en algún que otro momento no se desarrolle tal y como esperabas desde un principio. No obstante, la clave adicional residirá en que esta estrategia puedas llevarla  a cabo con una buena dosis de disciplina. Será un factor que al final determinará que el resultado final de las operaciones se salde con un signo positivo. Será la mejor de las señales de que has conseguido alcanzar tus metas en el siempre complicado mundo de la inversión.

Primer objetivo: no esperar milagros

La primera de las medidas deberá ir encaminadas a no hacerte rico en un par de días. No en vano, esta estrategia pueden llevarte a cometer muchos más errores de los esperados para un inversor con cierta experiencia en los mercados de renta variable. Por el contrario, las inversiones bursátiles deben basarse en incorporar un poco de paciencia y algo de estrategia. La ansiedad no es buen compañero de viaje para los pequeños y medianos inversores. Más de un ejemplos podrá testificarte en el apoyo de esta tendencia, en los que se pueden encontrar algunos de tus mejores amigos.

Por otra parte, este sistema de inversión tan habitual en muchos particulares puede llevar a que al final dilapides buena parte de tu patrimonio familiar o personal. Porque en este sentido, el ansia puede ser uno de tus principales enemigos para gestionar todo el dinero que tengas para destinarlo a la inversión. En cambio, debe prevalecer la prudencia y el sentido común por encima de otras consideraciones técnicas. Este factor es algo que tienes que asimilar con gran rapidez si no deseas cometer errores de bulto.

Segundo objetivo: aprender

No hay mejor manera que rentabilizar los ahorros que conocer mejor todo lo que pasa con el mundo de la renta variable. Para ello no importe que te asesores con auténticas profesionales, incluso desde tu banco de siempre. En cualquier caso, no te quepa duda de que un verdadero inversionista necesita educarse y entender el funcionamiento del mercado de valores. Ahí reside la clave para llevar a buen puerto las ideas que tienes en el segmento de la inversión. No importa el mercado al que te dirijas, si no que por el contrario lo que cuenta realmente son los resultados de las operaciones

Por otra parte, debes entender que esta estrategia en la inversión reside en el hecho de que la educación financiera es la mejor arma para protegerte ante los escenarios que puedan presentarse a partir de estos momentos. En este sentido, más vale que dediques unas semanas o quizás unos meses si hiciese falta para cumplir con este importante requisito. Porque en efecto, si aportas una mayor cultura financiera estarás en disposición de conseguir unos mejores resultados en todas las operaciones que vayas a realizar a partir de estos momentos. Esto es algo con lo que debes de contar a partir de ahora.

Invertir dinero que no necesitas

Una de las reglas de oro para los principiantes se basa en asumir por encima de todo que no queda más remedio que invertir aquel dinero que no necesites en el corto plazo. Porque te arriesgas, bien a realizar pésimas operaciones en bolsa o por el contrario a dejarte muchos euros por el camino como consecuencia de las necesidades que puedes tener para la gestión de tu economía doméstica. Desde los gastos fiscales a los derivados en el mantenimiento en el hogar. No te quedará más remedio que destinar todo el dinero que no necesites en un espacio de tiempo más o menos razonable.

Desde este escenario general, es muy importante que te informes sobre las compañías en las que deseas invertir. Conoce sus cifras, tendencias, competencia y cualquier otro factor que sea más o menos relevante y que ayude a predecir el rendimiento de sus inversiones. En este sentido, una buena información puede ser un excelente punto de apoyo para lograr tus objetivos con más o menos eficacia. Que es al fin y al cabo de lo que se trata cuando estás jugando con tu propio dinero. Algo como para pensar que tienes que apoyarte en buenas información sobre los mercados de renta variable.

Establecer unos objetivos mínimos

De cualquier forma, otra de las reglas básicas para conseguir tus objetivos en los mercados financieros pasa necesariamente porque por encima de todo establezcas unos objetivos de inversión y definir posteriormente si te conviene más seguir estrategias a corto, mediano o largo plazo. En función de tus necesidades como pequeño y medianos inversor y que en cada caso será completamente diferente. Hasta el punto que exigirá una u otra estrategia en la inversión. Bien desde planteamientos más agresivos o con pautas defensivas o conservadoras. Porque al fin y al cabo será tu mismo quien elijas.

Por otra parte, no de menor importancia será el hecho de que tengas que aprender a manejar la información y a tomar decisiones que serán muy importantes para tu bolsillo. En este sentido, puedes recabar información desde diferentes canales de la comunicación. Desde los medios especializados en los mercados financieros, corredores de bolsa y por supuesto que desde los más innovadores que están expuesto en Internet. A través de todos ellos podrás administrar tu cartera de inversión con mucho más solvencia que hasta estos momentos. Con una objetividad mayor que podrá ser de gran utilidad para tomar las decisiones más importante sobre lo que debes hacer con tu dinero. Algo que no siempre es fácil de prever ni de aplicar.

Seguimiento de las cotizaciones

En uno u otro sentido, los inversores pueden seleccionar entre una amplia gama de canales informativos para conocer el estado de sus inversiones en función de sus necesidades. Entre los que destaca por encima de todos el acceso a los nuevos servicios tecnológicos que proporcionan hoy en día las entidades financieras a sus clientes. De forma que se puede lograr a través de ellos un perfecto seguimiento de cada sesión bursátil desde el chiringuito de la playa o quizás en algún destino remoto. Ya no límites para que puedas operar en bolsa desde cualquier lugar del mundo.

Por otra parte, tampoco puedes olvidar de que por medio de ordenes condicionadas podrás lograr los objetivos. Hasta el punto de que harán que a un determinado precio se deshagan las posiciones compradoras. Son muy fáciles de utilizar y permitirán al usuario pase unos días con total tranquilidad en su destino sabiendo que su orden se aplicará obligatoriamente. Siempre que alcancen el precio que hemos dado para vender las acciones, que probablemente pueden coincidir, por ejemplo, con el nivel de resistencia.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print


Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.