Chicharros que han despuntado en 2017

chicharrosCuando hablamos de los chicharros en la bolsa no estamos refiriendo a una serie de valores muy particulares. No en vano, el término chicharro se refiere fundamentalmente a las empresas de muy baja calidad, que entran en pérdidas con relativa frecuencia. Cotizan en los mercados de renta variable, pero bajo unas condiciones muy diferentes a las otras. Otro de los puntos que diferencia a estas propuestas bursátiles es que son objeto de las operaciones de los inversores más especulativos. En donde entran y salen de sus posiciones con una gran rapidez. Incluso dentro de la misma sesión bursátil. Son valores, por tanto altamente identificables si deseas abrir posiciones a partir de estos momentos.

Otro de los factores que debes tener en cuenta para operar con estas pequeñas compañías es que presentan una enorme volatilidad en sus cotizaciones. Con unas diferencia muy notables entre sus precios máximos y mínimos. Que en algunos casos muy concretos pueden llegar a superar niveles por encima del 10 %, incluso más. Por este motivo los chicharros son los valores predilectos por parte de los traders o inversores con mayor experiencia en los mercados financieros. Es mucho el dinero que puedes ganar en sus operaciones. Pero por las mismas razones dejarlos por el camino.

Desde luego que los chicharros no son los valores más propicios para una inversión estable. Ni mucho menos, sino por el contrario para impulsos muy agresivos en la renta variable. Debes emplear una estrategia completamente diferente con resto a otros valores de la bolsa. Tanto en lo que se refiere a los periodos de permanencia como al importe a cubrir y niveles de entrada y salida que debes aplicar en sus operaciones. Se trata en cierta forma de un sector muy especial de la renta variable nacional. En donde se rigen por sus propias normas de actuación. ¿Te interesa conocer algo más sobre estos valores tan curiosos?

Chicharros: ¿cómo cotizan?

Esta clase de valores tan específicos pueden contar con un potencial de revalorización realmente muy alto, por encima de otras propuestas más convencionales. Pero por otra parte, los disgustos que pueden darte en la conformación de sus precios pueden ser muy preocupante. Incluso con el riesgo real de que sus empresas puedan quebrar o entrar en un proceso de suspensión de pagos. Como ha pasado en los últimos años con algunas de ellas. Con los perderías todo el dinero que has invertido. Porque no puedes olvidarte que son unas empresas muy peligrosas para los pequeños y medianos inversores. Razones no te faltan para ser prudente a partir de estos momentos.

Sus movimientos en los mercados financieros están muy bien delimitados. En este sentido, el precio de sus acciones se mueve con muy pocos títulos. No en vano, otra de sus características más relevantes es que apenas tiene capitalización. Pocos inversores pueden manejar sus precios a su antojo. En este sentido, las garantías que te ofrecen los denominados valores chicharros son más bien mínimas. No es posible cuantificar un precio objetivo con los que la estrategia en la inversión que deberás aplicar es muy complicada. Los sentimientos del inversor al fin y al cabo es el detonante de buena parte de sus actuaciones. Por encima de otras consideraciones técnicas y fundamentales.

Chicharros más rentables

preciosDentro de este grupo sectorial tan especial de la renta variable nacional hay un grupo de compañías cotizadas que han destacado este año por sus amplias ganancias. Uno de estos ejemplos está claramente representado por eDreams Odigeo que durante este ejercicio se ha apuntado unas ganancias cercanas al 40 %. Como consecuencia de la mejora de sus previsiones de ingresos en 2018 y 2020. Hasta el punto que ha animado a una parte de los pequeños y medianos inversores a entrar en sus posiciones durante el último trimestre.

Otro de los valores que se encuentran dentro de esta tendencia es Gam ya que acumula unos porcentajes similares durante este periodo objeto de análisis. En donde sus ventas han generado un apreciable aumento del 7 % con respecto a los nueve primeros meses de 2016. Siendo, en cualquier caso, otras de las propuestas en bolsa que han salido beneficiados de este año que está a punto de cerrar sus puertas. Por otra parte, Oryzon Genomics se ha revalorizado en estas últimas semanas caso un 50,64 %. La subida vino impulsada por un informe en el que le da un precio objetivo de 7,66 euros en función del desarrollo de algunos de sus productos farmacéuticos. Con una atención mayor por parte de las compras en los mercados de renta variable.

Otros ganadores en el 2017

La lista de empresas que han salido como victoriosas de este ejercicio se han ampliado a otros valores que ejercen como chicharros. Hasta el punto de que algunas de ellas se han confirmado como auténticas revelaciones durante este año. Este es el caso concreto de Solaria, Fluida o la teleco Más Móvil que han avanzado bajo porcentajes muy llamativos que en algunos casos se han acercado hasta niveles del 50 %. Es especialmente llamativa la posición de esta última empresa que está obteniendo poco a poco el favor de los pequeños y medianos inversores n forma de compras masivas.

Se trata de empresas no muy importantes, pero que están ayudando a que muchos ahorradores incrementen el saldo de su cuenta de resultados de cara a hacer balance a finales de año. Con subidas más verticales que las generadas desde los valores de primera fila que están integrados en el Ibex 35. No en vano, estos chicharros de la bolsa española cotizan en índices menores o secundarios. Incluso cada vez es más frecuenten que formen parte del Mercado Alternativa Bursátil (MAB). Un índice que ofrece muy buenas rentabilidades, pero que también aporta mayor riesgo para iniciar las operaciones.

El peligro de contratar estos valores

valoresDe cualquier forma, suscribir uno de los denominados valores chicharros te lleva aparejadas muchas dudas desde el principio. Esto es debido a muchas causas y de diversa naturaleza que pueden afectarte si te vas a inclinar en los próximos días por abrir posiciones. Entre las cuales están las siguientes que te exponemos a continuación.

  • Si las cosas van mal en los mercados financieros es mucho más lo que puedes perder que ganar. Con unos descensos en su cotización que por lo general son muy verticales. En especial si la tendencia bajista se mantiene a largo plazo.
  • Es cierto que la oferta que presentan los chicharros es muy amplia y con presencia de todos los sectores bursátiles. Pero no menos cierto es que se trata de empresas que basan su crecimiento en las expectativas de sus modelos de negocio. Generalmente ligadas a las nuevas tecnologías o nuevos nichos de mercado.
  • Si lo que buscas a partir de estos momentos es cobrar un dividendo es mejor que te alees de estas propuestas. Ya que en ningún caso te encontrarás con este reparto entre los accionistas. Además, están dirigidas a un perfil de inversión muy definido. En donde prima el riesgo por encima de la seguridad.
  • No son valores tranquilos, ni mucho menos. Lo mismo puede subir en un día un 15 % que al siguiente dejarse el mismo porcentaje o incluso con márgenes aún más elevadas. Hasta el punto que no te dejaran en ningún momento tranquilo. Si eres un inversor muy nervioso será mejor que te abstengas de esta clase de operaciones tan peligrosas para tus intereses.
  • Otra de sus características más relevantes consiste en que no son valores ciertamente líquidos. Sino todo lo contrario, corres el serio riesgo de quedarte enganchado en sus posiciones con cierta finalidad. No será muy extraño que tengas dificultades para salir de sus posiciones en algún que otro momento. O al menos no cuando tú deseas realmente.
  • Uno de los riesgos sensibles en sus compras es que las empresas de estas características puedan tener algún que otro problema para desarrollar sus líneas de negocio. Incluso con el riesgo más que evidente de que puedan cerrar o puedan pasar por un proceso de suspensión de cotización o hasta quiebra empresarial. No puedes descartar esta posibilidad, ni mucho menos.
  • Desde luego que los valores llamados como chicharros no son los más recomendables para que hagas inversiones por fuertes cantidades de dinero. Si no más bien todo lo contrario, te tendrás que limitar a cantidades monetarias muy pequeñas. Y en todos los casos como parte de una inversión secundario. Nunca como la principal.
  • Está bien que los valores, pero siempre que asumas que será una decisión muy complicada para llevar a cabo. No solamente tienes que digerir las ventajas que te aportarán sus operaciones. Sino que por el contrario, tener presente todas las desventajas que te generan estas propuestas en la renta variable nacional.
  • Por otra parte, nunca te encontrarás con valores de estas características en las carteras de inversión diseñadas por parte de las grandes gestoras o intermediarios financieros. No en vano, son compañías con muy poco peso específico en las decisiones que toman.
  • Como última advertencia no puedes olvidarte que requieren de un mayor seguimiento por tu parte. Deberás dedicar más tiempo a su análisis y desarrollo en los mercados financieros.

Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *