Cheque conformado

Cheque conformado

Un cheque conformado es una representación de un título de crédito el cual contiene la promesa de tener que pagar a la vista el importe que se ha indicado. En la práctica, esto se trata de cheques que los bancos emiten de forma previa al pago y que se les obliga a pagarlos a la vista en el momento en que se presentan. La emisión de un cheque conformado presupone una disponibilidad previa del dinero que se indicó, es decir, que la cantidad depositada superior al banco emisor que será el que haga efectivo aquel importe.

Seguro que más de uno ha de pensar que es lo mismo un cheque bancario y un cheque conformado, pero el problema es que no se distingue entre uno y otro, por lo que se ocasiona confusión. No obstante, son muy diferentes, así como las consecuencias de optar por uno o por otro pueden tener un cambio dramático. Así que la pregunta antes de tomar la decisión de cuál usar tiene mucho sentido.

El cheque conformado es un cheque normal, el típico cheque de una cuenta corriente, de esos que se cuenta con un talonario. Lo que lo hace especial es la cláusula de conformidad la cual se hace constar en la parte de atrás que dicha cláusula en el banco deja constancia de que existen los saldos en la cuenta, reteniéndolos para que se abonen contra ese cheque. Lo que sucede normalmente es que, si solicitan que el cheque sea conformado, debes de presentarte ante el banco, emitir el cheque, que retengan el dinero en la cuenta y que te lo sellen tal y como mencionamos, para que el dinero no pueda ser dispuesto para otros fines.

En cambio, el cheque bancario es distinto. El cheque es emitido por el propio banco, por lo que no se necesita que el cliente tenga una chequera. Ni tampoco se necesita que tenga cuenta en el banco que lo expide. Bien contra metálico o bien contra dinero depositado en alguna cuenta, el banco emitirá un cheque contra cuentas internas suyas. El emisor del cheque es el propio banco, el cual está obligado al pago.

Seguro te preguntarás si no se te garantiza por ambos la fórmula de cobro. La respuesta es que no, no de la misma manera. Esto es debido a que el cheque conformado nos retiene el dinero solamente en el plazo que se marca en la cláusula que regularmente son 15 días. Después de esa fecha, se puede intentar hacer el cobro, pero no es una garantía. Es más, dicha retención en la cuenta no se puede oponer a un embargo o a un concurso de acreedores, razón por la que es posible que nos enfrentemos ante cheques conformados impagados.

El cheque bancario no tiene un plazo en especial en que funcione la garantía, esto es debido a que la garantía estriba en tener una emisión directa por el propio banco. Si se atiende a la ley del cheque, todos los cheques del banco ya sean conformados o no, deben de presentarse a ser cobrados todo dentro de un plazo de 15 días después de que se haya realizado su emisión, pero esto no quiere decir nada más que de no hacerse podrían perderse ciertas ventajas de tipo judicial en caso de que exista un impago.

Es evidente que en el caso de los cheques bancarios ese riesgo es irrelevante hasta hoy en día, razón por la cual no resulta fuera de lo común encontrarse con cheques bancaros que pueden tardar en cobrarse hasta tres meses incluso. Por dicho motivo y considerando que el coste normalmente es idéntico, creo que el cheque de banco se impone de forma clara, por seguridad general, universal además de su notable comodidad.

El cheque conformado es distinto del cheque bancario también en otros aspectos, como lo es que, en el caso del cheque conformado, el banco está obligado a pagar el importe que se indica en el documento y por dicho motivo el portador del cheque cuenta con la certeza absoluta de que el banco responderá y pagará el importe que en el título se indica solo cuando esté cubierto. Es decir, únicamente cuando haya fondos en la cuenta del cliente que ha sido el emisor del cheque. Mientras que el cheque de banco corre el riesgo de estar emitido sin fondos, en cambio los cheques conformados no corren peligro alguno.

Condiciones para que se valide el cheque conformado

Cheque conformado

Existen algunas condiciones para que la validación del cheque conformado se lleve a cabo. Te las explicamos a continuación:

  • Que haya una indicación de que la suma indicada se pagará a la vista.
  • Que esté inserto en el título de la denominación de conformado o también puede estar en la de visado o certificación.
  • Que conste el nombre del tomador, esto es ya que, al tratarse de un título a la orden, no se puede emitir por el portador.
  • Que tengan indicadas la fecha y el lugar en el que se emitió el título.
  • Que esté firmado por el banco el cual emitió el cheque.

La presentación del cheque conformado debe de ser dentro de un plazo de aproximadamente quince días desde el momento en el que se emitió por parte del banco o de los plazos que anteriormente se han señalado según el lugar en el que se emitió el cheque. Sin duda alguna, el cheque es una de las modalidades de pago más utilizadas en todo el mundo. El cheque no solo se usa para pagar los bienes que se adquieren en los comercios, sino que también lo usa una empresa para poder pagarles a sus proveedores o a algún trabajador que se haya desempeñado a manera de freelance, entre otros casos.

A grandes rasgos, el cheque se trata de un documento o de una orden de pago que ha sido escrita la cual faculta a la persona a la cual se le extiende, de poder retirar una suma de dinero en efectivo y que está se deposite en una cuenta bancaria la cual normalmente corresponde a la persona o a la empresa que hace el pago, es decir, el firmante del cheque dispondrá de una cuenta bancaria en ese banco que pueda emitir el cheque en cuestión.

En tanto y como una buena manera de pago tan popular, nos podremos encontrar con distintos tipo de cheques, siendo el cheque conformado uno de tantos.

El cheque conformado es aquel tipo de cheque en el que la institución bancaria o financiera es la que tiene que pagarlo, se asegura a aquella persona que debe encargarse de cobrarlo de que lo va a poder hacer conforme porque la persona que le entrega ese cheque puede disponer de fondos suficientes para hacer frente a este pago. O sea, que con el cheque conformado no podría existir duda alguna para quien lo reciba de que el dinero que se entregará es el mismo que se indica para pagar.

Esto quiere decir, que para que el cheque conformado se pueda reconocer y sea válido como tal, las entidades financieras que lo emiten tendrán que colocar en el documento de pago una cláusula o una leyenda que especifique el conforme, certificado, entre los más comunes, además de la firma.

Cheque conformado
también existe otra cuestión que está atada a la emisión de este tipo de cheque en particular y es que el banco suele retener en la cuenta al cliente la suma que éste debe de abonar por medio del cheque conformado. De este modo se garantiza que los fondos se encuentren disponibles de cualquier manera. Cabe resaltar que el banco que ha emitido que está por emitir este tipo de cheque, va a realizar un cargo de cobro a su cliente a manera de comisión.

Así como la razón de ser de los mencionados cheques es que se garantice su cobro sin dudas, son muchos los acreedores que los demandan para asegurarse de que van a recibir el pago que se les debe. El cheque conformado se trata de una modalidad de cheque la cual se caracteriza por el hecho de ofrecer una garantía del cobro. De este modo una persona que ha recibido un documento de estos tendrá la plena seguridad de que en el lapso de una fecha prevista podrá ir a reclamar el dinero que le corresponde y evitarse cualquier tipo de problema que se relacione.

Los cheques conformados son una de las variantes que permiten en este caso que se cuente con una garantía en lo que corresponde a la cobranza del documento. Esto en efecto es en el caso de un cheque normal al que se le da la posibilidad de cobrarse y estará supeditado al hecho de que se tenga dinero en la cuenta de banco o no, este hecho puede dar lugar a estafas o a problemas de impago por falta de liquidez temporal.

Como te puedes imaginar, un cheque de este tipo posee una gran cantidad de ventajas para ciertas circunstancias, en las cuales se dude del cobro del dinero. De este modo, el mismo puede suplir una falta de confianza en el que expide el cheque o un temor ante la falta de pago por una suma fuerte de dinero, por lo que se ofrece en este sentido una satisfactoria solución. Así que el cheque conformado puede entenderse también como una garantía.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *