publicidad

Vender un piso rápido y sin bajar el precio. Parece un sueño, pero puedes conseguirlo aplicando algunos trucos recomendados por agentes expertos.

La subrogación hipotecaria en sí puede ser dividida en dos tipos de subrogaciones; la subrogación personal subjetiva y la subrogación real objetiva.

Si tu plan es comprar una casa y sabes que te quedarás ahí por mucho tiempo, entonces debes concentrarte en financiar tu hipoteca con tipo fijo