Cambios en los hábitos de la inversión: ¿ha llegado el momento de las tecnológicas?

Nuestros hábitos cotidianos y relaciones o comportamientos en la inversión se han visto alterados por las medidas de confinamiento implementadas por varios países en el mundo para tratar de evitar la propagación del coronavirus. Hasta el punto de que se ha mostrado un mayor interés hacia algunas de las compañías ligadas a las nuevas tecnologías, y debido a que en algunos de los casos se han revalorizado en este periodo tan complejo en los mercados de renta variable en todo el mundo. En líneas de negocio que se han beneficiado de los nuevos hábitos en el consumo y que se han convertido en auténticas oportunidades de negocio.

No podemos olvidar que en estos momentos las aplicaciones y los softwares que algunas de estas empresas cotizadas muestran revalorizaciones por encima del 20 %. Aunque para ello haya que dirigirse a realizar sus operaciones en bolsa en el índice tecnológicos de EEUU, el Nasdaq. Con una mayor volumen de contratación incluso que en otros periodos más normales en el año. Se trata del lado positivo de las inversiones en la compra y venta de acciones en bolsa. Y desde donde se puede rentabilizar el capital disponible a partir de estos momentos tan difíciles. Es cierto que son pocos valores, pero los suficientes como para apostar por estos mercados financieros.

Dentro de este contexto general, podemos realizar algún que otro movimiento a partir de estos momentos. Pero sabiendo muy bien en donde invertimos nuestro dinero para que de esta forma no tengamos sorpresas no deseadas. Porque en efecto, no todos los valores del sector de las nuevas tecnologías han tenido el mismo comportamiento en estos días. Hasta el punto de que algunos de ellos se han desplomado en su valoración en bolsa, con caídas muy cercanas al 50 %, al igual que en los índices bursátiles más tradicionales o convencionales. Con pocas diferencias respecto a BBVA, ACS, Telefónica o Banco Santander, por poner tan solo algunos ejemplos de esta tendencia.

Tecnológicas: la hora de Netflix

Esta plataforma para el ocio y el entretenimiento se ha visto reforzada en sus posiciones como consecuencia del confinamiento implementado por varios países en el mundo para tratar de evitar la propagación del coronavirus. Hasta el punto de que está tendiendo en estos complejos días una mayor demanda por parte de todos los usuarios al requerir sus servicios de una forma recurrente. Y lo que ha llevado a que sus acciones se hayan revalorizado desde los primeros días del mes de marzo. Siendo una de las propuestas que está siendo aconsejada mayoritariamente por parte de los diferentes agentes o intermediarios financieros. Para formar parte de nuestra cartera de inversión de cara a los próximos meses y para cualquier clase de perfil en los pequeños y medianos inversores.

Mientras que por otra parte, hay que incidir en el hecho de que esta empresa se ha visto inmersa en movimientos corporativos como consecuencia de la aparición del coronavirus. En este sentido, cabe resaltar que el Comisario Europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, pidió el 18 de marzo a los operadores de telecomunicaciones y a las plataformas de streaming que tomaran medidas para aligerar las redes a fin de facilitar el teletrabajo y la educación online a distancia. Como efecto colateral en Netflix de este suceso que afecta a buena parte de la población en el planeta. Y que en cierta forma va a condicionar su valoración en los mercados de renta variable internacionales.

Mejor comportamiento en el Nasdaq

El índice tecnológico en EEUU, el Nasdaq, ha sorprendido a buena parte de pequeños y medianos inversores al comportarse mejor en estos días que el Dow Jones. Mientras este se ha depreciado en un mes en torno al 25 %, el Nasdaq en tan solo algo menos que el 20 %. Este hecho ha generado que se hayan ido muchos flujos monetarios hacia este mercado financiero. No en vano, y para sorpresa de muchos, se ha erigido en valor refugio para llevar a cabo las inversiones. En sustitución de algunos sectores tan tradicionales, como por ejemplo las compañías eléctricas ya que se ha mostrado un mejor comportamiento desde el 1 de marzo. En donde se han refugiado también algunos fondos de inversión muy relevantes en el sector.

Al igual que el hecho de que pertenecen en algunos de los casos a líneas de negocio que son muy requeridas por parte de los usuarios de todo el mundo. Como en el caso concreto de aplicaciones tecnológicas, contenidos audiovisuales y programas de ocio y entrenamiento que están teniendo en estos días unas ventas muy altas y que no obtenidas en los periodos precedentes. Siendo uno de los segmentos emergentes y para sorpresa de buena parte de los pequeños y medianos inversores. Aunque en España la oferta es prácticamente mínima y tan solo está presente en los mercados alternativos bursátiles y bajo modelos de negocio muy modestos.

Nueva oportunidad de negocio

El mundo de la innovación crece a pasos agigantados. Quizás, por eso, las compañías tecnológicas están conquistando el mercado de renta variable en estas semanas al ofrecer productos y servicios que están siendo de primera necesidad. Por este motivo, no es de extrañar que estas compañías sean objetivo de las compras por parte de los usuarios bursátiles. Y este incremento en las ventas se ha traslado a un cambio en su valoración en los mercados de renta variable internacionales. Aunque queda por comprobar si esta tendencia será puntual o si por el contrario se mantendrá a partir de estos momentos de una manera recurrente y con un progreso en su valoración en los mercados financieros de cara al medio y largo plazo.

Por otro lado, no menos importante es el hecho de que al final puede ser la solución para buena parte de los pequeños y medianos inversores en la decisión que vayan a tomar en estos días tan especiales para todos. Por encima de sectores tan convencionales, como por ejemplo el bancario, construcción, telecos, industria y hasta las propias compañías de la energía. A pesar de que puedes mostrar una mayor volatilidad en sus precios con divergencias muy altas entre sus precios mínimos y máximo y que en algunos casos pueden incluso superar niveles del 10 %. Pero con una tendencia menos negativa que en la restante oferta bursátil que es de lo que se trata al fin y al cabo en este periodo del año.

Mayor consumo de contenidos on line

El sector de Internet en Estados Unidos recoge la cotización de las principales empresas de este sector tecnológico en este mercado de renta variable, y en la que se incluyen desde empresas consolidadas a otras en vías de expansión, aunque la oferta que ofrece este segmento bursátil está claramente por debajo de las que ofrecen en estos momentos las bolsas chinas o japonesa, sobre todo en lo que se refiere a su cantidad, más que en su calidad. Mientras que por otra parte, no puede olvidarse que las posibilidades de revalorización son enormes debido a las especiales características de estos valores, pero ojo, también las pérdidas que se pueden contraer. Para comprobar este peligro baste recordar que dos de los integrantes de este índice llevan en los primeros cuatro meses de cotización minusvalías que se aproximan al 40 %.

Por otro lado, son empresas, que por lo general, no suelen repartir ningún abono por dividendo, lo que le resta competitividad frente a los valores que si lo hacen. Y que en cierta forma, van dirigidas a un perfil de pequeño y mediano inversor más agresivo, que antes se distinguía por buscar mayores rentabilidades en muy corto espacio de tiempo. Con mayores riesgos en las operaciones ya que si bien es cierto que en estos valores se puede ganar mucho dinero, también se debe contemplar que puedes dejarte grandes cantidades monetarias por el camino de estas inversiones. Pero parece que esta tendencia ha cambiado en estos días y se ha puesto de manifiesto en los hábitos de los usuarios bursátiles,

Incremento en su oferta bursátil

Mientras que por último, es muy importante resaltar que esta clase de valores se van a incrementar en su oferta en los próximos años. Hasta el punto de que según algunos informes se constata que representarán casi el 60 % de las oferta de estos activos financieros. Abarcando a más segmentos empresariales de donde están ubicados en este preciso instante. Como por ejemplo, dedicándose a actividades financieras que hasta ahora solo llevaban a cabo los grupos financieros.

Para que a la larga su valor en bolsa sea cada vez más importante desde todos los puntos de vista. Al igual que su innovación en todos los productos y servicios que ofrecen a los clientes o usuarios y como elemento diferenciador con respecto a las líneas de negocio más tradicionales. Son más que motivos suficientes como para mirar a las nuevas tecnologías con otra mirada en el momento de conformar nuestra próxima cartera de inversión. En donde debe haber un hueco para incluir esta clase de valores tecnológicos. Puede ser una operación muy rentable a partir de este instante en las inversiones en bolsa, con un simple cambio de estrategia.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.