Cambio en los dividendos que reparte Endesa

De todos es sabido que Endesa es uno de los valores del mercado de renta variable más rentable en lo referente al reparto de sus dividendos. Ofrecen un tipo de interés que está muy cercano al 7 % y está dentro del top 5 del índice selectivo de la renta variable nacional, el Ibex 35. Pero en la última reunión de su órgano rector ha cambiado un poco la forma de remunerar a sus accionistas. Con un pequeño decrecimiento que te va a afectar al saldo de tu cuenta de ahorro. Para que llegues al final a la conclusión de que esta compañía ya no será tan rentable como hasta estos momentos.

Dentro de un sector, como es el eléctrico, que está a la cabeza de esta gratificación a los pequeños y medianos inversores. No solo esta compañía, sino otros como Iberdrola, Enagás, Naturgy o Red Eléctrica Española. Con retornos sobre el ahorro que van desde el 5 % y hasta el 8 %. Como estrategia para crear una bolsa de ahorro muy estable de cara al medio y sobre todo largo plazo. O lo que es lo mismo, el desarrollo de una cartera de renta fija dentro de la variable como fórmula para preservar tu capital por encima de otras consideraciones más agresivas en la inversión.

Pero ahora con el nuevo cambio en el pago de los dividendos en Endesa se puede generar un cambio en las estrategias en la inversión por parte de los pequeños y medianos inversores. Y que puede llevar a que las restantes compañías del sector tomen las mismas medidas en los próximos meses. En el sentido de que puede ser una tónica general entre los valores que cotizan en los mercados de renta variable. Tal y como se ha se ha recomendado desde diferentes instancias de la economía de la Unión Europea y que están llevando a cabo otros sectores bursátiles. Como por ejemplo, el bancario o el de las constructoras.

Endesa: rebaja progresiva

La empresa eléctrica ha pagado en el ejercicio 2019 un pago de dividendo de 1,40 euros por cada acción. Pero que se aumentará en el 2020 hasta alcanzar los 1,60 euros aproximadamente. En cualquiera de los casos, a partir de esta fecha se producirá un cambio de tendencia que perjudicará los intereses de los pequeños y medianos inversores. Como consecuencia de sus inversiones en energía verde y que le exigirá un mayor esfuerzo monetario a partir de ese instante. En un plan que Endesa ha regulado hasta el año 2023 y que ha sido divulgado en las pasadas semanas.

Porque en efecto, ya en el año 2021 el dividendo de esta empresa se relajará hasta el reparto de 1,40  euros y en el próximo ejercicio llegará hasta los 1,30 euros por acción. En todo caso, desde la empresa eléctrica se ha puesto de manifiesto que nunca bajaran de estos márgenes de intermediación. Si no que por el contrario, podría mejorarse estos baremos de beneficios que se han manifestado desde Endesa. Todo dependerá del nivel de beneficios que obtenga esta empresa a partir de estos momentos. Con una rebaja de unas cuantas décimas en la rentabilidad de esta remuneración que tienen los inversores.

Reducirá un 30 % los dividendos

En cualquier caso, Endesa recortará al final del periodo su ‘pay out’ al 70 % para respaldar su perfil de crecimiento y apuesta por el impulso a las renovables, dedicaba el 100 % hasta ahora. En este sentido, hay que recordar que El año pasado la compañía ya dio un giro en la política de dividendos que había instaurado en sus últimos planes, que recogía hasta entonces un ‘pay out’ del 100 %, para anunciar un recorte al 80 % en 2021. En esta ocasión, para el año 2022 destinará a retribución a sus accionistas el 70 % de su beneficio.

En la actualización de su plan estratégico remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el grupo señala que este año pagará un dividendo mínimo de 1,4 euros brutos por acción, que en 2020 alcanzará los 1,6 euros. Mientras, la retribución al accionista en 2021 se situará en un mínimo de 1,4 euros brutos por acción y en 2022 ascenderá a 1,3 euros por título. Este hecho noticiable desde luego que puede cambiar la estrategia que pueden desarrollar los pequeños y medianos inversores a partir de estos momentos. Incluso en algunos casos, con traspasos a otros valores que han incrementado esta remuneración al accionista.

Nueva situación para los inversores

Endesa estima un crecimiento medio anual en el periodo de su beneficio neto de en torno al 8 %, frente al 7 % del periodo anterior, pasando de los 1.500 millones de euros para este año a unas ganancias de 1.900 millones de euros en 2022. En lo que se conforma como un cambio respecto a las políticas que mantenía la empresa hasta estos momentos. En donde el total de sus beneficios, el 100 %, iban destinadas a la remuneración de todos sus inversores. Y que parece que esta tendencia ha terminado, al menos al corto y medio plazo. Con menor liquidez en su cuenta de ahorra y que puede incidir en la elaboración de nuestra próxima cartera de valores de cara al medio y largo plazo.

Mientras que por otra parte, también hay que incidir en el hecho de que la nueva ‘hoja de ruta’ recoge así un crecimiento constante de las ganancias de la energética, que prevé un beneficio neto en torno a los 1.700 millones de euros en 2020. En donde una de las claves consistirá en los beneficios que genere la compañía eléctrica a partir de estos momentos. Por tanto habrá que estar muy atento a los resultados empresariales que se publican cada trimestre y que puede dar las pautas de actuación por parte de los pequeños y medianos inversores.

A pesar de que el escenario técnico de Endesa era excelente, más aún lo es desde hace unas semanas en que ha entrado  en la figura de subida libre. Es la más beneficiosa de todas ya que no tiene resistencias por delante y por tanto su apreciación no tiene límites de ninguna clase. Otra cosa bien es lo que pueda pasar con el valor y se van a producir correcciones en su precio como consecuencia de las últimas subidas y que han llevado al valor a cotizar muy cerca de los 25 euros por cada acción.

Impulso al coche eléctrico

Endesa X instalará dos nuevos equipos de recarga ultrarrápidos mediante pantógrafos para los autobuses eléctricos de la línea H16 de Barcelona, que une el Fórum con la Zona Franca. El objetivo es garantizar la carga de los 22 autobuses de TMB que actualmente circulan por esta línea metropolitana y dar un mejor servicio a los viajeros. Con menor liquidez en su cuenta de ahorra y que puede incidir en la elaboración de nuestra próxima cartera de valores de cara al medio y largo plazo.

Actualmente, la línea H16 ya está dotada de una estación de recarga eléctrica en cada uno de los extremos de la línea (Zona Franca-Cisell y UPC-Campus Diagonal Besòs), que fueron instalados también por Endesa hace tres años y que fueron pioneros en España y Europa. Con los dos nuevos pantógrafos, que se instalaran también al principio y final del recorrido de 12 kilómetros, se reforzará la infraestructura de recarga en consonancia con el incremento de oferta de esta línea, que ha pasado de tener 20 unidades estándar en 2014, cuando se puso en marcha con el recorrido actual, a los 22 articulados actuales. Como una de sus principales señas de identidad frente a sus competidores.

Resultados en líneas con los esperados

Los resultados de Endesa de los nueve primeros meses del año han seguido la buena línea marcada por los presentados hasta junio, lo que permite anticipar la consecución de los objetivos para el ejercicio 2019 comunicados por la empresa al mercado en el marco de su Plan Estratégico. La buena gestión del mercado liberalizado, en un entorno muy complicado, tanto en el negocio de electricidad como en el de gas, sigue siendo el factor clave de estos buenos resultados, a lo que se han sumado la estabilidad del mercado regulado y el éxito en el esfuerzo de contención de costes.

Por otro lado, cabe destacar que se ha producido una significativa caída en la demanda de energía eléctrica durante los nueve primeros meses del ejercicio (-3 % en términos ajustados) como consecuencia de las altas temperaturas del período y del impacto de la ralentización de la economía sobre el consumo energético de las grandes empresas. Además, se ha registrado un incremento en el precio de los derechos de CO2, una caída significativa del precio del gas y una menor disponibilidad de la generación hidráulica, lo que ha llevado a que las centrales de carbón hayan sufrido una importante falta de competitividad en la cobertura de la demanda de mercado y a que, por consiguiente, hayan acentuado su exclusión de este.

Por este motivo, y ante la clara ausencia de perspectivas de mejora en el futuro, la compañía anunció en septiembre la decisión de promover la discontinuidad de la actividad de estas centrales y, en consecuencia, realizar un deterioro contable de su valor que, finalmente, ha ascendido a 1.398 millones de euros con un impacto en el resultado neto de 1.052 millones de euros.


Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Juan dijo

    De hecho habrá una buena rentabilidad para Endesa y que decir para sus empleados con las utilidades anuales. Tan buen aliento para su personal como el que se hace en los eventos para empresas.

    Siempre actualizar al personal:
    https://eventosteambuilding.es/actividades/actividades-empresas/