¿Buscar altos dividendos es rentable para nuestros ahorros?

dividendosUna de las características de la renta fija es que no ofrece ninguna rentabilidad en estos momentos. Hasta el punto que muchos inversores tratan de subsanar este grave problema dirigiéndose a los dividendos que reparten las empresas entre sus accionistas. No en vano, depósitos a plazo, pagarés bancarios o bonos raramente superan niveles del 1 % en sus intereses. Como consecuencia del abaratamiento en el precio del dinero tras las políticas monetarias llevadas a cabo por el Banco Central Europeo (BCE).

Esta situación en el precio del dinero ha llevado a que muchos ahorradores tratan de buscar nuevas oportunidades de negocio para rentabilizar su capital. Y una de las formas que tienen para conseguirlo es a través de esta remuneración, es decir de los dividendos. Porque es una forma sencilla y original de conformar una renta fija dentro de la variable. Para mejorar los retornos sobre los ahorros y pueden encarar con mayores garantías de éxito el encarecimiento de la vida a través del repunte de la inflación.

Pues bien, si bien a priori el cobro de los dividendos es una buena idea para mejorar los márgenes que irá a parar a tu cuenta de ahorro, también ofrece una serie de dudas. Es conveniente que las sepas para que puedas dictaminar cuál es la mejor estrategia de inversión que puedes emplear a partir de estos momentos. Porque no son muchas las propuestas que tienes a mano para mejorar el saldo de tu cuenta corriente. Y la mayoría de ellas pasan por involucrarte más en los mercados de renta variable. Así de claro.

Dividendos: ¿es buena estrategia?

Basar una planificación financiera en acciones con alta rentabilidad por dividendo puede ser muy beneficioso para sus intereses personales. Pero no exento de peligros, tal y como vas a poder comprobar desde estos instantes. No por las operaciones en sí, sino porque te puede alejar de otros activos financieros con un escenario muy beneficioso para los próximos meses. Es algo que solamente tú mismo tendrás que dilucidar para conocer qué es lo que te conviene en los actuales momentos.

Puede que esta estrategia tan especial la formalices para desarrollar una bolsa de ahorro a medio y largo plazo. Para satisfacer cualquier capricho personal o incluso para planificar la jubilación, aunque todavía seas muy joven. Su finalidad puede ser diversa y con toda clase de matices. Aunque sean los ahorradores más defensivos y con mayor edad los que se decantan por este modelo de gestión en su patrimonio.

No obstante, optar por esta cartera puede ser muy peligroso para tus intereses. El motivo se debe a que puedes olvidar sectores tan estratégicos en la bolsa que no parten del reparto de esta retribución. En donde uno de los más relevantes es el tecnológico. Tampoco debes invertir en estos valores por el solo hecho de que reparten dividendos. Puede ser un error que pueda hacerte olvidar otras oportunidades de negocio en los mercados de renta variable.

No es un pago gratuito

pagoNo puedes olvidarte que nadie da nada gratis y mucho menos las empresas cotizadas en bolsa. Los dividendos es un importe que te dan y que se descuenta automáticamente desde su devengo. Aunque normalmente los recuperan en su cotización a las pocas sesiones bursátiles, incluso superando esos niveles. Pero no es una regla que se cumpla en todas las ocasiones. De todas formas, será un pago que tendrás garantizado todos los años. Con una regularidad de abono que puede ser trimestral, semestral o anualmente, en función de la política retributiva de la empresa en cuestión.

A través de esta estrategia estás en las condiciones de generar un retorno a los ahorros de hasta el 8 %. Con mucho mejor margen que por medio de los productos bancarios (bonos, depósitos a plazo o pagarés bancarios, entre los más importantes). Aunque destinado a un perfil de inversor más agresivo que en el de estos modelos de ahorro. Porque independientemente de este aspecto en la retribución, puedes sufrir los vaivenes de los mercados financieros. Bajando o subiendo en la cotización de sus precios.

Planificar la jubilación

jubilaciónOtra de las finalidades más relevantes de los valores que reparten dividendos es la de crear un plan de jubilación consistente. Desde este escenario, el plazo de permanencia iría a medio y sobre todo largo periodo. No en vano, permite acumular una renta fija todos los años. A lo que se puede añadir las posibles revalorizaciones de las acciones compradas. Para que de esta manera, te plantes en los años dorados con un saldo monetario mucho más potente.

Puedes emplear este modelo de ahorro tan especial a partir de los 40 o 50 años. Si eres más joven no será momento para confeccionar este plan de ahorro a través de los dividendos. Desde un importe muy modesto y que es muy asequible para cualquier perfil de ahorrador que presentes. Con unos resultados que pueden ser más favorables para tus intereses personales y por encima de otros programas destinados para cuando llegue tu jubilación. Y si puede ser asesorados desde un departamento financiero, pues mucho mejor.

¿Cuáles son los mejores rendimientos?

Si te planteas por esta alternativa en la inversión deberás conocer que las empresas eléctricas son las que dan un dividendo más generoso. Con retornos que oscilan entre el 5 % y 8 % y que generalmente a través de un pago semestral. Cotizadas como Iberdrola, Endesa, Gas Natural o Red Eléctrica son algunas de las propuestas por las que puedes optar a partir de estos momentos. Por encima de los restantes sectores bursátiles, incluido el bancario. Además, son empresas que mantienen una cierta estabilidad en sus precios. Con poca volatilidad y un gran liquidez en la comercialización de sus títulos.

También puedes acudir a fondos de inversión que están confeccionados en valores de estas características. Pero con planteamientos más seguros y que te permiten diversificar las inversiones. En vez de invertir en una acción lo haces desde planteamientos más abiertos y en los que se pueden incluir otros activos financieros. Se constituye en otra alternativa para ir desarrollando una bolsa de ahorro a medio y largo plazo, pero poco a poco. Sin espectaculares subidas, pero en donde puedes asumir que las pérdidas no serán muy acusadas.

Aportaciones de estos valores

valoresDe cualquier forma, la utilización de esta estrategia en la inversión te reporta una serie de ventajas muy gratificantes. Y entre las cuales destacan  las siguientes que te exponemos a continuación.

  • Es muy complicado que a largo plazo obtengas amplias pérdidas en las posiciones abiertas en estos activos financieros. Aunque sea a través de planteamientos excesivamente conservadores y que no pueden ser de tu agrado.
  • Siempre dispondrás de una retribución garantizada durante mucho tiempo, incluso para siempre. Solamente tendrás que escoger la propuesta que mejor se adapte a tus características como pequeño y mediano inversor. Entre una extensa lista de empresas que cumplen con esta finalidad.
  • Su tus objetivos están centrados en las operaciones más rápidas, desde luego que no será la alternativa más adecuada para defender tus intereses. Es preferible que te dirijas a otros valores más flexibles y que pueden satisfacer esta demanda tan especial.
  • Si es posible será mejor que te decantes por los valores con dividendo con mejor aspecto técnico y que pueden hacerlo mejor que los restantes. Incluso en los momentos más desfavorables para los mercados de renta variable. Con rendimientos de diversa intensidad y de todos los sectores de la bolsa.
  • Es un dinero que recibirás rápidamente en tu cuenta corriente y que te puede ayudar para afrontar los gastos de tu economía doméstica. O hasta para pagar algún capricho personal, como la compra de una moto o realizar un viaje al extranjero son tus mejores amigos.
  • Es muy útil desarrollar una lista en donde se reflejen todas las empresas que reparten dividendos y la cuantía exacta de los mismos. Para que te sirva de gran ayuda para realizar las compras selectivas de esta clase de valores bursátiles,
  • Por norma general, es realmente aconsejable que al plantearte la posible jubilación elimines la división entre inversión y dividendos. Es un factor que protegerá los riesgos que puede conllevar esta clase de inversiones. Hasta el punto que la planificación en la inversión será siempre más satisfactoria.
  • Puede que tengas alguna que otra duda sobre si te beneficia la aplicación de esta estrategia. Porque en efecto, no siempre será el momento más oportuno para llevar a cabo esta apertura de posiciones en los mercados de renta variable.
  • La mecánica de estos valores se rige siempre bajo las mismas constantes y con pocas diferencias entre uno u otro activo financiero. Pero eso no indica que no debas analizar es escenario anual de estos componentes de la bolsa.
  • Las empresas que reparten dividendos son las más estables de los mercados financieros. Con líneas de negocio sólidamente consolidadas y que reparten los beneficios entre todos sus accionistas. Buena parte de ellas proceden del índice de referencia de la bolsa española, el Ibex 35.
  • No debes incidir en este modelo de inversión si no deseas privarte de mejorar el rendimiento de tu patrimonio personal o familiar. Porque para ello dispones de otras alternativas más eficaces para estos momentos. Con toda clase de productos financieros.

Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   Juan | okmoney dijo

    Uno de los dividendos rentables de ahorro que considero son buenos, son la inversión del dólar por el tiempo de ahorro. Por ejemplo, compro $1000 y lo pongo a plazo fijo a 1 año, gano el 7% de intereses y además de la valorización del dólar al tipo de cambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *