¿Bolsa española, norteamericana o europeas?

Hay un grupo muy selecto dentro de los inversores minoristas que tienen planteada la gran duda de en donde formalizar sus inversiones a partir de estos momentos. Si en la bolsa española, norteamericana o europeas. Se trata de una decisión muy difícil para tomar que tiene como principal objetivo mejorar los márgenes de beneficios en los mercados de renta variable. Sabiendo en todo momento que puede haber diferencia muy apreciables entre ambas plazas internacionales.

La toda de esta decisión por parte de los pequeños y medianos inversores tiene como finalidad que puedan aprovecharse las oportunidades de negocio que se propician desde estos mercados financieros. Pero con un elemento innovador que no es otro que realizando un completo análisis sobre estos mercados de renta variable teniendo en cuenta sus ventajas e inconvenientes. Para que de esta forma, cometamos los menos errores posibles en la gestión de nuestro capital destinado a la bolsa. Y que es al fin y al cabo de lo que se trata en estos casos tan concretos.

Por otra parte, también hay que incidir en el elemento rotatorio de los mercados de renta variable. Es decir, para ganar dinero en la bolsa no hay que ser estático. Si no que por el contrario, es necesario dirigirse de uno a otro mercado en función del aspecto técnico que muestren cada uno de ellos en una situación muy concreta. Al igual que por divergencias que se produzcan en cada momento y que pueden dar las pautas de actuación para optar por unos mercados financieros en detrimento de otros. Realmente es así de sencillo y no debemos desviarnos de estos objetivos tan básicos.

Bolsa española: ¿es el momento?

Desde luego que es el mercado de renta variable que tenemos más a nuestro alcance y sobre todo estamos muy familiarizados con las empresas que cotizan en el mercado continuo nacional. Nada nos es extraño para operar con estos activos financieros y esta es una ventaja indudable si deseamos rentabilizar los ahorros con mayores garantías de éxito. Mientras que por otra parte, tiene como ventaja de que las comisiones y gastos en gestión y mantenimiento son más asequibles que en las restantes plazas internacionales. Como consecuencia de este factor, no cabe duda de que podremos ahorrarnos unos cuantos euros todos los años y que podremos destinar a otras necesidades personales.

Como elemento negativo, el hecho de optar por los mercados de renta variable nacionales, está que podemos perder oportunidades de negocio muy rentables para todos. Por otra parte, no podemos olvidar que el índice selectivo de la renta variable española es el que peor comportamiento ha tenido en los últimos doce meses respecto a los índices del viejo continente. Este hecho puede lastrar la rentabilidad en nuestra cuenta de resultados a finales de año, tal y como ha pasado en los últimos ejercicios bursátiles. En donde la inestabilidad política y social son factores que juegan en contra de esta alternativa a la inversión en bolsa.

Bolsas europeas, ¿por qué no?

Dentro de nuestro entorno más próximo están las bolsas europeas y que muestran una potente diversificación sobre donde podemos invertir nuestro dinero a partir de estos momentos. No obstante, su comportamiento es muy similar a nuestro mercado financiero y con muy pocas diferencias que se puedan apreciar. Aunque por otra parte, cuenta con valores que pueden ser muy interesantes para contratarlos desde estos momentos por su potencial de revalorización y sobre todo por mostrar un excelente aspecto técnico que invita sin lugar a dudas a tomar posiciones de cara a los próximos meses.

Otro de los aspectos más relevantes de estos mercados de renta variable es que te ofrecen una oferta muy amplia. Con los mercados de la bolsa francesa, alemana, holandesa, griega o polaca para determinar tu decisión para relacionarte con el siempre complicado mundo del dinero. Más allá del momento en que estén inmersos estos índices internacionales. Otra de sus inconvenientes más relevantes es que las comisiones de sus operaciones son más expansivas que las nacionales. Es decir, tendrás que buscar mayores márgenes de intermediación para rentabilizar las operaciones desde cualquier clase de estrategias en la inversión. Pero en cualquier caso, es otra de las opciones que tienes en estos momentos para mejorar tu cuenta de resultados global.

La renta variable USA en máximos

El mal de altura de la renta variable de Estados Unidos es uno de los mayores problemas para tomar posiciones en esta plaza tan importante del  mundo. Entre otras razones porque las correcciones pueden ser muy severas en los próximos meses o años. En este sentido, uno de los problemas de estas operaciones en bolsa es que quizás se llega tarde a este mercado de renta variable. Habría que haber entrado antes para haber podido aprovecharse el rally alcista que ha experimentado esta plaza durante los últimos ocho años. Pero ahora no es el mejor momento para abrir posiciones en algunos de los activos financieros que integran este índice bursátil y este es un factor que debes valorar a partir de estos momentos.

Prácticamente todos los valores de este mercado de renta variable está en máximos, en algunos de los casos históricos. Y es cierto que en algún que otro momento esta tendencia tendrá que terminar. Porque como bien saben los pequeños y medianos inversores nada sube ni baja eternamente y mucho menos en el sector de la bolsa. En donde los riesgos pueden ser completamente innecesarios en estos momentos ya que los precios de las acciones están muy caras en buena parte de los casos. Hasta el punto de plantease si de verdad merece la pena entrar en un mercado financieros que ha estado creciendo año tras año. En definitiva, una difícil decisión las que deberás tomar a partir de estos momentos.

Estrategias a tomar en la inversión

En estos momentos, una de las claves para el éxito de tus operaciones se basa en una correcta diversificación en los activos financieros de tu cartera de inversión. Mientras que por otra parte, otro de los sistemas que puedes utilizar a  partir de ahora es el ligado a que puedas optar por una gestión activa en alguno de estos mercados financieros a los que nos hemos referido. Para que de esta manera, puedas adaptarte a todos los escenarios, tanto negativos como positivos. Además, ser una ocasión perfecta para aprovecharte de las oportunidades de negocio que pueden emerger en la bolsa española, norteamericana o europeas. Porque siempre surgirán estos escenarios, incluso en los movimientos recesivos de las bolsas.

Por otra parte, no puede olvidarte de que puede haber unas importantes diferencia de un mercado financiero a otro. Como por ejemplo paso este pasado miércoles en el que el Ibex 35 se dejó el 1,3 %, mientras que el Eurostoxx 50 tan solo cedió un 0,3 %. En este caso, por la excesiva dependencia del sector bancario en el índice selectico de la renta variable. Es decir, una desviación en este caso en concreto en torno al 1 %, con mucho dinero en juego en las operaciones. Como prueba de que hay que ser muy selectivo en la decisión que tomes a partir de estos momentos. Porque es mucho el dinero que puedes ganar o perder en cada una de las operaciones en bolsa y no es cuestión de dejar pasar las oportunidades de mejora en los resultados de las inversiones.

Diversificación en la inversión

Uno de los mayores atractivos de estos fondos de inversión, por lo que respecta a su contratación, es que permiten a sus suscriptores tener su capital invertido en una cesta de valores que cotizan en el índice de referencia europeo, sin tener que arriesgar un solo euro en una apuesta bursátil que tenga como objetivo un único valor, con lo que se consigue eliminar riesgos de forma drástica, ya que por lo general estos paquetes de acciones proceden de sectores y países diferentes con los que generalmente se neutralizan las tendencias negativas que pudiesen mostrar uno o alguno de ellos.

Asimismo supone estar en posiciones compradoras de empresas de alta solvencia económica que serán las que mejor comportamiento desarrolle en el momento en que la economía europea vaya saliendo definitivamente de la crisis económica que tanto ha atenazado a su renta variable en los últimos años. No obstante, será el inversor en última instancia quien se decante por la composición de estas carteras que han elaborado previamente las gestoras, bien a través de propuestas defensivas sin un riesgo excesivo, o bien por otras que supongan mayor compromiso para sus suscriptores, pero que como compensación también ofrece mayores posibilidades de que se revaloricen en los próximos meses en el caso de que la renta variable europea retome un camino alcista.

Ahora ya solo queda que tomes tus decisiones y trates de cometer los menores errores posibles en cada una de las operaciones en los mercados de renta variable. Y que es al fin y al cabo de lo que se trata en esta clase de operaciones bursátiles. En unos mercados que son muy parecidos, pero que muestran alguna que otra diferencia entre ellos. Como por otra parte es lógico pensar cuando se trata de dinero en los movimientos bursátiles.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.