Bitcoin es un fenómeno financiero de moda

Bitcoin no es una historia larga, pero si fascinante. Esta criptonomeda y todas las otras surgidas después de la salida de la primera, podríamos decir que  en conjunto el fenómeno de las divisas digitales;  deslumbra a inversionistas, economistas, programadores y a casi todo el que haya aprendido o inicie su aventura cognitiva en este sector.

Bitcoin es la primera y más importante de las monedas electrónicas o digitales,   vio la luz en 2009 y  utiliza un protocolo P2P. Ideal para poder llevar a cabo pagos internacionales o transacciones, al no estar ligada a organismos reguladores o país alguno.

El  uso que se le dé no estará relacionado directamente con la identidad del usuario, por tanto su característica de anonimato es una de las  cuestiones  más atractivas de la divisa.

Podrá ser adquirida como pago por bienes o servicios, o ser comprada o intercambiada en sitios especializados en venta e intercambio de este tipo de moneda.

También puede ser conseguida a través de la minería, modalidad consistente en darle solución a complejos problemas matemáticos a cambio de un pago en bitcoins. Por medio de la minería se logran aprobar las transacciones de la moneda y se mantiene la seguridad en la red.

Para diciembre del año pasado, de manera histórica y sorprendente,  pasó el valor de USD 19 850, cayendo posteriormente en poco tiempo inferior a los USD 12 000. En Enero – 24 de este año rondaba en USD 11 114 y el Martes 13 de Febrero  8500, fluctuando entre  8500 –  8700.

Con un precio en extremo volátil, esto hace que se le mire con cuidado y cautela, y al mismo tiempo que se comente a fondo su fenómeno desde muchas aristas que ya se precisan escudriñar.

A diferentes niveles de competencia se le critica o defiende, pero por  las propias  bases de su funcionamiento seduce a medio mundo.

Al ser un descentralizado sistema monetario en el cual no existe un control directo de ningún estado o empresa,  entusiasma a más de uno y no es tan sencillo dejar de mirarle.

Su potencial de trascendencia es tan grande, que constantemente  moviliza y promueve más y más polémica sobre cómo manejar este fenómeno de las criptomonedas.

Comienzan a saltar las alarmas

A esta fecha, mediados de Febrero 2018, “Bitcoin” es un fenómeno financiero de moda y comienzan a entrar en la lista;  gobiernos,  entidades e instituciones que están alertando de manera seria, acerca de los riesgos de esta moneda virtual.

China ya en septiembre pasado había prohibido las ICO (Initial Coin Offering), tipos de operaciones utilizadas a nivel empresarial para tener financiación con criptodivisas.

Actualmente este país ya  se propone impedir acceso a plataformas de intercambio internacionales.  Por su parte Corea del Sur, se nota con serias intenciones de proyectarse prohibitivo frente al uso de las monedas digitales.

La primera ministra británica ha expresado que casi seguro, se estarán emprendiendo acciones  restrictivas frente a las criptomonedas por su carácter altamente especulativo y el temor de su uso por parte de criminales.

Lloyds Bank, de los más grandes grupos de banco a nivel mundial, ya prohibió comprar divisas digitales por medio del uso de sus tarjetas de crédito, aunque no así aún con las de débito.

Muchos gigantes de este tipo se muestran altamente preocupados  frente a la posibilidad de una caída colosal del valor de estas divisas, producto a su volatilidad extrema; lo que podría causar pérdidas inmensas a su clientela, viéndose los mismos posteriormente impedidos de pagar sus deudas.

Danske Bank, el banco danés, ha recomendado a sus empleados que no comercialicen con criptomonedas, y aunque en sí mismo no han promulgado una prohibición oficial,  pero dicen estar siguiendo muy de cerca la situación y no descartan medidas prohibitivas próximamente.

Bank of America, anuncia a sus clientes con intenciones de compra de Bitcoins, que extremen precauciones y sean muy cautelosos, limitando la compra de la criptomoneda en la división de banca de inversión de su institución.

Nordea,  el gigante bancario del norte europeo, ha llegado a prohibir a sus miles de empleados que adquieran o lleguen a comercializar con Bitcoins, medida que estará entrando en vigor el 28 de Febrero. Justifican tales restricciones planteando que existen demasiados riesgos y por lo tanto proceden a proteger a sus empleados y al banco.

Por su parte la recomendación a clientes es clara y directa, les dicen que no comercien con monedas digitales, llegando a argumentar que el bitcoin es absurdo en sí mismo y desafiante de toda lógica.

El CNMV  “Comisión Nacional del Mercado de Valores” quien supervisa los mercados de valores en España, ha admitido estar preocupado por el asunto de las criptomonedas,  y ha lanzado una seria recomendación a los inversores minoristas que no las compren.

La federación de Banca Europea, ha dicho que aunque en este momento no ha determinado una legislación sobre el uso de bitcoins, no descarta que pueda estar haciéndolo en un futuro.

Y hasta Facebook ha prohibido anuncios relacionados con esta criptodivisa, aludiendo que la misma está estrechamente ligada frecuentemente con prácticas fraudulentas.

Razones detrás de las advertencias

 

Barajemos  algunas ideas existentes y expresadas por expertos,  que nos permitirán contrastar el espectro de definiciones y conceptos presentes, que hacen aclamar acciones preventivas frente a la influencia del bitcoin y otras monedas de su tipo.

  • La moneda tiene un comportamiento como burbuja financiera o especulativa.

En un caso así,  el precio sube anormalmente alejándose de su valor verdadero.

Muchos compradores se acercan interesados en vender futuramente a precios mayores, siguiendo la remontada hasta alcanzar niveles tan altos que la burbuja acaba estallando, cayendo repentinamente el precio a niveles ínfimos menores que el normal, dejando un arrastre de  deudas descomunal.

Es posible que la burbuja, si realmente existe, esté a punto de explotar, pues el precio repunta y cae en periodos de tiempos pequeños y de manera muy abrupta

  • El punto más importante del bitcoin, es hoy precisamente su gran debilidad.

Cuando nació en 2009, desafiaba como ideología, poseyendo una desconfianza total hacia bancos y autoridades centralizadas, que supuestamente tenían la responsabilidad de velar referente a la estabilidad de las divisas.

Para el bitcoin,  no está presente autoridad alguna que ejerza efecto regulatorio sobre él.

Muchos consideran que para poder preservar el valor del dinero, ha de contar el mismo con el respaldo de instituciones que sean capaces y tengan la obligación de rendir cuentas frente a los ciudadanos. Los bancos centrales han de funcionar como guardianes de esta confianza pública que debería existir.

En este sentido,  el bitcoin  y su filosofía de existencia, entran en contradicción.

Se podría considerar a esta moneda riesgosa, por las limitantes de protección que posee para inversores y consumidores.   

  • Es tiempo ya de no solo advertir, sino también de regular, en vista a controlar la presión especulativa y pasar a limitar de alguna manera sus posibles usos. Se debería de una manera coordinada someter a reglas o normas las divisas virtuales, exigiendo el suministro informativo, delimitando responsabilidades y lograr que las decisiones de los que minan, estén sojuzgadas al regulador.
  • Las criptodivisas no son para nada adecuadas, en vista a realizar funciones como medio de pago compartido o reservas de valor.

Es importante, que tanto bancos como autoridades financieras, valoren y estudien los vínculos existentes entre las divisas digitales y las monedas tradicionales, pues existe la posibilidad que estas últimas logren una relación parasitaria con las estructuras básicas institucionales del sistema financiero.

El bitcoin supone en sí mismo un riesgo sistémico a pesar de su tamaño limitado e interconexiones escasas, las divisas digitales podrían estar aumentando su conexión con el sistema financiero, e influir de manera sobresaliente en su desestabilización.

  • Es una moneda que no debería convertirse en una posibilidad o alternativa a divisas de curso legal, ni precisamente aceptarlas como formas de pago frente a deudas u obligaciones diversas. Su limitada circulación y desmedida oscilación de su valor, hacen no poder considerarla un depósito de valor efectivo ni tampoco una unidad de cuenta estable.
  • Bitcoin no es un buen activo de inversión si se le compara con bonos y acciones, sobre todo considerando la revalorización del capital a plazo extendido. Esto a pesar de que la moneda realmente ha aumentado su valor de forma considerable en el tiempo. Nunca será una inversión sólida.

El bitcoin no está en sus mejores tiempos. La expectación es enorme y realmente no se sabe si es que estamos justo frente al estallido de una burbuja que ya se venía  previendo, o se volverá a ajustar el sistema y todo quedará normal nuevamente.

Algo si se podría afirmar con bastante certeza, y es que el mundo del bitcoin ha de analizar y escudriñar nuevamente su estrategia de forma total,  para brindar un apoyo a la moneda que ya se hace preciso.

Algunos piensan que toda la situación convulsa actual de tipo regulativa y restrictiva, acabará beneficiando a la moneda, permitiendo que la gente tenga más fe en la misma, haciendo que el precio vuelva a subir.

Algunas  preguntas podrían imponerse en un momento como este, donde manejar de manera correcta  el fenómeno bitcoin es tan relevante,  dejamos dos para su reflexión.

¿Hasta dónde entenderemos actualmente correctamente este fenómeno? ¿Existe experiencia histórica suficiente para analizar profundamente un seceso tal, relacionado con divisas descentralizadas?


Categorías

Noticias

Diplomada en Ciencias Empresariales, en la rama de Marketing, Públicidad y Mercadotecnia, redactora profesional , inmersa en el mundo de las noticias, en todos los ámbitos desde nuevas tecnologías hasta curiosidades, especialista en finanzas, Forex, divisas, Mercado de valores, inversiones y las novedades en fondos, pero principalmente una amante de los mercados nacionales e internacionales, una mezcla primordial para conseguir y hacer llegar las mejores noticias y consejos a los lectores financieros.

Un comentario

  1.   Sanasport dijo

    muy buen post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.