Banca a distancia

Banca a distancia

La vida actual está llena de actividades por realizar día a día, desde ir al trabajo, ejercicio, hacer las compras, jugar con los hijos, quehacer del hogar entre muchas otras; por ello el tiempo que nos queda diariamente no es el suficiente para poder atender todas nuestras labores, sobre todo aquellas que implican estar formados durante cierto tiempo para realizar trámites, como era el caso de los bancos.

Precisamente para atender esta necesidad de los clientes fue desarrollada la banca a distancia, que nos permite realizar movimientos sin la necesidad de perder tanto tiempo. Pero hay varios tipos de banca a distancia para que aprovechemos mejor nuestro tiempo, aprendamos cuales son y como hacer uso de ellas.

Uno de los medios de la banca a distancia son los cajeros automáticos que nos evitan las largas filas de los bancos. La tecnología móvil que nos acompaña durante prácticamente todo el día es el complemento ideal para poder aprovechar al máximo nuestra banca, y es en este tipo de tecnología que existen dos maneras de usar la banca a distancia, por medio de la banca online mediante las plataformas web o las diversas aplicaciones, y la banca telefónica. Otro Analicemos a fondo cada una de estas comenzando por los cajeros.

Cajeros automáticos

Banca a distancia

Los cajeros automáticos se pueden considerar máquinas expendedoras, es decir que estan en lugares públicos, y prácticamente cualquier persona puede hacer uso de ellos. Su tecnología nos permite realizar algunos trámites desde nuestra cuenta. Estos cajeros tienen la ventaja de ser completamente automatizados, y además cuentan con una serie de apoyos para que el usuario pueda ingresar la información requerida de los niveles de seguridad de acuerdo al tipo de trámite.

Lo primer que requerimos para poder hacer uso de una de estas máquinas es una tarjeta personal, ya se de ahorro, de crédito o bien de una libreta de ahorros. Pero esto no es todo, pues para poder garantizar que en caso de extravió o de robo de una de estas tarjetas, no se pueda acceder a la información ni al dinero que esta dentro de esta cuenta, se requiere de un PIN, que es un número secreto que únicamente debe conocer el propietario de la cuenta. Una vez que se ingresa el PIN el usuario podrá tener acceso a la cuenta.

Cabe aclarar que este número deberá ser introducido, en la mayoría de los cajeros, durante cada movimiento que se quiera realizar. Es muy importante que el propietario de la cuenta no proporcione nunca este número a cualquier persona, pues en dado caso toda su información estaría en riesgo si alguien intenta hacer uso inapropiado de dicho número.

Entre los muchos movimientos que los cajeros automáticos nos permiten hacer, con referencia al dinero en efectivo podemos retirar o también depositar dinero a nuestra cuenta, así como también realizar depósitos a alguna otra cuenta o bien realizar pagos de algunos de nuestros servicios como lo pueden ser la telefonía o los servicios de internet.

Otras de las opciones que nos permiten realizar estas máquinas es hacer consultas con respecto a nuestras cuentas, como lo es consultar el saldo a nuestro favor o las deudas, también podemos consultar el estatus de nuestras inversiones. Esto facilita mucho nuestra vida, pues el tiempo invertido en realizar todas estas consultas es mucho menor que asistiendo a las sucursales.

El único inconveniente que este sistema de banca a distancia es que existe la posibilidad de que se cobren algunas comisiones por realzar ciertos tramites, y es que si son cajeros de nuestro banco quizá tengamos derechos de hacer movimientos sin cargo, sin embargo, si usamos los cajeros de otros bancos, estas comisiones pueden representar un monto alto si no las tenemos presentes al momento de hacer uso de uno de estos.

Banca en línea

Banca a distancia

La banca online es por definición, un contrato en el que se le autoriza al dueño de la cuenta bancaria a acceder a la base de datos del banco mediante los diversos productos disponibles en internet.

Este servicio es ofrecido por la mayoría de los bancos como un extra a los servicios normales, pero en la gran mayoría de los casos este no tiene ningún coste adicional. Sin embargo, es importante que aclaremos con el ejecutivo esta cuestión, además de que al momento de realizar este contacto es de mucha importancia que aclaremos cualquier duda sobre que servicios tenemos y como debemos usarlos.

En este ámbito existen dos opciones, la primera es hacer uso de las plataformas web, y la segunda es hacer uso de las aplicaciones móviles. Esto lo aclaramos porque cada una, debido a la interfaz, tiene distintos formatos y también destinos niveles de seguridad, en algunos casos los bancos te proporcionaran de algún número de seguridad para poder hacer los distintos tramites por internet. Este método es sin la menor duda el más rápido de los tres tipos de banca a distancia que existen y uno de los que permite hacer mayores tramites.

Entre las acciones que esta plataforma te permite realizar podemos encontrar las transferencias bancarias, mediante las cuales podemos realizar pagos de algún servicio, o simplemente realizar pagos a un tercero sin que tengamos a la necesidad de ir a retirar y depositar el dinero en la cuenta de alguien más, por lo que el ahorro en tiempo y energías es considerablemente alto. Otra de las ventajas que este tipo de banca permite es poder realizar las diversas consultas, como nuestro saldo, nuestras deudas, nuestras inversiones, entre otro tipo de información que requiramos para estar al tanto de nuestras cuentas bancarias.

Banca a distancia

Actualmente también es posible que desde esta plataforma en internet realicemos no solo movimientos en nuestras cuentas, sino también trámites para los que antes tendríamos que haber ido hasta el banco. Algunos de los tramites que permiten estas plataformas es solicitar préstamos, así como también cotizar y contratar seguros de autos, personales, etc. Además, es posible que se hagan ordenes de domiciliación para facilitar aún más el pago de nuestros servicios.

Inclusive es posible obtener información de los diversos mercados financieros si es que en nuestra cuenta se nos permiten realizar inversiones, de esta manera podremos realizar mejores inversiones, teniendo una base más sólida de información para justificar nuestra decisión. Sin duda alguna estas plataformas son bastante útiles en nuestra vida diaria.

Ahora bien, la banca online tiene muchos beneficios que facilitan el uso y gestión de nuestras cuentas bancarias, sin embargo, es importante tener en cuenta que también hay algunas desventajas, veamos cuales son. Lo más importante y con lo que debemos tener cuidado es con el fraude, ya que pueden existir sitios de internet en los que podamos realizar supuestas suscripciones o pagos, pero que en realidad sean fraudulentas. Y además de que hay posibilidad de que perdamos dinero, también existe la posibilidad de que se roben nuestra información, pero esto se puede evitar si hacemos uso de páginas o plataformas en las que los niveles de seguridad sean adecuados y certificados.

Otra de las desventajas de estas plataformas es que no hay ningún asesor de por medio, por lo que si surge alguna duda tendremos que buscar en los diversos foros o en los tutoriales. Aunque para evitar esto algunos bancos han creado chats en vivo para que los usuarios puedan resolver todas sus dudas. Pero únicamente se tiene acceso en los horarios indicados. Por todo lo demás esta opción es sin duda la mejor para poder realizar movimientos bancarios a distancia.

Banca telefónica

Banca a distancia

Por último, hablaremos de la banca vía telefónica. Esta opción es una de las menos usadas por los usuarios, pero presenta muchas ventajas si sabemos aprovecharla al máximo. Lo primero que tenemos que aclarar es que existen dos vías para poder realizar los movimientos vía telefónica; el primero es mediante un menú ya programado, en el que se nos indican los distintos campos de información a los que podremos acceder proporcionando nuestros datos adecuados. La segunda vía es mediante operadores que tienen la capacidad de poder resolver alguna duda o realizar algún movimiento no previsto en la programación.

Al igual que la banca online, se requiere de un contrato en el que se especificaran todos nuestros derechos y todas las posibles acciones que podemos realizar vía telefónica. El funcionamiento es bastante simple, pues comienza con una llamada telefónica, y el mismo sistema o el operario encargado nos darán las indicaciones para poder resolver nuestras dudas y realizar los destinos movimientos autorizados.

También varios de los bancos han implementado el uso de los mensajes SMS para que sus clientes puedan programar diversas ordenes, o también para que puedan recibir las diversas notificaciones del estado de sus movimientos o transacciones. Es importante que todos estos detalles se aclaren al momento de firmar el contrato, pues así podremos saber todas las opciones a las que tendremos acceso. Ahora bien, es sumamente importante que tengamos cuidado de que los números a los que nos comunicamos y que se comunican con nosotros sean completamente autorizados, además nunca hay que dar información de más, pues sin duda hay algunas personas que podrían tratar de robar neustra información.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *