Atresmedia y Mediaset, con dividendos del 10 %

Las compañías mass media de la comunicación nacional, Atresmedia y Mediaset, son las que reparten en estos momentos el dividendo más generoso de la renta variable española”]. Con una rentabilidad anual que esté muy cerca de los niveles del 10 % y que están en lo más alto de las cotizadas españolas. Por encima de sectores que son conocidos por su elevada remuneración, como por ejemplo las compañías eléctricas o energéticas que oscilan entre el 5 % y 7 %. De esta forma, a través de las inversiones en Atresmedia y Mediaset se puede conseguir una renta fija y garantizada todos los años que es muy interesante.

En especial, si se compara con el tipo de interés que se genera desde los productos bancarios para el ahorro o derivados de la renta fija que apenas rebasan el 1 %. Como consecuencia del abaratamiento en el precio del dinero por parte del Banco Central Europeo (BCE). Y que ha llevado a que la masa monetaria esté en estos momentos en el 0 %. Es decir, en mínimos históricos desde hace varios en una estrategia comunitaria para impulsar el crecimiento económico en la zona euro.

Pues bien, estos son dos valores que pueden ser muy interesantes para contratar a partir de estos momentos por la rentabilidad de sus dividendos. Más allá de otras consideraciones de carácter técnico y también desde el punto de vista de sus fundamentales. Aunque su evolución en los mercados de renta variable en los últimos meses no haya sido muy satisfactoria para los intereses de los pequeños y medianos inversores. Debido a la depreciación de sus precios y que les han situado en unos niveles muy bajos de cotización. Por debajo de las estimaciones de algunos analistas y bróker financieros.

Atresmedia y Mediaset: negocios

Uno de los problemas a los que se enfrentan estas dos compañías que cotizan en el mercado continuo española es a las dudas que presentan sus líneas de negocio. En especial, con la aparición de algunos canales de televisión de pago y las propuestas más innovadoras que están lanzando otros medios de comunicación audiovisuales. En este contexto general, estos valores bursátiles están siendo penalizados por los agentes de la inversión. Aunque también hay algún que otro indicio sobre el hecho de que podrían haber formado un suelo en la formación de sus precios.

Mientras que por otra parte, hay que indicar que estos dos valores de la renta variable española son muy cíclicos. Esto quiere decir en realidad que desarrollan un mejor comportamiento que los restantes en los escenarios alcistas de las bolsas. Mientras que por el contrario, en los periodos recesivos suelen hacerlo peor que en los otros sectores. Desde este punto de vista se los puede considera como unos valores más volátiles al presentar mayores diferencias entre sus precios máximos y mínimos. Muy beneficiosos por tanto, para las operaciones de trading.

Repunte en su valoración

Después de haber caído estos valores a niveles desconocidos en los últimos años, se ha observado un repunte en la configuración de sus precios. Aunque puede tratarse de una trampa bajista en la que pueden caer los pequeños y medianos inversores. Porque al fin y al cabo todo dependerá de cuál sea el rumbo que tomen los mercados de renta variable nacionales. Será la clave para conocer si el momento correcto para entrar en sus posiciones o por el contrario mantenerse al margen de cualquier operativa en la inversión.

Por otra parte, no puede olvidarse que son empresas ligadas al negocio de la publicidad y este no cabe duda de que es muy cambiante. Hasta el punto de que sería uno de los grandes perjudicados ante una próxima recesión económico. Lo que influiría en un descenso en la cotización en estos dos medios de comunicación que cotizan en bolsa. Por tanto, la prudencia debe ser el denominador común por el que se rijan tus actuaciones en los mercados de renta variable. Porque en principio su potencial de revalorización es realmente muy alto, pero también su nivel en las correcciones. Por encima del mostrado en otros sectores bursátiles.

La clave es la publicidad

Buena parte de los ingresos de Atresmedia y Mediaset provienen de la publicidad. En este sentido, se han publicado recientemente algunos informes que indican que estos ingresos descenderán sensiblemente a partir del próximo año. Este sería un motivo más que suficiente para olvidarnos de estas dos propuestas en bolsa durante mucho tiempo. Porque puede darnos más de una sorpresa negativa a partir de estos momentos. Más allá de otra clase de consideraciones en las estrategia de inversión.

También hay que valorar que cualquier cambio en la concesión de canales en la televisión española puede tener una repercusión directa muy relevante. Hasta el punto de que puede hacer caer o apreciar a sus acciones en las plazas nacionales. En un sector que se caracteriza por ser muy cambiante y que depende en buena medida del crecimiento económico del país. En donde la adquisición de unos derechos televisivos pueden variar notablemente los precios, tanto en Atresmedia como Mediaset. Este aspecto no puede olvidarse si deseas incluirlos en tu próxima cartera de inversión.

Atresmedia en niveles de los 4 euros

Este medio de comunicación tiene su soporte en los 4 euros la acción. Si fuese rebasado habrá que deshacer posiciones con especial rapidez ya que las caídas podrían ser muy intensas a partir de ese preciso momento. Desde este punto de vista no habrá más remedio que vigilar con cuidado sus precios para elaborar la estrategia en la inversión más correcta. Mientras que si por el contrario consiguiese superar la barrera que tiene en los 5 euros podrá constituirse en un excelente nivel de entrada para rentabilizar los ahorros con cierta seguridad. Algo que por el momento no se ha conseguido, aunque todavía habrá que esperar algunas sesiones bursátiles más.

Mientras que por el contrario, su competidor Mediaset cotiza en una franja más amplia que va desde los 7 a los 9 euros por acción. Tendría que optar por superar estos niveles en su cotización para que su tendencia esté claramente definida. Es decir, alcista o bajista en función de los movimientos tomados. A pesar del interés que pueda haber por parte de los pequeños y medianos inversores para tomar posiciones por el atractivo de sus altos dividendos. Y desde los cuales se puede configurar una cartera de renta fija dentro de la variable. Con una remuneración que en pocos productos financieros se puede obtener.

Un sector con pocas recomendaciones

En cualquier caso, no es uno de los segmentos preferidos por los analistas financieros que ven pocas oportunidades de negocio con la apertura de posiciones. Si no que por el contrario, advierten de los riesgos en estas operaciones y que por lo general son más partidarios de vender que de comprar. A pesar de los serios repuntes en sus precios que pueden desarrollar a partir de estos momentos. Que servirían sobre todo para abandonar las posiciones en estos dos valores para proteger el dinero destinado a la inversión. Al menos en las estrategias de inversión dirigidas al corto plazo y que requieren de una mayor habilidad en los inversores minoristas.

En estos momentos, su mayor atractivo reside en el hecho del elevado dividendo que reparten entre sus accionistas. Pero con el evidente riesgo de perderlo en la cotización de sus precios. Sobre todo si derriban soportes de cierta relevancia, como por ejemplo los mencionados anteriormente. Entre otras razones, porque la presión vendedora sería muy fuerte en los mercados financieros. Con la posibilidad real de que se pudiesen alcanzar mínimos anuales en su valoración en bolsa. Algo que perfectamente puede pasar en el último tramo de este año en curso.

Resultados de ambas compañías

Atresmedia ha obtenido unos excelentes resultados en el primer trimestre del año, sus mejores datos en este periodo desde hace 11 años. El beneficio neto de la compañía crece un + 36,6 % hasta los 28,7 millones de euros, el más alto de un primer trimestre desde 2008. El Ebitda también aumenta hasta los 45,1 millones de euros, lo que supone un crecimiento del + 35,8 % con respecto a 2018 y se convierte en el mayor de un primer trimestre desde 2008, con un margen sobre ingresos netos del 17,5 %, el más alto en los tres primeros meses del año desde 2008.

Mientras que por su parte, su competidor Mediaset España ha cerrado 2017 con sus datos económicos más altos desde 2008. El potencial comercial de la compañía, líder en inversión publicitaria desde 2004, y la gestión de sus recursos, le han llevado a incrementar su beneficio neto un 15,5 % respecto a 2016 hasta alcanzar los 197,5 millones de euros. Los ingresos publicitarios brutos de sus medios propios han crecido entre enero y diciembre de 2017 un 1,6 % hasta 946,4 millones de euros, a pesar de no haber contado en 2017 con los derechos de emisión de ningún gran evento deportivo, como sí ocurrió en 2016 con la Eurocopa de Fútbol. Incluyendo la comercialización publicitaria de terceros (23,3 millones de euros) y las comisiones, los ingresos publicitarios netos se han situado en 928,7 millones de euros. Entre otras razones, porque la presión vendedora sería muy fuerte en los mercados financieros. Con la posibilidad real de que se pudiesen alcanzar mínimos anuales en su valoración en bolsa.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.