Amortización de préstamos, ¿mejor reducir cuota o número de plazos?

Cuando se produce una amortización de préstamo, se devuelve un capital que ha sido concedido con anterioridad. Por lo general se pagan cuotas con periodicidades trimestrales, mensuales, etc., cada una de las cuales cubrirá una parte del préstamo solicitado e intereses generados.

Cuando se quiere proceder con una dinámica de devolución de  deudas  producto  a solicitudes de préstamos anteriores a bancos o instituciones financieras, es común preguntarse respecto a la forma o estrategia más eficiente para saldar estas.

En estos casos deben tomarse decisiones basadas en información confiable y considerando las experiencias anteriores de otros usuarios. Existirán ventajas y desventajas; pros y contras que respaldarán o desacreditarán una forma específica de proceder bajo circunstancias dadas.

Analizamos y contrastamos en este texto, un contenido que permita responder a la interrogante si será mejor reducir cuotas, o en lugar de ello disminuir el número de plazos, con el fin de amortizar un préstamo.

Antes de comentar y centrarnos en este acápite, trataremos de forma breve algunos puntos relacionados con la temática de  amortización de préstamos.

En dependencia de la estrategia elegida de forma personal para la devolución, esta amortización podrá ser de tipo parcial o total; siendo siempre la tendencia producir ahorro en las cuentas de quienes amortizan. Los intereses generados serán de menor cuantía, ya sea se reduzca el importe o el plazo, considerando la operación no haya quedado  neutralizada por las comisiones de amortización anticipada del crédito.

La amortización de un préstamo  raramente será posible desarrollarla al principio del mismo. Se ha de esperar meses o años para ejecutarla, y esto estará dependiendo de las condiciones que posee el contrato que se desarrolló con el banco.

Cada entidad y línea de crédito ofrecerán plazos diferenciados, los cuales han de ser estudiados previamente  en vista a chequear si es posible acogerse a la amortización anticipada del crédito en cuestión.

Formas de Financiación la amortización de préstamos

La amortización francés es una de las formas más comunes y sencillas de financiación existentes, la cual consiste en pagar en todos los periodos una cuota semejante. Se tendrá para el cliente una cuota y una fecha, por lo general un mismo día del mes para efectuar el reembolso. Siempre se afrontará un mismo tipo de pago, lo cual podría ser inconveniente en periodos del año específicos o temporadas donde la solvencia económica esté más ajustada. Es necesario tener suficiente liquidez para ser capaz de cumplir el pago según la fecha pactada en el contrato del préstamo.

Otra posibilidad será la cuota creciente, método donde se pagará al principio una cuota reducida, la cual crecerá con el tiempo. Su ventaja más importante es que se podrá contar con un periodo mayor para realizar o planificar una estrategia efectiva de pago.

Por otra parte la cuota decreciente, se traduce en una variante de pago mayor al principio y menos en la etapa final. Es considerada por muchos como una no ideal forma de negociación, aunque si conveniente bajo ciertas circunstancias.

A medida que transcurren los meses, las cuotas se reducen y  es posible hacer un manejo de las finanzas con más libertad. Podrá contarse con una tabla de amortización de préstamo, facilitando el conocimiento de la cuantía de cuotas para planificar los pagos. Se aconseja disponer de ahorros con el fin de no fallar en los compromisos de los primeros meses.

Amortización de préstamos con éxito

Para tener éxito en la maniobra de saldar una deuda bancaria sin malograr o fallar en las cuotas pactadas, la persona que ha solicitado el crédito  tiene que  planificar sus gastos e ingresos de forma certera, pudiendo conocer entonces el margen de operación financiera con el que cuenta.

Más importante aún es este nivel de acción si se dispone de un negocio propio. En caso contrario cuando se es  un empleado común o por cuenta ajena, se ha de precisar y  tener control sobre el sueldo mensual para poder cubrir las cuotas al banco, y al mismo tiempo ser capaz de manejar las cuentas personales.

Es aconsejado por expertos emprender una actividad o ampliar un negocio existente cuando se procede con la solicitud de un préstamo. Si se cuenta con un tiempo ejerciendo algún tipo de emprendimiento o actividad, muy posiblemente se tendrán datos que logren manejar una expectativa acertada sobre los beneficios mensuales a adquirir, de lo contrario se tendrá que operar con más incertidumbre.

Si después de solicitado un préstamo los beneficios mensuales que se tengan logran cubrir las cuotas pactadas con facilidad, y la expectativa de incrementar los beneficios con la inversión  son garantizadas con un buen sentido probabilístico, puede considerarse una maniobra financiera adecuada.

Amortización de préstamos reduciendo cuotas y número de plazos

Después de haber obtenido un préstamo y transcurrido algún tiempo, la situación económica de la persona que solicitó el crédito puede cambiar o mejorar a su favor producto a razones variadas, ya sean fortuitas o esperadas. En muchos casos la posición más razonable podría ser devolver todo o una parte del dinero solicitado. Por lo general se verán reducidos los intereses que son aplicados desde el banco, siendo justo esta una de las motivaciones  primarias de desarrollar la amortización.

Una pregunta se impone. ¿Es más conveniente disminuir la cuota mensual o pagar la misma cantidad que antes pero en un lapso de tiempo menor?

Considerando estas dos últimas variables y dependiendo de la necesidad que se tenga en un momento dado,  más teniendo en cuenta también el capital a amortizar, se ha de valorar a cual de ambas opciones  ha de acogerse el individuo interesado.

Antes de seleccionar la estrategia de amortización del préstamo, es necesario conocer y estudiar las condiciones que posee el contrato. Este podría contener una penalización si se toma la iniciativa de amortización, nombrada comisión por amortización anticipada. La misma no puede excederse a partir de un porcentaje estipulado. Para periodos de permanencia menores suele reducirse este porcentaje.

Se hace vital entonces comprobar personalmente como es el  ahorro con la amortización anticipada, relacionado este suceso con un posible pago de la comisión por amortización. Si es una diferencia muy pequeña podría concluirse no amerita ejecutar una amortización de esta forma en la línea de crédito.

Siempre lo buscado será que no esté incluido este tipo de comisión, tratando que el movimiento bancario resulte en más rentabilidad con un mayor ahorro. Es notorio reconocer que la oferta bancaria actual permite créditos excluyendo la comisión por  amortización anticipada.

Es posible calcular como variará el plazo o la cuota de amortización de un préstamo cuando se realiza un pago anticipado, usando  simuladores de amortización parcial de préstamos, los cuales realizan el recalculo de plazo o cuota.

Amortización de préstamos con disminución de la cuota

Este tipo de amortización es ejecutada cuando se paga una cantidad menor de dinero cada mes por el préstamo que se obtuvo, pero manteniéndose un plazo similar de vencimiento que el pactado. Es una opción considerada favorable si el objetivo es estar con mayor desahogo mensual referente a la devolución del préstamo.

Consideremos el caso donde a una persona se le ha otorgado un crédito de 10.000 euros a 5 años, donde el interés será al 10%. Si esa persona considera que su situación financiera tiene mayor predisposición a la reducción de la cuota, se mantendría una estrategia con la misma permanencia, aunque recalculando la cuota mensual. De esta forma, la cuota mensual que se tendrá que pagar estará bajando de 212.47 € a 191.22 €. Cuando el préstamo finalice, se estará devolviendo una cantidad total de 11.473 €. De forma práctica se estarán reduciendo los intereses en 788 €.

Amortización de préstamos disminuyendo el plazo y manteniendo la cuota

En un caso así se mantendría una cuota similar, pero se rebajarán los meses para formalizar la operación financiera. Pensemos que se elige mantener la cuota de 212.47 €, de esta forma se estará pagando durante un lapso de tiempo de 53 meses; en vez de 60 meses iniciales que se suponía. Así la obligación del préstamo será finalmente de 12.261 €.

En un ejemplo concreto como este, la reducción de la cuota es considerada como una propuesta más ventajosa en vista a pagar menor cantidad de dinero.

Es aconsejable solicitar el cuadro de amortización completo a la entidad financiera en cuestión que se esté utilizando, y realizar simulaciones, para conocer con más aproximación y certeza si en un caso particular será más ventajoso amortizar de forma anticipada en plazo o en cuota.  

Plazo Vs. Cuota ¿Cual elegir?

Cuando la intención es ahorrar al máximo de las posibilidades existentes, lo más rentable es proceder con la reducción de plazos. En un caso así los intereses van a ser generados en un tiempo menor.

Para aquellos que enfrentan circunstancias o escenarios donde asumir la cuota mensual tiende a ser complicado, disminuir esta es el modelo de actuación más coherente. Si el préstamos tuviese un interés variable, y tenemos indicios que probablemente este aumentará, es una opción sugerente proyectarse en la disminución de la cuota manteniendo el plazo. De esta forma se evitará que la cuota se encarezca.

Reducir plazo será la manera de ahorrar más dinero, ya que  el tiempo suele ser el factor que hará que los intereses aumenten.


Categorías

Hipotecas

Diplomada en Ciencias Empresariales, en la rama de Marketing, Públicidad y Mercadotecnia, redactora profesional , inmersa en el mundo de las noticias, en todos los ámbitos desde nuevas tecnologías hasta curiosidades, especialista en finanzas, Forex, divisas, Mercado de valores, inversiones y las novedades en fondos, pero principalmente una amante de los mercados nacionales e internacionales, una mezcla primordial para conseguir y hacer llegar las mejores noticias y consejos a los lectores financieros.

Un comentario

  1.   Sofia dijo

    Sinimpuestos.com me ha ayudado barbaramente, se las recomiendo con una cofianza en ellos del 100%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.