Acuerdo entre Rusia y Arabia Saudita para elevar la producción del petróleo

No todas van a ser malas noticias para los activos financieros en unos momentos de convulsión generalizada. Y la buena noticia nos viene del petróleo que ha sido una de los grandes canalizadores para que los mercados de renta variable se hayan desplomado desde el mes de marzo. En el sentido de que al final Rusia y Arabia Saudita han logrado eliminar sus principales obstáculos para acordar un nuevo acuerdo sobre los cortes de petróleo. Recortarán 20 millones de barriles por día, pero con algunas condiciones por parte de la delegación rusa que alude a que “sería con mucho el mayor recorte de producción jamás acordado por la OPEP, pero Rusia ha insistido en que sólo reducirá la producción si los EEUU se unen al acuerdo.”

En cualquier caso se trata de una noticia muy esperada por parte de los inversores debido a que quita presión a las bolsas de casi todo el mundo. No en vano, el presidente Trump, dijo ayer miércoles que los productores de petróleo de EEUU ya estaban recortando la producción y advirtió que tenía muchas opciones si Arabia Saudita y Rusia no llegaban a un acuerdo. Pero al final ha habido acuerdo entre ambas partes y que ha ayudado a que las valoraciones en bolsa hayan mejorado en estas últimas sesiones. En donde el índice de referencia de la renta variable de nuestro país, el Ibex 35, ha recuperado los niveles de los 7000 puntos. ¿Hasta cuándo?

No cabe duda de que esta medida sobre la producción en el oro negro puede ser un importante canalizador para los mercados financieros a partir de estos momentos. En especial, si se ve acompañado por la una reducción y contención de los casos del coronavirus en todo el mundo. Pero que en cualquier casi no significa una recuperación en los mercados financieros, si no que por el contrario forma parte de un rebote, más o menos intenso que se está desarrollando desde los mínimos que se alcanzasen a mediados del mes de marzo. Y en donde el Ibex 35 llegó a tantear el soporte de los 5800 puntos, el más bajo en muchos y muchos años de cotización.

Petróleo: por encima de 30 dólares

En la pasada semana, los futuros del Brent llegaron a superar brevemente los 33 dólares ante el aumento de la esperanza de un nuevo acuerdo global que rebaje el suministro petrolero. El Brent llegó a dispararse un +47 %, en su mayor ganancia porcentual diaria jamás registrada, y cerró con un alza del +21 %, cerca aún de la mitad de los 66 dólares a los que cotizaba a fines de 2019. Se trata de una de las subidas más altas en las últimas y después de que llegase a niveles ligeramente por debajo de los 20 dólares por el barril, el mínimo que se obtuviese en los últimos años y que puede agravar los problemas en la economía internacional. Con todas las alarmas puestas en todos los países industrializados.

Después de que recientemente Goldman Sachs redujo su panorama de precios para el Brent 2020, al sostener que los recortes de producción del grupo OPEP y las bajas de tasas de los bancos centrales no serían suficientes para frenar una gran acumulación de inventarios causada por la menor demanda por el brote de coronavirus. No en vano, hasta ahora las perspectivas para este activo financiero hasta ahora no eran las más halagüeñas y en muchos de los casos con unos objetivos muy peligrosos para los intereses de los países de todo el mundo. Aunque puede que a partir de estos momentos el escenario haya podido variar, al menos en lo que se refiere al corto plazo. En este sentido, hay que recordar que el Brent es utilizado como referencia en los mercados de África, Europa, y Oriente Medio. Los yacimientos del Brent se encuentran en el Mar del Norte, entre Escocia y Noruega y en donde el crudo Brent se cotiza en la bolsa ICE mediante futuros y opciones.

Beneficiados de este acuerdo

No cabe duda de que uno de los grandes ganadores de esta medida en el sector del oro negro son los mercados de renta variable. En el sentido de que sus más relevantes índices puede desarrollar un impulso alcista, aunque sin saber su intensidad y sobre todo duración de este movimiento al alza. Mientras que por otra parte, puede servir para dotar de mayor confianza a los pequeños y medianos inversores. Desde este punto de vista es sin lugar a dudas una buena noticia para los usuarios bursátiles con la posibilidad de que puedan rentabilizar su capital disponible en el más corto plazo. Con opciones muy interesantes en estos momentos que se pueden guiar por movimientos alcistas muy fiables.

Otro de los aspectos a considerar a partir de estos momentos es el que se refiere a los datos que ha mostrado este activo financiero en el anterior trimestre. Desde este punto de vista hay que recordar que en el informe mensual sobre la evolución del precio de petróleo Brent en marzo 2020, la cotización del petróleo Brent en el mes de marzo del 2020 bajó un – 55,78 %, unos – 28,74 US dólares por barril. Lo que ya era un mal dato que mostraba el descenso en la valoración de este importante activo financiero, tal y como ha pasado con su evolución en las semanas del mes de marzo. No en vano, desde hacía mucho tiempo no veía en niveles de 20 dólares USA por barril.

Repsol puedes subir posiciones

Dentro de los valores del Ibex 35 el que mejor puede recoger esta tendencia al alza por parte del crudo. Después de que con la caída en bolsa se acercarse a los siete euros por cada acción y bajo una tendencia bajista claramente a la baja después de que llegase a cotizar más de 13 euros a finales del pasado año. Siendo uno de los peores valores del selectivo de la renta variable de nuestro país. Aunque h conseguido generar un importante rebote desde sus mínimos históricos y que no sabemos hasta dónde puede llegar o si se ha agotado en estos días. En cualquiera de los casos es una de las propuestas en bolsa más activas de todas y que ofrece muchas estrategias en la inversión desde todos los perfiles de los pequeños y medianos inversores.

Por otro lado, no menos importante es el hecho de que esta compañía petrolera está orientando su estrategia para ser una compañía con cero emisiones netas en 2050, siendo la primera de su sector en fijar esta ambiciosa meta. La compañía ha asumido unos nuevos escenarios de precios del crudo y el gas consistentes con los objetivos climáticos del Acuerdo de París, lo que ha supuesto un ajuste de 4.849 millones de euros en el valor contable de los activos del grupo que ha influido en el resultado neto de 2019, que fue de -3.816 millones de euros. El resultado neto ajustado, que mide el desempeño de los negocios de la compañía, alcanzó los 2.042 millones de euros, lo que demuestra su solidez incluso en un contexto de bajos precios del crudo y el gas, y menores márgenes industriales.

Incidencias en otros sectores

Las propuestas para canalizar los ahorros en las compañías petrolíferas que cotizan en los mercados bursátiles están representadas por valores europeos (Repsol, Total Fina, British Petroleum o Royal Dutch Shell) y a través de otras opciones más agresivas que se pueden formalizar en los parquets norteamericanos (Exxon Mobile, Chevron…) y que, en principio, recogen las posibles alzas del precio del crudo.  A medio y largo plazo, la subida del petróleo, puede implicar un efecto negativo sobre los usuarios españoles ya que incidirá en las alzas generalizadas de gasolina y carburantes, y como consecuencia de ello también en transportes públicos (autocares, aerolíneas, etc.) y algunas facturas energéticas del hogar.

Mientras que por otra parte, también puede posicionarse en este activo financieros a través de las imposiciones a plazo fijo. Sobre este aspecto, hay que incidir en que como principal ventaja aporta la seguridad que genera estos productos en los que se garantiza la totalidad del capital invertido, así como una menor vulnerabilidad ante las posibles caídas en sus precios. Por el contrario, no recoge la totalidad de sus subidas, sino que como mucho se puede obtener entre un 3 % y 5 % de rentabilidad, siempre que se cumplan una serie de requisitos que generalmente coinciden con una evolución positiva de las compañías que cotizan en bolsa.

Hay varias opciones para acogerse a esta modalidad de inversión, bien a través de imposiciones ligadas a empresas petrolíferas que permitan incrementar la remuneración del producto, o a través del producto “Bent Premier”, que comercializan algunas entidades de crédito y que tienen como punto de referencia al barril “Brent”, y que partiendo de un importe mínimo para suscribirlo desde 2.000 euros, permite mejorar las condiciones del producto, aunque para cubrir eventuales caídas, la mitad del capital se establece como imposición fija a seis meses con un interés en torno al 3 % T.A.E. Aunque con aportaciones monetarias más exigentes que en el resto de las imposiciones bancarias. El resultado neto ajustado, que mide el desempeño de los negocios de la compañía, alcanzó los 2.042 millones de euros.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.