Acudir a los dividendos, ¿sí o no?

dividendosLos dividendos en bolsa es la parte del beneficio de una empresa que ésta decide distribuir entre todos los accionistas de una compañía. Es una renta fija y garantizada que percibe todos los años los titulares de las acciones por el mero hecho de ser propietario de la empresa. Es una práctica que con cierta regularidad practican las compañías que cotizan en los mercados de renta variable. Y que constituye una fuente de ingresos para los inversores que dispondrán de una renta fija dentro de la variable e independientemente de cómo sea la evolución de sus precios en los mercados financieros.

Desde este escenario general que presentan los dividendos, hay que recalcar que este pago a los accionistas se encuentra en una situación muy favorable. Debido a que, según apunta el informe de la gestora de patrimonio Janus Hendersom, durante el tercer trimestre ha vuelto a constituirse en un periodo muy favorable para desarrollar esta estrategia empresarial. Hasta el punto de que los pagos a través de esta vía de reparto ha crecido algo más del 5 % con respecto al ejercicio anterior, alcanzando una cifra muy próxima a los 350.000 millones de dólares.

Si bien en España es una estrategia muy utilizada por buena parte de las empresas cotizadas en los mercados de renta variable, son precisamente las plazas de negociación en EEUU, Canadá, Taiwán y la India las que lideran la distribución trimestral de dividendos.  Con la aparición, con una gran fuerza, de las empresas chinas que pueden ser una de las grandes sorpresas en el reparto de dividendos a partir de estos precisos momentos. En cualquier caso, el retorno sobre los ahorros oscila en unos márgenes comerciales que van del 2 % y hasta cerca del 10 % en algunos de los casos.

Dividendos: lo que hay que conocer

En Europa es cierto que no son mayoría las empresas que distribuyeron dividendos en el tercer trimestre del año, pero con una salvedad que deberás tener en cuenta para su valoración. No es otra que este pago se incrementó en este periodo. Esto en la práctica significa que los pequeños y medianos accionistas recibirán más dinero por su permanencia en la entidad. En una proporción de al menos medio punto porcentual con respecto a otros periodos anteriores. En donde las empresas españolas juegan un papel muy fundamental para conseguir los objetivos de la rentabilidad  en las acciones.

En este sentido, uno de los casos más representativos es el de la eléctrica Endesa que se encarga de repartir el 100 % de sus beneficios. Con un reparto por dividendo que alcanza un tipo de interés anual y garantizado todos los años de entre el 7 % y el 8 %. Uno de los más altos del índice selectivo de la renta variable española, el Ibex 35. A través de una política empresarial que impulsa este pago a  los accionistas por encima de otras consideraciones técnicas y hasta puede que también desde el punto de vista fundamental.

¿Es conveniente acudir a este pago?

ahorroLa pregunta que debes plantearte es si te merece al final la pena o no acudir a esta clase de retribuciones en la renta variable. Como puntos positivos tiene que dispondrás de un pago fijo todos los años, pase lo que pase en los mercados financieros. Incluso en situaciones de gran volatilidad e inestabilidad en los mercados financieros. Por otra parte, se trata de una eficaz herramienta para crear una bolsa estable de ahorro de cara al medio y largo plazo. Con rentabilidades por encima de las que te ofrecen los diferentes productos bancarios (imposiciones a plazo, pagarés de empresa o cuenta de alta remuneración). En el mejor de los casos te ofrecen un interés nominal y anual cercano al 2 %.

Además, los dividendos pueden servirte para compensar las pérdidas que puedas desarrollar en los mercados financieros a partir de estos precisos momentos. Como un arma para limitarlos o sencillamente anularlos. No en vano, si ves que tus acciones se están depreciando un 4 % puedes compensar esta actuación con un dividendo que reporte un beneficio anual por encima del 5 %. Como por ejemplo, el que te proporcionan las compañías energéticas y de electricidad y algunas del sector de servicios.

Otros beneficios de los dividendos

accionesPor otra parte, este importante reparto entre los accionistas reporta otra serie de beneficios que no tendrás más remedio que conocer desde todos los puntos de vista. Desde luego que uno de los más relevantes es la flexibilidad que conceden algunas empresas para que puedas cobrarlo. A través de diferentes sistemas como son en concreto el que vayan directamente a la recompra de nuevas acciones o sencillamente para que vayan a tu cuenta corriente en el preciso momento en que se formalizan sus pagos. Puedes elegir la modalidad con total libertad en función de la estrategia que vayas a desarrollar y también del perfil que presentes como pequeño y mediano inversor.

En este sentido, los dividendos no tienen que porque ser fijo, si no que por el contrario pueden variar en función de los beneficios que obtienen las empresas en cada ejercicio. Incluso puede darse el caso de que puedan cancelarse, definitiva o temporalmente, en caso de su situación económica no genere esta posibilidad. En cualquiera de los casos, debes tener en cuenta que no siempre son los mismos y que es muy frecuente que varíen, aunque no con excesiva intensidad, tal y como puedes comprobar con los principales valores de la renta variable española.

Reglas que deben respetarse

Otro de los aspectos que deberás tener en cuenta a partir de estos momentos es que hay una serie de reglas que se deben respetar a la hora de repartir los dividendos. En todos los casos deberás conocerlas para no llevarte alguna que otra sorpresa sobre este peculiar proceso de reparto en los beneficios. ¿Quieres conocer algunos de los factores más relevantes sobre este reparto monetario? Pues bien, uno de ellos reside en el hecho de que debe acordarse el mencionado reparto a través de la Junta General, acordando la forma de pago y el momento en que se realizará. Si eres accionista de la empresa, te lo tendrán que comunicar como accionista que eres en realidad.

Por otra parte, el reparto debe realizarse en proporción a la participación que tenga el socio en el capital social. Porque hay muchas formas de ejercitar este pago al accionista y que son las que determinarán su posterior rentabilidad. No olvides que no en todos los casos será siempre igual ya que los dividendos es un reparto que es muy flexible y admite nuevas aportaciones a lo que significa en realidad. Por otro lado, también ha de tenerse en cuenta la fecha en la que deba cobrarse el dividendo, a pesar de que ese dividendo se cobre en un periodo posterior. En todos los casos, habrá que estar posicionado en el valor tres antes de que ejercite su pago.

Los mejores pagos en 2018

endesaSegún el informe trimestral de la gestora internacional Janus Henderson hay una serie de empresas que han sido más beneficiadas por este reparto sobre los beneficios de las empresas en este periodo analizado. La eléctrica Iberdrola es la que mejor ha salido parada de este análisis al repartir cerca de 1.300 millones de dólares entre todos sus accionistas. Le sigue a una cierta distancia las acciones del Banco Santander con 1.200 millones de dólares y en un nivel también muy considerable las acciones de NATURGY, Repsol y Endesa que se han encargado de repartir entre 800 y 900 millones de dólares cada una de ellas.

Dentro de este contexto general, también hay que resaltar que España fue el segundo país europeo donde el reparto de dividendos registró un mayor incremento interanual durante el tercer trimestre, solo por detrás de Italia, con un incremento de casi el 19 %. Se trata de uno de los mayores incentivos que presenta en estos momentos la renta variable nacional, aunque se ha detectado también una rebaja sustancial en este pago por parte de las medianas y pequeñas empresas que se encargaban de pagar a los inversores por los beneficios que obtenían en cada ejercicio fiscal.

Sobre este aspecto, cabes resaltar que el informe de otro analista de los mercados financieros, como es el caso de Lofthouse, pone de manifiesto que este año que acabamos de dejar ha sido muy volátil y en cierta forma más complicado para los mercados bursátiles. Aunque de momento se mantiene la confianza en que el crecimiento de los beneficios empresariales siga impulsando el reparto de este pago a los accionistas de una forma continuada y sobre todo estable a partir de estos momentos. Por encima de otras consideraciones técnicas y puede que también desde el punto de vista fundamental.

Para este año, las previsiones apuntan a que estarán en línea con las de los últimos trimestres del año 2018. Aunque todavía es pronto para valorarlas y obtener un análisis muy detallado sobre el mismo. No en vano, se estima en que pueda aumentar en proporciones entre el 1 % y 2 %n con respecto al pasado año, algo que beneficiaría a los inversores más defensivos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.