Activos hucha en los mercados financieros

Se denominan valores o activos financieros hucha aquellas formas de inversión que  van generando una rentabilidad pequeña todos los años, pase lo que pase en los mercados de renta variable. En el sentido de que son muy parecidos a los productos derivados de la renta fija que ofrecen un cupón anual que oscila entre el 1 % y 3 %. Siendo una clase de inversión que va dirigida a un perfil de usuario moderado o defensivo. En donde prevalece sobre todo la preservación del capital por encima de otras consideraciones más agresivas. No desean realizar experimentos con su dinero y por tanto van a los formatos financieros más seguros.

De cualquier forma, hay una cosa muy clara y es que en estos momentos hay diferentes activos hucha en los mercados financieros. Y lo que es más importante, de diversa naturaleza para satisfacer las necesidades de inversión que tienen buena parte de los pequeños y medianos inversores. Para que de esta forma, puedan diversificar sus ahorros con mayor eficacia a partir de estos momentos. No solo procedentes de la renta variable sino de la fija o incluso desde opciones alternativas para ampliar la decisión que van a tomar los pequeños y medianos inversores. Con una mayor seguridad en los movimientos que se vayan a tomar.

Estos activos financieros se caracterizan por otra parte por su poca volatilidad ya que las divergencias entre sus precios máximos o mínimos son muy pequeñas. Es decir, que puedes estar muy tranquilo durante el periodo de permanencia y en cambio te da la posibilidad de ir creando una bolsa de ahorro a medio y sobre todo largo plazo. Aunque en cualquier caso no esperes tener una rentabilidad desmedida porque esta no es precisamente una de sus funciones más relevantes a partir de estos momentos. Por esto tiene esta denominación tan curiosa y por la que son conocidos estos activos financieros que te vamos a exponer a continuación.

Valores hucha: los metales preciosos

Estos activos financieros es uno de los casos más claros sobre esta clase de inversión tan especial. Debido a que tienen un mejor comportamiento en los escenarios más adversos  de renta variable y por tanto son receptores de buena parte de los flujos monetarios de los grandes fondos de inversión, tanto nacionales como de fuera de nuestras fronteras. Mientras que por otra parte, no puede olvidarse que estos activos financiero son muy favorables para fomentar el ahorro aunque en este caso con algo más de riesgo en las posiciones llevadas a cabo. No en vano, pueden ofrecer una rentabilidad muy interesante para las expectativas en la inversión de una buena parte de los usuarios.

Por otra parte, los diversos metales precios es una inversión más especializada que en las restantes propuestas en los mercados financieros. Desde este planteamiento, cabe destacar que el oro se defiende bien tanto en escenarios inflacionistas o deflacionistas y se presenta como un activo descorrelacionado con la evolución del dólar. Para inversores que esperen una depreciación del billete verde es una fuente potencial de rentabilidad. Otro dato interesante es que para los inversores en euros la apreciación del oro ha sido mínima. Como una alternativa muy interesante para los momentos más difíciles en los mercados de renta variable internacionales.

Valores defensivos y con alto dividendo

A pesar de la creencia general de buena parte de los pequeños y medianos inversores también en la bolsa se pueden encontrar estos valores denominados como hucha. En este caso porque permiten crear una bolsa de ahorro estable de cara a los próximos años, y con poco riesgos en las operaciones. Debido a que estas cotizadas provienen de negocios recurrentes que muestran por lo general pocas deudas y sí en cambio una mejora en los resultados empresariales. En sectores clase como son por ejemplo el de las autopistas, eléctricas o alimentación. A donde se dirigen buena parte de los fondos de gestión en los momentos más adversos en los mercados de renta variable.

Mientras que por otra parte, también aportan una buena rentabilidad por dividendo, con un tipo de interés que oscila entre el 5 % y 7 %. A través de un pago fijo y garantizado todos los años por medio de diferentes sistemas de abono en función de cada empresa. Este es un hecho que provoca que se dirijan a ellas un perfil de inversor muy bien definido: ahorradores, usuarios defensivos y sobre todo el deseo de preservar el capital por encima de otra serie de consideraciones más ambiciosas. Desarrollando una cartera de renta fija dentro de la variable, pase lo que pase en los mercados financieros incluso en los momentos más adversos para sus intereses.

Bonos nacionales seguros

Dentro de este producto financiero hay que ser más selectivo para contar con un modelo de inversión más seguro. Dentro de este grupo, la mejor propuesta está materializada por los bonos de Alemania y Estados Unidos que son los que representan las economías más fiables y seguros de todo el orden internacional. Con la obtención de una prima del cupón que puede alcanzar niveles cercanos al 2 %. Es decir, no es muy elevado, pero al menos recurrente a través de los años que es lo que le interesa a los pequeños y medianos inversores más defensivos. Sirviendo como refugio en los momentos más complicados en la inversión de los particulares.

Por otro lado, los bonos de Alemania y Estados Unidos es un producto que está comercializado por una amplia oferta que ofrecen las entidades financieras. Para que de esta manera, los usuarios no tengan ningún problema para formalizar su contratación a partir de estos momentos. Siendo una parte muy importante que debe estar en toda cartera de inversión que se precie y con la meta puesta en ir creando una bolsa de ahorro año tras año. No en vano, este es un producto financiero que cuenta con periodos de permanencia más elevados que en las restantes propuestas. Con plazos medios que oscilan entre 2 y 6 años.

Cuentas de alta remuneración

En casos extremos, esta opción puede representar una solución muy eficaz para buena parte de los ahorradores de nuestro país. Este hecho se debe a que no requiere ninguna condición para conseguir esa remuneración más favorable para los titulares de este producto financiero. Al menos mientras se mantenga la promoción que vienen desarrollando las entidades de crédito para promocionar sus servicios financieros. Sin la necesidad de tener que invertir un solo euro en ningún modelo en la inversión privada. Siendo una opción que tienen en estos momentos los ahorradores de cualquier perfil que tengan.

Las cuentas de alta remuneración ofrecen un tipo de interés que oscila entre el 1,50 % y 2,50 %, en función de las propuestas de cada entidad financiera. A través de unos pagos que pueden ser trimestrales, semestrales o anuales y que van a parar a la cuenta de ahorro de los titulares de forma recurrente. Mientras que por otra parte, no se puede olvidar que estas cuentas de alta remuneración requieren de un saldo mínimo y que a veces es muy exigente. Al tener que aportar más de 10.000 euros para abrir una cuenta de estas características. Aunque por otra parte, está exenta de comisiones y de otros gastos en su gestión o mantenimiento. Con un rendimiento general superior al que ofrecen los productos financieros derivados de los mercados de renta fija y que apenas ofrecen en estos momentos un interés en torno al 1,25 %.

Fondos con retornos sobre el capital

Otra de las estrategias a la que podemos optar es hacia los fondos con retornos sobre el capital como fórmula para obtener un interés recurrente todos los meses. Aunque en este caso, esta operación no está asegurada y por otra parte conlleva un poco más riesgo que en los restantes modelos que hemos mencionado en este artículo. Debido a que estos fondos de inversión tienen una estructura más moderada que los restantes y pueden servir incluso para los escenarios más adversos para los mercados financieros, tanto de la renta variable como de la fija. Además, no puede olvidarse que están muy indicados para inversores que desean preservar sus ahorros por encima de otra serie de consideraciones mucho más agresivas.

Mientras que por último, buena parte de estos fondos de inversión cuentan con el reparto de un dividendo todos los años. Con una rentabilidad que se encuentra en niveles entre el 2 % y 5 %, es decir inferior en término medio que la ofrecida en la compra y venta de acciones en la bolsa. Pero que en cualquier caso, ayudan a mantener la liquidez por encima de todo ya que todos los ejercicios se produce un aporte a la cuenta de ahorro de sus titulares.

Siendo un modelo que es más recurrente en los fondos de inversión procedentes de las gestoras internacionales en detrimento de los nacionales. Sin que se produzca ningún incremento en las comisiones que conlleva su contratación a partir de este instante. Pero en todos los casos pueden considerarse como parte de los activos hucha en los mercados financieros. Como alternativa para que los usuarios puedan depositar su capital que iba a ir destinado a otros productos financieros.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.