ACS rebota desde mínimos en un 22 %

ACS ha rebotado desde sus mínimos a mediados del mes de marzo en algo más del 20 %. Al tratarse de uno de los valores más castigados en el índice selectivo de la renta variable de nuestro país, el Ibex 35. Hasta el punto de que ha llegado a situarse en niveles de los 11 euros por cada acción después de haber estado muy cerca de los 40 euros a finales del pasado año. Esta reacción en los mercados financieros era algo previsible ya que cotizaba por debajo de su valor contable y con una excepcional rentabilidad por dividendo. En una empresa que mantiene sus expectativas en sus líneas de negocio para los próximos años.

También ha sido beneficiada por el hecho de que se producido un notable rebote en el Ibex 35 en las dos últimas semanas. En donde la presión vendedora ha cedido y lo que es más importante, ha descendido el nivel de volatilidad en las compañías que cotizan en los mercados de renta variable. En este contexto general, conviene recordar que el rebote de la pasada semana ya alcanza el 22 %, y todo parece indicar que sigue su curso de cara al corto plazo. De hecho, se sigue barajando como escenario más probable un movimiento lateral con ligera pendiente alcista y con objetivos en los 7.500 puntos. Es decir, que con estas expectativas todavía quedaría potencial de revalorización.

En esta tendencia en el índice selectivo de la renta variable española no cabe duda de que unos de los valores más beneficiados es ACS, tal y como se está poniendo de manifiesto en estos días. Al ser una de las siete compañías cotizadas que más se ha revalorizado, y por encima de los grandes blue chips del Ibex 35. Aunque ahora la pregunta que se plantea buena parte de los pequeños y medianos inversores es si este movimiento alcista se ha agotado o por el contrario tiene margen para seguir escalando posiciones. Con un objetivo en lo que se refiere al más corto plazo en torno a 22 o 23 euros por cada acción, aunque todavía muy lejos de sus posiciones originales.

ACS: alcista en el corto plazo

De cualquier caso, la constructora que preside Florentino Pérez es la que presenta una mayor presión comparadora en estos días.  No en vano, en muy poco espacio de tiempo ha pasado de 11 a 19 euros por cada acción. Un paso muy importante para reducir sus pérdidas en los mercados financieros y que puede animar a los pequeños y medianos inversores a realizar una primera toma de contacto con las posiciones de esta cotizada.  Ahora lo que queda por comprobar es si estos movimientos forman parte de un importante rebote o si por el contrario es algo mayor. Como por ejemplo, un cambio de tendencia en el más corto plazo y teniendo en cuenta que las acciones de ACS han sido unas de las que más han caído en la crisis del coronavirus.

Dentro de este contexto, no puede olvidarse la gran radicalidad en los movimientos que está mostrando en estos días. Tanto en uno como en otro sentido y que en cierta forma ha sorprendido a los pequeños y medianos inversores. Porque en efecto, ha generado unas diferencias entre sus precios máximos y mínimos en una sola sesión bursátil superior al 10 %. Con niveles muy parecidos a los valores procedentes del sector turístico que es sin lugar a dudas el más perjudicado por la tremenda expansión de este virus por todo el planeta. Despistando en cierta forma a las operaciones de los usuarios bursátiles.

Dispara su dividendo hasta el 13 %

Uno de los efectos más relevantes de este desplome en las valoraciones en bolsa ha sido el hecho de que la rentabilidad por dividendo de ACS se haya disparado hasta niveles muy cercanos al 13 % desde el 6 % anterior. Por otra parte, conviene poner de manifiesto que en estos momentos es la cotizada que ofrece una mayor remuneración al accionista. Aunque estos márgenes se hayan reducido como consecuencia del rebote que ha experimentado en los últimos días. Con una rentabilidad por encima de la generada por las compañías eléctricas. Como por ejemplo, en el caso concreto de Iberdrola, Naturgy o Endesa que ofrecen un tipo de interés en torno al 6 % o 7 %. En todos estos casos se han mantenido los dividendos en detrimento de los grupos financieros que se han decantado por la suspensión de esta retribución.

Mientras que por otra parte, a ACS no le queda más remedio que retomar la tendencia alcista debido a que le sería muy complicado a partir de estos momentos generar un dividendo por encima del 10 %, como pasa en este preciso instante. De cualquier forma, hay una cosa muy clara y es que la rentabilidad de esta constructora ya es una de las más altas dentro del índice selectivo de la renta variable de nuestro país. En lo que se configura como uno de los mayores incentivos para que los pequeños y medianos inversores entren en sus posiciones. Con la meta puesta de crear una bolsa de ahorro más o menos estable de cara al medio y sobre todo largo plazo. En especial, para los usuarios con un perfil más defensivo o conservador.

Mejor comportamiento que el resto

La mejor señal es que el Ibex 35 está muy cerca de los 7000 puntos durante la sesión de la pasada semana es que el rebote tiene margen hasta 7400 y ahí a ver si continua el rebote. En donde uno de los valores que mejor comportamiento pueden llevar a cabo es precisamente esta constructora. Con una desviación en las cotizaciones que pueden ser de entre uno y dos puntos porcentuales con respecto a las posiciones de otros títulos del índice selectico de la bolsa de nuestro país. Por otra parte, no menos importante es el hecho de que lo peor para ACS parece que ha podido pasar y en este sentido solo le queda avanzar en sus posiciones. Con un potencial de revalorización más que notable a partir de estos momentos y por encima de los valores de su mismo sector empresarial.

También hay que indicar que en estos momentos todo queda en manos de los movimientos en los mercados de renta variable. Es decir, que no depende de sus propias posibilidades en los mercados financieros. Si no que por el contrario, el factor que va marcando la valoración de las empresas es el propio virus y su capacidad para contenerlo a partir de este instante. Pero desde luego que la reacción de ACS ha sido más que satisfactoria en estos días y en cierta forma no esperada para buena parte de los pequeños y medianos inversores. Al igual que el hecho de que presenta unos fundamentales muy notables. Y si antes cotizaba muy cerca de los 40 euros no puede ser que ahora valga menos de 20 euros por cada acción. Es decir, con un descuento por encima del 50 %.

Además, está el hecho de que hasta hace pocos meses las valoraciones por parte de los intermediarios financieros eran muy satisfactorias para los intereses de los pequeños y medianos inversores. En todos los casos con márgenes superiores a 30 euros y con expectativas muy positivas de cara a los próximos años. En donde se constituía en uno de los valores más estables dentro del Ibex 35 y por tanto uno de los preferidos por parte de los brókers nacionales y fuera de nuestras fronteras. Estando presente en buena parte de las carteras de inversión que han sido llevadas a cabo por parte de las gestoras de los fondos de inversión. Siendo uno de los valores más activos a la hora de conformar los canales de inversión para rentabilizar los ahorros de los clientes de las entidades financieros. Aunque todavía quedan muchas semanas para constata cuál es el camino que va a tomar de cara a los próximos años.

Crece un 7 % en 2019

Las ventas del Grupo ACS en el año 2019 han alcanzado los 39.049 millones de euros, lo que supone un incremento del 6,5 % gracias a la solidez mostrada por los mercados norteamericano,  australiano y español, que son los de mayor importancia del grupo. Las ventas en América del Norte representan un 50 % del total, Europa un 20 %, Australia un 19 %, Asia un 6 %, América del Sur un 6 % y África el restante 1 %. Las ventas en España suponen un 14 % del total.

Por países, Estados Unidos, Australia, España, Canadá y Alemania contribuyen con un 82 % del total de las ventas. Mientras que por otra parte, la cartera a cierre de 2019 se sitúa en 77.756 millones de euros creciendo un 7,7 % (6 % eliminando el efecto del tipo de cambio). En donde el beneficio bruto de explotación (EBITDA) ha alcanzado los 3.148 millones de euros, aumentando un 7,0 % y mejorando el margen en 10 p.b. hasta el 8,1 % sobre ventas. Por su parte el beneficio neto de explotación (EBIT) de 2.126 millones de euros aumenta un 3,7 %. El margen sobre ventas se sitúa en el 5,4 %. En lo que se configura como uno de los mayores incentivos para que los pequeños y medianos inversores entren en sus posiciones. Con la meta puesta de crear una bolsa de ahorro más o menos estable de cara al medio y sobre todo largo plazo. En especial, para los usuarios con un perfil más defensivo o conservador.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.