A pesar de todo, 5 aspectos positivos que nos deja el coronavirus en la inversión

Es cierto que el pánico se ha apoderado de los movimientos de los pequeños y medianos inversores y que ha provocado que todos los índices de la renta variable de todo el mundo se hayan dejado un 16 % de media en la valoración de las acciones. Pero también hay que mirar el lado positivo de esta grave incidencia para salir del alarmismo que se refleja en algunos de los principales medios de comunicación. Porque no puede olvidarse que hasta en los escenarios más adversos para los mercados de renta variable se generan auténticas oportunidades de negocio en donde rentabilizar el capital.

En cualquiera de los casos, hay que partir de que el Ibex 35 ha pasado en muy corto espacio de tiempo de los niveles algo superiores a 10.000 puntos a tantear los 8.000 puntos. En donde la virulencia de las ventas se está imponiendo de una forma muy clara ante el pánico de los inversores de todos los perfiles posibles. Hasta el punto de que muchos de estos usuarios bursátiles han realizado unas malas operaciones en los mercados financieros. Con un precio muy alejado del de la compra y que han tenido que desarrollar estas operaciones ante el miedo de que los mercados de renta variable puedan seguir cayendo en los próximos días.

Dentro de este contexto general, no queda más remedio que resaltar algunos aspectos positivos que nos ha deparado este nuevo escenario en los mercados financieros. Para que de esta manera podamos sacar provecho de este estado real en estos activos financieros. No se puede olvidar una regla de oro que rige esta clase de operaciones y que dice que no hay que vender en los momentos de pánico. Desde luego que hay que mantener la calma por encima de otra serie de consideraciones propias del análisis técnico. Por encima de todo hay que actuar con mucha precaución que pueda llevar a los pequeños y medianos inversores a cometer errores de compleja resolución.

Coronavirus: precios más baratos

Una de las ventajas que ha generado este nuevo panorama es que ahora puedes comprar las acciones a unos precios más competitivos que hace unas pocas semanas. Con descuentos en algunos de los casos de hasta el 30 % y que por tanto produce que su potencial de revalorización sea mucho más alto en estos precisos momentos. Desde este punto de vista, esta es una oportunidad de negocio que tienes a mano, en especial para las operaciones dirigidas al medio y sobre todo largo plazo.

Mientras que por otra parte, hay valores en los mercados que han sido castigadas injustificadamente y que por tanto tendrán que recuperarse más tarde que temprano. Al igual que el hecho de que están cotizando a unos precios en el que no se valora sus líneas de negocio que están plenamente consolidadas. En este sentido, suponen una clara oportunidad de compra a partir de estos momentos. Aun con el riesgo de que puedan seguir cayendo en los próximos días o semanas. Porque se puede rentabilizar la operación en un espacio de tiempo no excesivamente dilatado y con unos precios que pueden ser muy sugerentes para los intereses de los pequeños y medianos inversores.

Puede estar conformándose un suelo

Otra de las noticias positivas que nos trae esta desagradable incidencia en la salud  pública es la  derivada por el hecho de que estemos muy cercarnos a la conformación de un suelo en los mercados de renta variable en buena parte del planeta. Una pequeña pista sobre este importante aspecto que interesa a todos los perfiles de los inversores. En el sentido de que Corea del Sur ha sido uno de los países más afectados por el coronavirus y, sin embargo, el Kospi ha mostrado tendencias de mejora, que incluso podrían sugerir que el mercado de valores ha tocado fondo. Siendo una de las leves señales que nos están proporcionando los mercados financieros en unos días convulsos para los usuarios bursátiles a nivel internacional.

Mientras que por otra parte,  esta pista que nos está ofreciendo el el Kospi  es que podemos estar más cerca de este esperado parón en todos los mercados de renta variable del mundo, o al menos en los más relevantes y que son los que determinan la evolución de estos activos financieros. En mayor o menor intensidad ya que las posiciones en estos momentos de estos mercados está en situación claramente negativa y que puede elevar el pánico entre todos los agentes financieros. En donde las ventas se están en disposición de barrer las posiciones de las pocas ordenes que hay en estos tan difíciles que están viviendo los pequeños y medianos inversores.

Liquidez en las cuentas de ahorro

Otro de los aspectos más positivos que nos ha dejado el coronavirus en la bolsa es que podemos disfrutar de mayor liquidez, siempre y cuando hayamos realizados las consiguientes ventas en los mercados de renta variable. Porque en efecto, no cabe duda de que este hecho puede ayudarnos a planificar las inversiones pare el último semestre del año. Con una posición más cómoda después del desplome generalizado de los mercados de renta variable internacionales. En algunos de los casos, con rebaja en el precio de las acciones de hasta el 50 %. Es decir, la mitad de baratas que hace tan solo un par de semanas y que de esta forma se reducirán los riesgos de caídas más profundas. En este sentido, no puede olvidarse que el Ibex 35 ya está por debajo del importante nivel de los 8.000 puntos.

Por otra parte, estar en completa liquidez no servirá para estar a partir de estos momentos con mayor tranquilidad para ver las oportunidades de negocio que vayan emergiendo en los mercados financieros. Porque sin lugar a dudas que aparecerán en algunos activos financieros muy puntuales. Ahora serán precisamente los usuarios que estén en esta situación los que se podrán aprovechar de estas brutales caídas en los mercados. En buena parte de los casos con un precios de ganga que pueden servir para rentabilizar las operaciones a partir de la última parte de este año. Con la opción de lograr intereses muy poco frecuentes en otros periodos históricos y que se da pocas veces.

Créditos más baratos

Dentro de los aspectos positivos que nos ha dejado el coronavirus en la bolsa no nos podemos el factor que se refiere a que endeudarse va a ser más barato a partir de estos momentos. Debido a la nueva rebaja de tipos que se prevé en la zona euro y a pesar de que ahora está en terreno negativo. Pero lo realmente relevante es que esta tendencia se podrá mantener durante un mayor espacio de tiempo. Ya que, antes de la aparición del coronavirus, todas las previsiones apuntaban a  una elevación de los mismos como estrategia monetaria para fomentar el crecimiento económico. Ahora todos estos planes han quedado desbaratados y se puede disponer de créditos con un tipo de interés muy ajustado a las necesidades de sus demandantes.

Una buena prueba de esta situación es el caso de los créditos hipotecarios que generará que no suban las cuotas mensuales, al menos en los próximos seis meses. En este contexto general, hay que resaltar que los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) ponen  de manifiesto esta tendencia. Al constatar que durante el último mes analizado, para las hipotecas constituidas sobre el total de fincas en diciembre, el tipo de interés medio al inicio es del 2,46 % (un 1,4 % superior al de diciembre de 2018) y el plazo medio de 21 años. El 57,0 % de las hipotecas son a tipo de interés variable y el 43,0 % a tipo fijo. El tipo de interés medio al inicio es del 2,14 % para las hipotecas a tipo variable (un 2,8 % menor que en diciembre de 2018) y del 3,00 % para las de tipo fijo (un 4,3 % más alto).

Correcciones en activos financieros

El otro aspecto positivo que nos ha dejado el coronavirus tiene que ver que se ajustado los precios de entrada en buena parte de los activos financieros. Como por ejemplo, en el petróleo que ya está por debajo de la barrera psicológica de los 30 dólares el barril y puede y puede constituir en los actuales niveles una auténtica oportunidad de compra y a todos los plazos de permanencia. Tanto para tomar posiciones sobre las petroleras que cotizan en los mercados de renta variable, nacional e internaciones, como para realizar operaciones directas sobre esta materia de prima. Aunque puede presentar cierta volatilidad en las próximas sesiones de cotización.

Mientras que por último, existen algunas materias primas que ya presentan unos precios muy sugerentes. Como en los casos concretos del café, maíz o soja. De todas formas, esta clase de operaciones están más limitadas a los pequeños y medianos inversores por la complejidad de sus mercados financieros. En donde  la mejor opción está representada por los fondos de inversión basados en estos activos financieros. Aunque en todo caso van dirigidas a plazos de permanencia más duraderos y que exigirán mayor precaución en su correcto. Ahora todos estos planes han quedado desbaratados y con problemas en la zona euro para ajustar los tipos de interés.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.