6 valores que darán que hablar en este año

En  un nuevo las ilusiones de los pequeños y medianos inversores vuelven a aflorar de nuevo. En su deseo de que este año se muy favorable para sus intereses y de esta forma puedan terminarlo con amplias plusvalías en su cuenta de resultados. Desde luego que esta tarea no la tendrán fácil, pero tienen  a mano una serie de valores que lo pueden hacer muy bien a partir de estos momentos. Con todos los factores a su favor y en donde solo falta que sus constantes en los mercados de renta variable se ratifiquen a final de año. Al menos para mantener las esperanzas de que este pueda ser un buen año para la bolsa española.

Dentro de los valores que darán que hablar en este año hay tipologías para todos los gustos y perfiles de los inversores. Desde los que mantienen un aspecto técnico realmente impecable a otros que se depreciado en exceso en el pasado ejercicio. Sin olvidarse de que siempre suele emerger alguna que otra sorpresa que puede revalorizarse por encima del 20 %. Trataremos de darte algunas de las claves para detectar estos valores en la renta variable nacional. Con el deseo de acertar en las predicciones que vamos a ofrecer a continuación.

De cualquier forma, no va a ser una labor muy sencilla ya que el Ibex 35 parte de un nivel muy cercano a los 10.000 puntos, el más alto alcanzado en el 2019. Y hay serias dudas que en los próximos doce meses se pueda superar estos márgenes en la configuración de los precios. En especial, porque hay serios nubarrones sobre la economía en todo el mundo y que puede llevar a  que las bolsas se resientan de este escenario. Pero de lo que se trata al fin y al cabo es de tomar posiciones en valores bursátiles que lo puedan hacer mejor el resto en este periodo que tenemos por delante. En donde sin duda de que emergerán auténticas oportunidades de negocio que deberán ser detectadas en esta información.

Telefónica: lo peor ha pasado

Uno de los motivos para elegir este valor se debe a que desinvertir es una buena opción en un sector que sufre por la alta competencia vía precios y que presenta elevadas necesidades de inversión y balances con un importante grado de apalancamiento.
A partir de ahora lo que único que le queda es reponerse de las caídas generadas en los pasados ejercicios y que le ha llevado hasta por debajo de los seis euros por acción. El nivel más bajo que ha experimentado desde que cotiza en bolsa. A pesar de que ha decidido mantener el tipo de interés en su dividendo, con una rentabilidad media y anual cercana al 6 %. En este sentido, nada ha cambiado en lo más mínimo con el abono de 0,40 euros todos los años. En el escalafón más alto que aporta en estos momentos el índice selectivo de la renta variable española. Desde este punto de vista puedes estar tranquilo en el caso de que abras posiciones en este valor a partir de estos momentos. Porque los riesgos no son excesivos en ninguna de las estrategias tomadas-

Santander: cambio en la tendencia

Otro de los valores que puede hacerlo mejor que el resto es este ya que presenta unos ratios de rentabilidad muy óptimos en lo referente a sus líneas de negocio. Porque todo parece indicar que lo peor ya ha pasado en uno de los bancos más importantes del viejo continente. Y que a partir de este año va a mejorar el reparto de su dividendo y que puede implicar que los inversores tomen posiciones en esta compañía a partir de estos momentos. Con la meta puesta en los niveles muy cercanas a los 5 euros por cada acción. Por lo tanto cuenta con un potencial de revalorización que se acerca al 20 % y que puede optimizar las operaciones en bolsa desde cualquier clase de estrategias en la inversión.

Acerinox si hay crecimiento

La acerera española es uno de los valores a tener en cuenta si el crecimiento económico en este año es mejor de lo esperado. Hasta el punto de que puede generar una importante corriente alcista que puede llevar a sus acciones hacia niveles de los 11 euros. Mientras que por otra parte, hay que incidir que al ser un valor cíclico su potencial de revalorización es mayor que los restantes en los escenarios de crecimiento económico. Es decir, con un potencial de revalorización mucho mayor y que puede alcanzar los dos dígitos en su expansión en la conformación de sus precios. Con una rentabilidad por dividendo que en estos momentos está situada en torno al 5 % a través de un pago fijo y garantizado todos los años.

Bankia tiende al alza

Este es otro de los bancos que a partir de estos momentos tiende a hacerlo mejor debido a que ha sufrido unas duras caídas en el pasado año. Con un depreciación en sus precios de más del 30 % y que ha llevado a que buena parte de los pequeños y medianos inversores hayan abandonado sus posiciones en los últimos meses. Pero de todas formas, puede decirse que todo parece indicar que el peor de los escenarios haya pasado. Y en este sentido, solo que queda emprender el camino para la subida en los mercados de renta variable. Con un objetivo puesto, al menos en los 3 euros por acción y que puede alcanzar perfectamente en el primer trimestre del año. No en vano, en los últimos días se ha producido un alto volumen en su contratación.

Puede ser el año de Ence


Después de haberse depreciado en el 2019 cerca del 35 %, las cosas pueden cambiar a partir de estos momentos. Así lo indican los más importantes analistas en los mercados de renta variable que animan a los inversores a que tomen posiciones en los próximos meses. Porque puede tener una importante corriente alcista en este periodo y hay que estar posicionado en el valor incluso desde una estrategia en el inversión más agresiva que en otros casos. Desde donde se pueden rentabilizar los ahorros de una manera muy eficaz para los intereses de los pequeños y medianos inversores. Aunque en cualquier caso asumiendo una serie de riesgos que no están presentes en otros valores del índice selectivo de nuestra renta variable.

Se trata de un valor con una evidente volatilidad mostrada en los últimos dos años y que puede hacer jugar una mala pasada. Pero por el contrario muy propenso para que puedas obtener unos beneficios por encima de los restantes valores que integran el índice selectivo de la renta variable de nuestro país, el Ibex 35. Siempre que asumas esta particularidad puede representar una oportunidad de compra real para realizar una operación de compra selectiva en los inicios de este año en curso. Aunque es cierto su período de permanencia no deberá ser muy alto y sí por el contrario vender sus acciones cuando hayas conseguido unos resultados que están en línea de tus expectativas en la inversión. Siendo una de las claves para el éxito esté presente en tu cuenta de resultados en este año que acabamos de comenzar hace pocas semanas.

Liberbank con un hueco alcista

A pesar de que la cotización de esta entidad de crédito se encuentras en estos momentos reactivando su proceso correctivo de corto plazo tras la perforación del soporte. A medio y largo plazo puede cumplir con las expectativas de los inversores minoristas. Con unos objetivos que se sitúan en niveles muy cercanos a los 0,30 euros por cada acción. Siendo uno de los valores que desde hace mucho tiempo está en el grupo de los que cotizan por debajo de la unidad de euro.

Por otra parte, la Junta General de Accionistas celebrada el pasado año y con respecto a su política con los dividendos, ha llegado al siguiente acuerdo: «en atención al resultado que arroja la Cuenta de Pérdidas y Ganancias del ejercicio social cerrad, con un beneficio de 110.018 miles de euros, realizar la siguiente aplicación del mismo:
Ganancias acumuladas: 72.933
Dividendos: 22.004
Resultado neto del Banco del ejercicio 2018: 94.937
El dividendo a distribuir se corresponde con un pay-out del 20 % del resultado consolidado del Grupo Liberbank (110.018 miles de euros)». En cumplimiento del citado acuerdo relativo a la distribución del dividendo con cargo a estos resultados, el abono de 0,007239 euros brutos por acción.

Oportunidades para aprovechar

En cualquier caso, estas son solo unas pocas opciones que tienen los pequeños y medianos inversores para rentabilizar sus ahorros en un año que se nos antoja algo complicado para los mercados de renta variable de nuestro país. En donde, de todas formas no quedará más remedio que actuar con mucha precaución y sobre todo ser muy selectivo en la compra de títulos en los mercados financieros. Con operaciones que deberán ser muy cortas en cuanto a su duración con el objetivo de preservar el capital disponible por encima de otra serie de consideraciones técnicas. En donde sin lugar a dudas de nuevo aparecerán oportunidades de negocio, tal y como ha pasado en años precedentes. Tan solo quedará elegir muy bien los activos financieros de nuestra próxima cartera de inversión.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.