6 factores que determinarán la bolsa en 2019

factoresNuevos bríos para encarar el nuevo año es uno de los deseos que esperan los pequeños y medianos para recibir el 2019, aunque dependerá de muchos factores. Que serán al fin y al cabo los que determinen el rumbo que tomarán los mercados de renta variable en este ejercicio que no se espera nada sencillo para generar beneficios en la cartera de inversión. No en vano, estará lleno de obstáculos después de un 2018 que no ha sido para nada satisfactorio para sus intereses personales. En donde deberá prevalecer la seguridad de las operaciones por encima de otras consideraciones técnicas.

El año que se nos ha ido ha dejado una depreciación de los principales índices bursátiles internacionales con márgenes de van desde el 5 % y hasta el 15 %. Es decir, invertir los ahorros en 2018 no ha sido rentable. Después de haber desarrollado los mercados financieros una tendencia alcista durante casi siete años, concretamente a continuación de la crisis económica. Pues bien, este año que hemos dejado ha podido suponer un punto de inflexión en las subidas desarrolladas en la bolsa. Ahora queda por saber si solo habrá sido un alto en el camino o el inicio de una fase recesiva para los mercados de renta variable.

Desde este escenario general, no quedará más remedio que actuar con precaución en la toma de contacto con los mercados bursátiles. Desde luego que no hay que esperar, en el mejor de los casos, grandes revalorizaciones en el precio de las acciones. Ni mucho menos, sino que hará falta algo de suerte para cumplir con los objetivos y que vendrán dados por una serie de factores de los que trataremos de explicar a partir de estos momentos. Son de diversa naturaleza y en cualquier caso, los pequeños y medianos inversores deberán estar muy pendientes en los próximos meses para entrar o salir de los mercados de renta variable.

Factores: subida de tipos

Por fin parece haber llegado el momento que nadie deseaba en que los órganos monetarios de la zona euro van a decidir una subida gradual en el precio del dinero. En estos momentos el precio del dinero no vale nada al estar en el 0 %, pero si todo se desarrolla como está estipulado en el guion puede que al terminar este ejercicio quede establecido en un rango entre el 0,25 % y 0,75 %. No es mucho, pero de cualquier manera es una medida que no gusta en los mercados de renta variable y que por tanto puede propiciar que las ventas se impongan sobre las compras durante los próximos doces meses.

Esta clase de noticias no son bien recibidas por parte de los inversores y en este caso no va a ser tampoco una excepción. Todo dependerá de la intensidad que se proporcione a estas subidas en el precio del dinero. Porque en un principio los mercados ya han descontado estas alzas en el valor del dinero. Cualquier subida desproporcionado supondrá fuertes caídas en las bolsas y un recorte amplio en la cotización de las empresas que cotizan en bolsa. Más allá de otras consideraciones de carácter técnico y en algún que otro caso también desde el punto de vista fundamental.

Tensiones en la zona euro

euroOtro de los problemas que puede traer este nuevo año que acabamos de comenzar es el derivado por las tensiones en algunos de los miembros de la Unión Europea. Habrá que estar muy atentos en los próximos meses porque cualquier novedad negativa tendrá un efecto muy pernicioso sobre los ahorros depositados en los mercados de renta variable. Además, tampoco puede olvidarse que han sido rotos algunos soportes de especial relevancia en los principales índices bursátiles. Es decir, los mercados ya han dado suficientes señales de debilidad como para considerar que este sea un buen año para entrar en la bolsa de valores.

Por otra parte, será un año de importantes elecciones generales en algunos de los países más importantes de la UE y pueden traer sorpresas muy negativas que no esperan los inversores. En este sentido, deberá prevalecer la precaución por encima de otras consideraciones. Una buena estrategia para operar en bolsa este año tan complejo es dirigir los movimientos  a los plazos más cortos. Nunca a periodos de permanencia intermedios o de gran duración ya que los riesgos son más que palpables ante las incertidumbres que presentan los mercados financieros.

Incremento en el precio del petróleo

crudoOtro de los aspectos que puede lastrar la evolución de las bolsas internacionales es la escalada que está teniendo en los últimos meses el mercado del crudo. Este importante factor no es bueno para los mercados de renta variable y en este sentido puede jugar un papel muy relevante como para que las depreciaciones en la bolsa sigan también durante este incipiente año. Los analistas financieros consideran que un precio en el petróleo por encima de 85 dólares el barril anulará cualquier intento de recuperación de los valores que cotizan en bolsa.

Las perspectivas en estos momentos no son nada halagüeñas para los pequeños y medianos inversores. En donde el sentimiento de mercado es alcista para un activo financiero como es el oro negro. Baste recordar que tan solo hace un par de año el precio del petróleo estaba en una horquilla que se movía entre los 30 y 40 dólares el barril y esto facilitó que las acciones en bolsa subieran, en algunos casos con una gran intensidad. En este caso, las situación puede cambiar sensiblemente hasta el punto de afirmar que el petróleo puede ser el peor de los aliados de las bolsas internacionales.

Revisiones a la baja de las empresas

No cabe duda de que hay una mayor ralentización en los beneficios de las empresas que cotizan en bolsa. Y este importante factor puede conllevar un ajuste en el precio de las acciones respecto a los niveles que han presentado al acabar el 2018. Habrá que estar, por tanto, muy atentos a cómo serán los resultados empresariales en los próximos trimestres. Porque puede haber alguna que otra sorpresa negativa que pueda hacerte perder mucho dinero en tus operaciones en bolsa. Con sectores que parece que ya han llegado al mejor de sus niveles en lo que respecta a la cotización de sus precios.

Por otra parte, tampoco puedes olvidar a partir de estos momentos que los profit warning puede ser mucho más numerosos que hasta estos momentos. Ya de hecho en 2018 se han producido algunas advertencias que han tumbado la valoración de algunas empresas cotizadas. Desde este punto de vista, este factor te puede jugar una mala pasa si estás invertido en sus activos financieros. No te quedará más remedio que dirigir tus operaciones hacia los sectores bursátiles más seguros y que cuenten con una protección en sus cuentas empresariales. No en vano, es tú propio dinero el que está en juego en este nuevo ejercicio bursátil.

Nuevo periodo recesivo

Tampoco puede descartarse que las bolsas en todo el mundo entren en un proceso bajista de cierta intensidad y que pueden provocar que pierdas mucho dinero si has abierto posiciones en algunos valores. En este sentido, no puede olvidarse que la renta variable ha estado subiendo muchos años, excesivos al entender de algunos de los más relevantes analistas financieros. Este es uno de los motivos que explicarían una corrección de cierta intensidad en los mercados financieros.

Ante este escenario, la mejor estrategia en la inversión es estar en completa liquidez. Además, te ayudará a aprovecharte de las oportunidades de negocio que surgen en los próximos días en la bolsa. Porque sin duda de que aparecerán y en este sentido debes estar preparado y la mejor formar es estar fuera de los mercados en estos momentos ante lo que pueda pasar. Por otra parte, dispones de otros productos financieros basado en la renta fija que te ofrecen una rentabilidad fija y garantizada todos los años. Desde luego que no es muy elevada, pero te ayudarán a rentabilizar los ahorros, y por supuesto que más alejado de los planteamientos más agresivos en la inversión.

Miedo a una recesión

recesionOtro de los catalizadores de los movimientos bajistas en las bolsas es el temor de los inversores a que pueda producirse una nueva recesión económica. Este factor está propiciando que las ventas se estén imponiendo en los mercados de renta variable ya que muchos inversores se están dirigiendo a la renta fija como estrategia para proteger sus intereses respecto a la gestión de su capital. Desde este punto de vista tan particular, tu objetivo más inmediato debe ser que este acontecimiento no te pille desprevenido, tal y como ocurrió con la crisis económica de 2007 y 2008, en donde muchos de ellos quedaron atrapados en sus posiciones.

No en vano, también juega el factor de que se está hablando de un cierto sobrecalentamiento de los mercados de renta variable. En donde las manos fuertes de los mismos ya han empezado a deshacer posiciones y dirigir su estrategia de inversión hacia otros modelos alternativos. Quizás puedas imitar estas actuaciones para mejorar el balance de tu cuenta de ahorro cuando acabe el nuevo que acaba de comenzar.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.