6 estrategias para terminar bien el año

Todavía hay alguna esperanza para finalizar bien nuestras relaciones con los mercados financieros durante este complicado año que ha sido para la bolsa española. En donde está perdiendo algo más del 10 % al llegar el nivel de cotización del índice selectivo de la renta variable nacional, el Ibex 35, a  mínimos de los tres últimos años. Al derribar el importante soporte que está situado en los 9.000 puntos. Esta actuación ha llevado a que la falta de esperanza se haya instalado en buena parte de los pequeños y medianos inversores.

De todas formas, todavía falta algo más de un mes para que el ejercicio bursátil termine y hay esperanzas de que este escenario pueda cambiar. Sino radicalmente si al menos salvar los muebles en este último periodo del año. En especial a través de un cambio en las operaciones que hemos llevado hasta estos momentos. Además, tampoco podemos olvidarnos de que estamos ante la esperada llegada del tradicional rally de las fiestas navideñas y que a través de los años ha llegado cargado con un importante impulso en el precio de las cotizaciones.

Una de tus principales prioridades en este corto espacio de tiempo será aprovechar las oportunidades de negocio que se presenten a partir de estos momentos. Pero que deberá ir acompañada de unas variaciones en tus estrategias de inversión. La combinación de los dos sistemas para relacionarte con el mundo del dinero deberá servirte, no solo para rentabilizar en este periodo tu patrimonio personal. Sino que por el contrario, será un potente instrumento para proteger tus posiciones en cualquiera de los mercados financieros. Ese será tu objetivo en este preciso momento.

Primera estrategia: aprovechar los bajos precios

Desde luego que en estos días no debe faltar ser agresivo en unos de los momentos más alcistas para los mercados de renta variable. Aprovechando que durante estos días las bolsas se instalan en el optimismo, casi de manera general y con la excepción del pasado ejercicio como por ejemplo en el pasado año. No es de extrañar que en un mes el índice de la renta variable española pueda subir una media del 5 % en el peor de los escenarios. En donde los valores más castigados serán los que más subieran en una tendencia muy puntual y alcista.

Por otra parte,  no puedes olvidar que es mucho el dinero que entra en las operaciones en bolsa durante estos días. Con un volumen de negociación muy elevado y que indica la entrada de muchas compras en los mercados de renta variable. Desde este escenario general, puedes conseguir altas rentabilidades a tus posiciones en bolsa. Esta es una de las características que se detectan en este periodo del año tan especial para todas las personas.

Segunda estrategia: combinar con otros activos

Los riesgos que conllevan las operaciones en bolsa puedes disiparlo un poco con una diversificación de los ahorros en otros activos financieros. En especial de los derivados de los productos bancarios (imposiciones a plazo fijo, pagarés empresariales o cuentas de alta remuneración). De esta manera, estarás protegiendo tus aportaciones económicas ante escenarios de inestabilidad en los mercados de renta variable. Entre otras razones porque te proporcionarán un rendimiento fijo y garantizado todos los años. Con un tipo de interés que oscila entre el 0,50 % y 2 %. Desde luego que no es un premio exigente, pero al menos te evitarás tener pérdidas en tu cuenta de resultados.

Esta clase de productos financieros son muy útiles en estos momentos ya que la próxima subida en el precio del dinero generará un aumento en su rentabilidad de cara a los próximos años. En estos momentos el interés en la zona euro es el 0 %, el nivel más bajo que se ha dado en la historia. Pero la decisión del Banco Central Europeo (BCE) es acabar con esta situación tan poco favorable para el ahorro. Con el alza progresiva de tipos a partir del año que estamos a punto de comenzar. Desde este escenario, será muy beneficioso para tus intereses personales retomar esta inversión en la renta fija y más allá de otras consideraciones técnicas.

Tercera estrategia: volver a modelos alternativos

Ante todo tienes que pensar que hay vida más allá de la bolsa y en este sentido no tendrás más remedio que aprovechar todas las oportunidades de negocio que se vayan gestando en estas semanas previas al cambio de año. Como suelen decir los inversores, en cualquier momento surgen los negocios y más incluso en los momentos de mayor volatilidad de los mercados financieros. Con un potencial de subida muy alto tal y como se ha podido comprobar en anteriores ejercicios.

Las opciones que tienes que en estos momentos son muy amplias. Tan solo tienes que decantarse con un mercado financiero que tenga una tendencia alcista muy bien definida. Bajo estos parámetros son los mercados de metales preciosos los que mejor pueden recoger tu demanda. Con activos financieros de la especial relevancia del oro, plata o platino. En donde algunos de ellos muestran una revalorización en lo que llevamos de año muy cercana al 30 %. Un porcentaje que no te va a proporcionar la bolsa y menos en estos meses tan complejos para operar en sus posiciones. No en vano, el oro está considerado como el valor refugio por excelencia y en el que invierten muchos inversores cuando la bolsa no pasa por el mejor de sus momentos.

Cuarta estrategia: plataformas inmobiliarias

Durante los últimos han emergido una serie de plataformas inmobiliarias que te ofrecen hasta un 13 % de rentabilidad en sus operaciones. Con la ventaja de que puedes tomar posiciones desde cantidades muy módicas para todas las economías domésticas, desde solo 1.000 euros. A través de su comercialización de pisos, locales comerciales o incluso garajes. Esta inversión se basa en algo tan sencillo como que formes parte del proyecto que tú mismo selecciones. No obstante, el principal inconveniente es que serás tú mismo quien tengas que esperar hasta el vencimiento de las operaciones para recuperar el dinero.

Porque en efecto, no te quedará más remedio que tener inmovilizado el dinero durante el tiempo que dure el proyecto inmobiliaria. Esta clase de movimientos en la inversión requieren una permanencia que oscila entre 6 y 16 meses aproximadamente. Con diferentes niveles en los tipos de interés que vas a recibir al finiquitar la operación. Estos proyectos tienen generalmente un ámbito nacional, pero también en otros países del mundo. En función de la estrategia de cada plataforma financiera en un sector que todavía no se ha desarrollado en nuestro país.

Quinta estrategia: seguros de inversión

Si eres de los usuarios que piensa que los depósitos a plazo generan un rendimiento insuficiente puede que los seguros de inversión sea la solución más satisfactoria para tus demandas de inversión. Se trata de un producto financiero muy olvidado por los pequeños y medianos inversores que reporta un interés más interesante para todos en comparación con otros productos de similar condición. Hasta el punto de que estarás en disposición de alcanzar un 3 % fijo y garantizado todos los años. Aunque sin la posibilidad de realizar rescates, ni parciales ni totales, durante la permanencia en esta clase de seguros tan especiales.

Por otra parte, aportan unos planes de permanencia más largos de los habituales, con un vencimiento que está estipulado entre los 10 y 15 años. Se trata de una estrategia más conservadora que está destinada a un perfil de usuario de corte defensivo. En donde prevalece la seguridad y la protección de los ahorros por encima de otras consideraciones. Para que poco a poco vayas elaborando una bolsa de ahorro estable y con una rentabilidad poco menos que aceptable. Estos productos no los comercializan las entidades bancarias como es habitual en estos casos, sino las compañías de seguros.

Sexta estrategia: rally de navidad

Si quieres rentabilizar el capital disponible en la bolsa no cabe duda de que esta época del año es muy favorable a esta clase de operaciones. Con la llegada del tradicional rally de las fiestas navideñas el precio de los valores se dispara en estas fechas tan señaladas. Puede ser la ocasión para que realices alguna operación a corto plazo para llevarte unos cuantos euros. Se trata de movimientos muy intensos en donde los valores bursátiles pueden disparase incluso más del 3 % en una misma sesión bursátil. Aunque disponen de un recorrido muy limitado y tendrás que estar muy atento para desarrollar sus ventas.

En cualquier caso, no tienes por qué abandonar las inversiones durante este último tramo del año. Solo queda que optes por el modelo que mayor potencial de revalorización puede desarrollar en el último mes del año. Para que puedas cerrar el ejercicio con una sonrisa entre los labios y de esta manera puedas condicionar un año que no ha sido nada favorable para los intereses de los pequeños y medianos inversores. En donde la protección de tu dinero será el principal objetivo de tus actuaciones  y más allá de otros planteamientos en la inversión.

De todas formas, requerirá una cierta pericia en las operaciones porque estamos en un momento francamente complejo para que puedas conseguir grandes rentabilidades como en antaño.



Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su dinero. Eso sí, con objetividad e independencia, faltaría más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.