6 consejos para enfocar las inversiones en 2020

Este año que está a punto de comenzar no va a ser fácil para canalizar correctamente las inversiones. Si no que por el contrario va a estar lleno de obstáculos y por tanto no quedará más remedio que elaborar una serie de estrategias para rentabilizar los ahorros de la manera más positiva. No se puede olvidar que venimos de unos mercados en la renta variable que han sido alcistas casi sin descanso desde 2013. Y en cualquier momento puede cambiar su signo ya que de hecho en este ejercicio se han dado las primeras señales de alarma para los pequeños y medianos inversores.

Además, hay que tener en cuenta que la bolsa española negoció en renta variable 40.879 millones de euros, un 2,7 % menos que el mes anterior y un 13,7 % por debajo del dato de año pasado. Mientras que el número de negociaciones descendió un 19,2 %, hasta los 3,39 millones. Es un 12,9 % menos que en el mismo mes del año anterior. En cualquier caso, una buena parte de los inversores siguen confiando en la compra y venta de acciones en bolsa en detrimento de otros productos financieros. Debido a que son los que pueden generar un mayor rentabilidad ante el poco margen de intermediación en el precio del dinero.

Por otra parte, la evolución de la renta fija continúa siendo positiva respecto a 2018. La contratación ascendió a 31.248 millones de euros, un 11,4 % más y un 179,4 % por encima de las cifras del mismo mes del año anterior. El volumen total acumulado en el año alcanzó los 217.510 millones de euros, con un crecimiento interanual del 84,9 %. Todo ello en un entorno monetario en el que el precio del dinero está en sus niveles históricos mínimos al estar en un 0 %. Es decir, el valor del dinero es nulo y esto se nota en la rentabilidad de los productos bancarios y derivados de la renta fija. Aunque a cambio ofrecen una total seguridad sobre su mantenimiento y liquidez.

Inversiones en 2020: reducir posiciones

Si bien para este próximo año hay que mantener la cartera de valores en bolsa, no cabe duda de que debe hacerse con una reducción de los mismos. Para preservar nuestros intereses ante cualquier signo de inestabilidad en los mercados de renta variable. Para a partir de estos momentos ser más selectivos en su selección ya que no podrá abrirse posiciones en cualquier valor bursátil. Debido a los serios riesgos que podemos importar y que nos puede hacer perder mucho dinero en las operaciones. Sobre todo ante un cambio de tendencia en los mercados de renta variable, tal y como anuncian los principales analistas financieros.

Desde esta perspectiva, no nos quedará más remedio que ir a valores de alta capitalización que nos ofrezcan más seguridad que los restantes. Y si es posible que estén bajo una tendencia alcista muy clara en su definición a corto y medio plazo. Una estrategia que podemos realizar en este año es desviar parte de nuestro capital hacia productos financieros más seguros. Tanto de la renta fija como desde modelos alternativos. Con el objetivo principal de mejorar los márgenes de rentabilidad de nuestra cartera de inversión para los próximos doce meses.

Depósitos vinculados a la bolsa

Desde luego que esta es una alternativa más segura que estar invertido directamente en la bolsa ya que la mitad de la inversión está relacionada con la renta fija y la otra parte vinculada, total o parcialmente, a la evolución de índices, acciones, divisas o cualquier otro activo de referencia tanto del mercado nacional como internacional. No obstante, hay que tener especial cuidado con este tipo de productos ya que se distinguen porque el capital puede estar o no garantizado, pero en el caso de que no lo estuviese, el cliente podría perder la totalidad de su inversión, dependiendo de las características de cada depósito.

Pero al menos estaremos menos expuestos a las inestabilidades que pudiese originarse en los mercados de renta variable. En especial ante movimientos de especial intensidad y que nos puede hacer perder mucho más dinero de lo que imaginamos en un principio. Porque con los depósitos bancarios de estas características, pase lo que pase en los mercados financieros, tendremos garantizado nuestro capital más la obtención de una mínima rentabilidad. Aunque con un plazo de permanencia más elevado que en las restantes imposiciones a plazo. Con periodos que oscilan entre 24 y 48 meses y sin que se pueda cancelar el producto.

Es el momento del ladrillo

Si hay un sector en la economía española que está mostrando una enorme pujanza es el inmobiliario. Puede ser la ocasión para volcarnos este nuevo año con este activo financiero. A través de diferentes operaciones en la compra de una vivienda ya que su rentabilidad en este ejercicio ha sido de casi el 20 %. Más alta que en todos los productos financieros y que tan solo nos exigirá un importe en la operación mucho más exigente. En la mayoría de las ocasiones por encima de 100.000 euros y este es un importe que no está al alcance de todos los inversores. Ni mucho menos.

Otra solución menos exigente se basa en la compra de garajes, trasteros y otros bienes inmobiliarios que pueden ser muy rentables para este año. Con revalorizaciones también en los dos dígitos. Se trata de una opción en la inversión menos convencional que puede ser muy interesante para nuestros intereses debido a  las buenas perspectivas que se manejan en el sector. Con un plazo de permanencia que puede ir dirigido al corto, medio y largo plazo, en función del perfil que presenten los pequeños y medianos inversores. Pero teniendo en cuenta de que este es uno de los pocos activos financieros en alza y por tanto es algo de lo que nos podemos aprovechar a partir de estos precisos momentos.

Buenos dividendos sobre todo

Optar por esta esta estrategia en la inversión puede reportar grandes beneficios a los pequeños y medianos inversores porque generará mayor liquidez en el saldo de la cuenta de ahorro. Con una rentabilidad media anual en torno al 5 % y que se realiza a través de pagos ejecutados todos los años. En donde son el sector eléctrico y el de los bancos los más prolíficos para llevar a cabo esta remuneración al accionista. Para que de esta forma, puedas disponer una cartera de renta fija dentro de la variable.

Por otra parte, será un dinero que tendrás pase lo que pase en los mercados de renta variable. Por tanto, se trata de una estrategia en la inversión que es muy beneficiosa para los escenarios adversos en la bolsa. Hasta el punto de que atrae el interés por parte de los pequeños y medianos inversores con un perfil más defensivo o conservador. En donde refugiarse en los momentos más difíciles para los mercados de renta variable. Con un abono fijo y garantizado todos los años bajo el porcentaje estimado por parte de las empresas cotizadas.

Abrir posiciones en la plata

Este importante metal preciso es uno de los grandes desconocidos por parte de los pequeños y medianos inversores. Debido a que no está presente en buena parte de los productos financieros y también es muy complejo abrir posiciones en esta activo financiero tan especial. Pero en cualquiera de los casos, ha sido una de las inversiones más rentables en este año. Hasta el punto de que se ha revalorizado en torno al 60 %, uno de los más altos en los activos financieros hasta estos momentos. En línea con la mostrada por otro metal precioso como es el oro que por otra parte es una inversión más conocida.

Otro de los aspectos que debes tener en cuenta con esta activo financiero es que está considerado como un valor refugio ante los escenarios de mayor inestabilidad en los mercados de renta variable. Donde puedes rentabilizar los ahorros a pesar de las dificultades que se pueden producir en las economías internacionales. De todas formas, su principal problema es que hay pocos productos financieros que tengan estas posiciones. Como por ejemplo, los fondos de inversión o fondos cotizados.

Materias primas muy rentables

No cabe duda de que estos activos financieros pueden sorprenderte positivamente a partir de estos momentos. Por la situación coyuntural en la cotiza en los mercados financieros. Aunque están destinados a un perfil de inversor más específico. Con potenciales de revalorización más potentes que en otros productos financieros. En cualquier caso, hay que seleccionar el activo financiero que esté en una posición alcista para aprovecharse de sus movimientos en los mercados financieros.

Si fuese de esta manera, estas materias primas aportan un potencial de revalorización muy alto y por encima del que te puedes encontrar con otros activos financieros. En donde una de las ventajas que aporta esta elección tan especial es que dispones de muchas materias donde escoger. Café, soja, trigo o avena entre algunas de las más relevantes y en donde no será muy complejo detectar alguna de ellas que se encuentre en un aspecto técnico excelente en la configuración de sus precios. Para que puedas rentabilizar los ahorros a partir de estos momentos. De todas formas, su principal problema es que hay pocos productos financieros que tengan estas posiciones.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.