6 alternativas a la inversión durante este verano

El verano no es una buena época para la inversión. El volumen de contratación baja sustancialmente respecto a otros periodos del año. Hasta el punto de correr más riesgo de que los valores cotizados se deprecien con mayor intensidad. Tal y como ha pasado en los ejercicios precedentes. Se trata de un riesgo innecesario que puede evitarse si los pequeños y medianos inversores optan por otras estrategias en la inversión más seguras. Para que de esta forma puedan proteger sus ahorros ante cualquier inestabilidad que puedan emerger en los mercados de renta variable en estos meses estivales.

A pesar de que la bolsa española negoció en renta variable un total de 49.039,8 millones de euros en abril, un 41,4 % más que el mes anterior, pese a contar con menos sesiones hábiles de mercado. Fue el mejor mes desde el pasado octubre. En términos interanuales se anotó una caída del 25,4 %. En donde, el  número de negociaciones fue de 2,9 millones, es decir un 7 % menos que en marzo y un 0,8 % menos que en el mismo mes del año anterior. Pero estos son guarismos que no se repetirán en los meses de verano.

Dentro de este contexto general, te vamos a proponer una serie de alternativas en la inversión para que puedas rentabilizar los ahorros con mayores garantías de éxito. Sin renunciar a ningún activo financiero, aunque actuando con mayor prudencia que hasta estos momentos. Para que así, a la vuelta de las vacaciones te encuentres con un saldo en  tu cuenta corriente más saneado. Y que es al fin y al cabo de los que se trata en estos meses tan especiales de año. En donde, previsiblemente se incrementará la volatilidad en los mercados de renta variable, tanto nacionales como de fuera de nuestras fronteras.

Alternativas: bonos de Estados Unidos

Es una de las maneras más prudentes para enfocar las inversiones durante los meses de verano debido a la confianza que genera este producto financiero. Hasta el punto de que se constituye en un valor refugio en caso de que emerjan las inestabilidades en los mercados de renta variable durante este periodo del año. La rentabilidad que puede generar bonos de Estados Unidos se mueven en una horquilla que va del 1,50 % al 3 %. A donde sin lugar a dudas se va a dirigir buena parte de los ahorros de los inversores en este periodo estival del año.

La manera más sencilla de contratar los bonos de Estados Unidos es a través de los fondos de inversión de renta fija que están basados en este activo financiero. Con la ventaja de que además se puede combinar con otros activos financieros de especial relevancia en el sector de la inversión. Sus riesgos son menores y en cualquier caso están más controlados desde el principio de la operación. Puede ser una opción realmente muy interesante para la defensa de tus intereses. En especial si la evolución de los mercados de renta variable no es la deseada para los usuarios bursátiles,

Depósitos a tres meses

Las imposiciones bancarias a plazo fijo es otra de las alternativas que dispones en estos precisos momentos. Con un plazo de permanencia que duraría lo que son los meses del verano. Es decir, a tres meses para que puedas pasar las vacaciones con completa tranquilidad y te evites disgustos en esta época del año en la que tienes que descansar en la playa tras unos agotadores meses de trabajo. Es cierto que este producto financiero no ofrece mucha rentabilidad ya que está en torno al 0,80 %, pero al menos tendrás garantizado un pago fijo que percibirás a su vencimiento.

Mientras que por otra parte, no puedes olvidar tampoco que esta estrategia en la inversión te puede servir para que dejes las inversiones en bolsa durante el verano. Y puedas retomar las mismas a la vuelta de las vacaciones. Quizás con unos precios en las acciones de los valores que pueden ser mucho más competitivas que en estos momentos. Por otra parte, es un modelo de inversión que no te generará comisiones y otros gastos en su gestión y mantenimiento. Más allá de otras consideraciones de carácter técnico. Se trata de la mejor manera para pasar unos días tranquilos en tu lugar o destino vacacional.

Abrir una cuenta de alta remuneración

Antes de que se inicie la estación del verano puede ser el pretexto ideal para formalizar una cuenta de las denominadas como de alta remuneración. En donde pueden llegarte a ofrecer una rentabilidad media y anual de hasta el 2,20 %. Es decir, más que en los productos más convencionales de la renta fija. En donde incluso puedes domiciliar todos tus recibos domésticos (luz, agua, gas, etc.), al igual que acceder a tarjetas de crédito y débito de forma totalmente gratuita. Desde donde podrás gestionar todos tus gastos o retirar dinero en efectivo desde los dispositivos tecnológicos.

Esta clase de cuentas se están imponiendo en la actual oferta que han desarrollado las entidades bancarias y que van dirigidas a captar los clientes de la competencia. Con ofertas y promociones cada vez más sugerentes y agresivas que pueden beneficiarte por medio de un abono a cuenta que quizás no esperabas contar en estos momentos del año. Mientras que por otra parte, no podemos olvidar de que esta es una remuneración fija y garantizada. Pase lo que pase en los distintos mercados financieros, tanto procedentes de la renta fija como de la variable.

Valores defensivos en la bolsa

Si de todas formas, has decidido que vas a seguir con tus inversiones en bolsa durante los meses de verano no tienes porqué arriesgar tu dinero en estos días tan especiales del año. En el sentido de que puedes optar por los valores defensivos o más conservadores a partir de estos momentos. Son los que mejor comportamiento tienen en los momentos más adversos para los mercados de renta variable y en algunos casos incluso pueden obtener rentabilidades muy apreciables. Como por ejemplo, en los valores del sector eléctrico que además cuentan con dividendos con una rentabilidad superior al 6 %.

Es cierro que esta es una alternativa más agresiva que las restantes, pero con un mayor control sobre las posiciones en bolsa debido a las especiales características de estos valores. En donde tienes muchas opciones en donde escoger dentro de la renta variable nacional. Valores bursátiles que lo pueden hacer muy bien durante estos meses, aunque siempre hay un riesgo latente sobre su evolución en bolsa. Porque al fin y al cabo se trata de mercados de renta variable con lo que eso implica en el momento de gestionar el capital. A donde se dirige los ahorros de los pequeños y medianos inversores que desean preservar su patrimonio personal en estos días.

Bonos corporativos

Otra manera muy original para enfocar las inversiones se materializa a través de este producto financiero. Por lo general, los bonos devengarán un cupón del 3,50 % nominal anual, pagadero trimestralmente, sobre el valor nominal en cada momento. La amortización tendrá lugar por reducción del nominal y de forma trimestral hasta 2038. Este es quizás su problema, que cuentan con vencimientos muy largos y que por tanto van dirigidos a un perfil de inversión muy bien definido. En donde hay que tratar que tengan un rating con tendencia estable para aportar mayor seguridad a la inversión.

La oferta que hay en estos momentos sobre los bonos es muy relevante y tan solo tendrás que encontrar una empresa solvente que se encargue de comercializar estos productos financieros. Para que esta manera, estés en condiciones de mejorar tu cuenta de resultados de cara al largo plazo. Por medio de una canal financiero que siempre ha estado a disposición de los pequeños y medianos inversores. En donde prevalece la idea de preservar el capital por encima de otras consideraciones más agresivas dentro de los mercados financieros. Con una remuneración que desde luego puede ser muy interesante frente a otros productos financieros de similares características.

Pagarés de Endesa

Una alternativa muy innovadora en estos momentos está representada por este producto derivado de la renta fija. Porque en efecto, Endesa ha solicitado la admisión a negociación de su nuevo programa de pagarés de 3.000 millones de euros de saldo vivo en el mercado de renta fija de BME. Bajo este nuevo programa Endesa podrá emitir indistintamente pagarés con nominales unitarios de 100.000 euros o 500.000 dólares y con vencimientos comprendidos entre 3 y 364 días. Hasta el punto de constituirse en una de las opciones que dispones si no estás dispuesto a asumir excesivos riesgos en las inversiones llevadas a cabo.

En este sentido, el consejero delegado de Endesa, José Bogas, ha subrayado que “el nuevo programa de Endesa confirma su condición de emisor de referencia y demuestra la confianza de los mercados en los organismos españoles de supervisión y cotización”. Hay que recordar que Endesa dispone de un rating a corto plazo A-2, perspectiva estable, por Standard & Poor’s; de P-2, estable, por Moody’s; y de F-2, estable, por Fitch. En 2018, Endesa obtuvo unos ingresos consolidados de 20.195 millones de euros y un EBITDA de 3.627 millones. Con una remuneración que desde luego puede ser muy interesante frente a otros productos financieros de similares características.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.