5 valores para estar tranquilos en 2020

Uno de los principales objetivos por parte de los inversores minoristas es estar tranquilos durante el año 2020 y no sufrir sobresaltos que puedan perturbarles. Pues bien, para satisfacer este desee la mejor solución consistirá en una elección adecuada de los mejores valores en la bolsa española. Aquellos que pueden desarrollar un mejor comportamiento, pero sobre todo que estén exentos de tensiones en su nivel de cotización. Para que de esta forma, al menos puedan dormir tranquilos en estos meses que les quedan.

Desde luego no será nada sencillo encontrar valores bursátiles que aporten estas características tan especiales. Pero al menos se podrá elaborar una pequeña lista con las propuestas más sugerentes para invertir nuestros ahorros con mayores garantías de éxito. Pero sobre todo alejados de la volatilidad con la que cuentan ciertas cotizadas que no son aptas para la mayoría de minoristas que no desean más sustos a partir de estos momentos. Y que es al fin y al cabo uno de sus deseos más anhelados en este nuevo curso.

Para que se cumplan tus necesidades nada mejor que una selección de algunos de los valores bursátiles que pueden cumplir con estas funciones tan especiales. En algunos casos serán propuestas que no te extrañarán para nada, pero desde luego que en otra puede que sean una sorpresa para los usuarios en los mercados bursátiles. Porque no se trata de elegir los mejores valores defensivos, si no que por contrario la idea es buscar los menos comprometidos para invertir. Aunque puede que ambas particularidades coincidan al elaborar esta lista de compañías cotizadas.

ACS con una gran estabilidad

Este es un valor con el que podemos pasar muy tranquilo este curso bursátil. Hasta el punto de que su volatilidad es de las más bajas en el mercado continuo nacional y este es un aspecto que puede beneficiarte en tus intereses personales. Porque tiene un soporte muy fuerte y estable en torno a los 31 euros por acción y mientras que no rebase estos niveles puedes estar muy tranquilo en tus posiciones en los próximos meses. No en vano, es una de las empresas constructoras más seguras para tenerla en cartera a partir de estos momentos. Y que además cuenta con un dividendo muy rentable, con un tipo de interés que ronda el 6 % a través de un pago fijo y garantizado todos los años.

Mientras que por parte, este aspecto no quita que sui potencial de revalorización sea muy atractivo con un precio objetivo puesto muy cerca de los niveles en los 41 o 42 euros por cada acción. Es decir, todavía tiene recorrido al alza que puedes aprovechar para incrementare el saldo en tu cuenta de ahorro que es al fin y al cabo de lo que se trata en estos casos. Porque en efecto, no puedes olvidar que su línea de negocio se mueve con una gran estabilidad y este es otro factor adicional que puede ayudarte a que estés más tranquilo en estos doces meses y por tanto alejado de algunos procesos muy poco recomendables para tus intereses como pequeño y medianos inversor. Con mayores garantías de éxito y que es al fin y al cabo lo que buscas a partir de estos momentos.

Enagás, ni ganar ni perder

Este valor del sector energético es cierto que no tiene mucho potencial de revalorización. Pero por otro lado, no cuenta con grandes posibilidades para depreciarse en la configuración de sus precios. Como consecuencia de estas características no cabe duda de que es destino muy idóneo para guardar el dinero a partir de estos momentos. No en vano, estará muy seguro y con la ventaja adicional de que reparte uno de los mejores dividendos de los valores que integran el Ibex 35. Con un tipo de interés que supera en estos momentos el nivel del 7 %, en el escalafón más alto y que puede ser otro motivo para formalizar las compras.

Esta empresa pertenece, por otra parte, a uno de los sectores que ejerce como refugio ante los escenarios más desfavorables para los mercados de renta variable. Y en este sentido, puede servirnos para protegeros de la mayor inestabilidad en esta clase de activos financieros. Por tanto, podemos estar muy seguros si realizamos compras puntuales en este valor de la bolsa. Por otra parte, cuenta con una gran liquidez y este factor beneficia a los pequeños y medianos inversores para entrar o salir de los mercados financieros en el momento en que deseen. Al igual que otras compañías que están integradas en este o sectores de similares características.

Mapfre con pocas oscilaciones

La compañía de seguros de referencia es otra de las opciones si queremos estar tranquilos en los mercados de renta variable. Sus precios en los últimos meses se han movido en una franja muy estrecha que está entre los 2,20 y 2,70 euros por cada acción. Con una línea de negocio claramente asentada y en expansión tras haber realizado algunas operaciones empresariales de especial relevancia. Dentro de este contexto, no es de extrañar que haya sido elegida por buena parte de los inversores con un perfil más conservador o defensivo que desean sobre todo preservar sus ahorros por encima de otra serie de consideraciones más agresivas.

Además, y al igual que en el resto de valores que proponemos para estar más tranquilos en la bolsa española, reparte a los accionistas un dividendo muy atractivo. Con un interés que es muy cercano al 7 %, con un cargo a cuenta de 0,16 euros todos los años de forma fija y garantizada, pase lo que pase en los mercados financieros. Y con una línea de negocio que se caracteriza por su gran estabilidad y esta es una de las causas para que podamos dormir mejor con la inclusión de este valor en nuestra próxima cartera de inversión. No en vano, es otra de las elegidas por parte de los inversores de corte más defensivo.

Ferrovial la constructora más segura

Dentro de este importante sector esta es una de las apuestas más moderadas y que pueden cumplir con este objetivo tuyo.  En donde,  Ferrovial, operador global de infraestructuras, alcanza en los primeros nueve meses de 2019 un resultado neto de -104 millones de euros, frente a los 59 millones de euros del año anterior. El RBE se sitúa en 33 millones de euros. Estos resultados se han visto influidos por el cambio de perímetro al clasificar la división de Servicios como “mantenida para la venta” y por el impacto de la provisión de Construcción realizada en el primer trimestre.

Estos resultados apuestan por una estabilidad contable y también bursátil para los próximos meses. Y por tanto encaja en tu perfil como inversor, sin que tengas que renunciar a ninguna rentabilidad en estos meses ya que puede ser una opción para mejorar el capital invertido durante este periodo de tiempo. Con un valor en el que no hay grandes oscilaciones en  sus precios, ni en uno ni en otro sentido y esto encaja perfectamente en los deseos para formalizar la inversión en estos momentos. Mucho más cuando escasean los valores bursátiles de estas características tan especiales y este es desde luego uno de ellos. Con el reparto de un dividendo medianamente atractivo como para crear una bolsa de ahorro más o menos estable de cara al medio y sobre todo largo plazo.

A pesar de todo, el Santander

Puede que extrañe esta decisión a buena parte de los pequeños y medianos inversores. Pero la realidad es que el Banco Santander es uno de los valores más seguros en donde podemos depositar nuestro dinero. En este sentido, y en cuanto a las perspectivas de Banco Santander, su presencia equilibrada entre mercados maduros y emergentes sigue siendo una de las principales fortalezas de Santander. Pero es que en estos momentos sus acciones cotiza con unos precios muy competitivos y que animan a realizar  las compras selectivas a partir de estos momentos. Moviéndose en niveles que van desde los 3,30 a los 3,80 euros por cada acción.

Con estos precios los riesgos en las operaciones son menores que en otros valores de los mercados de renta variable. Entre otras razones porque su potencial de revalorización es muy alto, y sobre todo si se compara con otros valores de la renta variable nacional. Además ofrece un dividendo con una rentabilidad cercana al 6 % y se trata de una estrategia en la inversión que se basa en conformar una cartera de renta fija dentro de la variable. Muy útil por otra parte para encarar movimientos no muy favorables para las bolsa. En este contexto es un valor más para comprar que para vender en estos momentos.

Como habrás podido comprobado no te van a faltar propuestas como para satisfacer estos deseos tuyos y a pesar de que el año 2020 no va a ser un año muy sencillo para llevar a cabo las operaciones en los mercados de renta variable. Ni mucho menos. Debido a que hay pequeñas y desagradables sorpresas que te estarán esperando en estos meses, en un ejercicio que estará caracterizado por la recesión económica que ha llegado a los países de la zona euro.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.