5 valores en donde no se debe estar

El rebote de la renta variable de España ha sido en torno al 19 % en cinco sesiones bursátiles. Pero ni mucho menos significa que la tendencia bajista se haya detenido, ni tan siquiera de que sea haya formado un suelo más o menos fiable. Si no que por el contrario, es tan solo eso, un rebote aunque muy llamativo que va en consonancia con las bruscas caídas en los mercados financieros de todo el mundo. Desde este punto de vista, no será de extraño que más pronto que tarde los índices bursátiles no vuelvan a sorprender con un nuevo tirón a la baja que pueda llevar al Ibex 35 a niveles muy cercanos a los 5.000 puntos.

Por tanto, si se van a tomar posiciones en los mercados de renta variable nacionales, es el momento de ser más selectivos que nunca en la selección de valores que vayan a integrar nuestra cartera de inversión a partir de estos momentos. No en vano, ya no nos valdrán todas las cotizadas, sino tan solo las que puedan tener un mejor comportamiento en  la evolución de la bolsa durante estos días tan históricos que están viviendo los mercados financieros. Para facilitar la decisión por parte de los pequeños y medianos inversores vamos a ofrecer una pequeña lista de los valores en donde no se debe estar en estos momentos tan delicado para el mundo del dinero.

En unos casos por su alto endeudamiento y en otros porque presentan un aspecto técnico muy deteriorado que no invitan precisamente a una toma de posiciones por muy bajos que sea su valoración actual en los mercados de renta variable. En este sentido, no nos quedará más remedio que aparcarlos por el alto riesgo que conllevan sus posiciones desde todos los puntos de vista. Para lo cual vamos a ofrecer alguna que otra pista sobre las posiciones que deben evitarse a toda costa en la coyuntura actual que ofrece el sector del dinero y que no es el más propicio que digamos para estar en  sus movimientos.

Valores a evitar: Banco Sabadell

Puede que parezca que sus bajos precios invitan a tomar posiciones en los actuales niveles. Pero desde luego que no es así. Ni mucho menos. Porque se trata de un valor que ha roto todos los soportes posibles que tenía por delante y algo más. Hasta situarse por debajo de los 0,50 euros por cada acción, cuando hace pocos meses lo teníamos en el doble euro. Claro que puede rebotar, tal y como los está haciendo en estos días, pero lo que está claro es que su tendencia es claramente bajista. Y lo que es peor, a todos los plazos de permanencia: corto, medio y plazo. Es decir, tiene poco recursos para rentabilizar los ahorros a partir de estos momentos.

Mientras que por otra parte, no puede olvidarse que es la entidad de crédito que peor comportamiento ha tenido en los dos últimos años. Ha notado en exceso el estado de los tipos de interés que están en terreno negativo, en mínimos históricos y que está repercutiendo en su línea de negocio. No en vano, no son tiempos para el sector bancario en general y mucho menos en este valor en concreto. En un contexto en donde el inversor tiene más que perder que ganar con una toma de posiciones en los actuales niveles de precios. Aunque los mismos puedan iniciar precisamente lo contrario. Es mejor pensar en otras opciones que puedan ser más rentables en las actuales circunstancias en los mercados de renta variable.

IAG puede hasta desaparecer

El sector que más se va a retrasar en la recuperación económica es sin lugar a dudas el ligado a la actividad turística y entre ellos esta compañía aérea no puede salir muy bien parada de la recesión económica. No puede olvidarse que ha perdido casi el 70 % de su valoración en bolsa al pasar desde los casi 8 euros a menos de 2 euros. Pero lo peor es que esta compañía se puede trocear y no puede descartarse que se produzca una nacionalización en la división española. Hasta el punto de que puede generar nuevas sorpresas negativas a los pequeños y medianos inversores en los próximos meses. Su comportamiento ha rebasado todos los elementos negativos que se podían esperar de este valor bursátil.

En este sentido, la rápida propagación del COVID-19 y las advertencias gubernamentales y restricciones a los viajes asociadas al mismo, están teniendo un significativo y cada vez más negativo impacto en la demanda de tráfico aéreo global en casi todas las rutas operadas por las aerolíneas de IAG. Hasta la fecha, IAG ha suspendido sus vuelos a China, reducido capacidad en las rutas a Asia, cancelado todas sus operaciones hacía, desde y dentro de Italia, además de efectuar varios ajustes en nuestra red. Siendo uno de los valores más castigados en el índice selectivo de la renta variable de nuestro país, el Ibex 35.

Arcelor como valor cíclico

No son momentos para estar en los valores denominados como cíclicos y esta acerera es una de las opciones más representativas del sector. Es decir, en periodos recesivos tienen un comportamiento inferior al resto. Ya habrá momento para abrir posiciones cuando se den las señales de una reactivación de la economía a nivel internacional. Pero en el corto y medio plazo ni tocarlo porque se puede perder mucho dinero en esta cotizada. Se trata de una de las propuestas en bolsa que es mejor estar ausente para evitar escenarios no deseados. Además, va a ser muy difícil que puede revertir su clara tendencia bajista que va dirigida a todos los plazos.

Por otra parte, su line de negocio al ser global puede verse afectada por la menor demanda en el acero, y en especial tras el bajón que se está produciendo en el Producto Interior Bruto en China. En cualquier caso, sus perspectivas para el futuro no son para nada optimista. Si no que por el contrario, puede rebajar sus expectativas de producción en los próximos trimestres. Hasta nivel que no se habían visto en los últimos años y hasta décadas. No hay que arriesgar en operaciones que no nos van a producir ninguna actuación para nada positiva. Puede ser uno de los grandes perdedores en el Ibex 35 como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

Mucho cuidado con Inditex

Su dependencia de China le puede jugar una mala pasada a partir de estos momentos, tal y como se ha puesto de manifiesto en sus últimos resultados empresariales. A pesar de la excelente gestión en sus líneas de negocio, incluso en su división de ventas online que ha sido la que mejor se ha comportado en los últimos trimestres. Pero todos los condicionantes están en su contra en este preciso instante. Hasta el punto de que se ha decidido anular el dividendo que reparte entre sus accionistas. En lo que conforma como toda una declaración de intenciones que no invitan a tomar posiciones en esta compañía del sector textil.

Mientras que por otra parte, no puede olvidarse que parte de unos resultados en 2019 que han sido muy positivos. En donde los resultados del ejercicio 2019 muestran un incremento de ventas del 8 % hasta los 28.286 millones de euros, y las ventas en tiendas comparables se incrementaron un 6,5 %. Las ventas en España han crecido un 4,6 %. España representa en estos momentos el 15,7 % de la venta total, mientras que Europa sin España supone el 46 %, Asia y Resto del Mundo, el 22,5 %, y América, el 15,8 %. Las ventas de la compañía a través de su plataforma online global crecieron un 23 %, alcanzando los 3.900 millones de euros, un 14 % del total de las ventas.

Endeudamiento en Endesa

El endeudamiento en esta importante eléctrica puede ser un lastre en sus próximos resultados y después de tenerlo todo a su favor puede que haya cambiado en su valoración en los mercados de renta variable. Además, habrá que estar pendientes de que pasará con su reparto de dividendo en los próximos dos años y que se podría ver modificado a partir de estos momentos. No puede olvidarse que uno de los mayores atractivos de esta cotizada es esta remuneración al accionista y que de modificarse podría dar lugar a una venta masiva de sus acciones por parte de los pequeños y medianos inversores. Al tratarse de uno de los ratios más altos en el Ibex 35.

Por otro lado, no puede olvidarse que ha dejado atrás a unos soportes muy fuertes que le puede impedir su recuperación en los mercados de renta variable. En donde la clave está en que pueda recuperar el nivel que tiene en estos momentos muy cerca de los 18 o 19 por cada acción. Algo que no es muy factible, al menos en lo que se refiere al corto plazo. Sus perspectivas no son tan negativas como en el resto de los valores, pero no conviene arriesgar en sus posiciones ante las dudas que ofrecen sus operaciones en bolsa. Una pena cuando hace pocas semanas estaba en la mejor de las situaciones, es decir en subida libre. Puede ser otro de los grandes perdedores en el Ibex 35 como consecuencia de la pandemia del coronavirus.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.