5 nubarrones que se ciernen sobre la bolsa española

A pesar de que todavía el índice selectivo de la renta variable española, el Ibex 35, se encuentra por encima del importante soporte que tiene en los 9.000 puntos son varios los avisos sobre lo que pudiese pasar el próximo año. Y en este sentido, las noticias no son muy alentadoras para los intereses de los pequeños y medianos inversores. Si hay un momento en que se debe tener especial precaución con las operaciones en bolsa ese es el actual. En donde cualquier cálculo o error en los movimientos abiertos puede costarnos muchos euros, tal y como ha sucedido en otros momentos históricos.

No es solo la presencia de una nueva recesión económica. Si no también otras variables o datos que pueden estar indicándonos que lo mejor que podemos hacer en estos momentos es salir de los mercados de renta variable, tanto nacionales como de fuera de nuestras fronteras. Porque mucho nos tememos que cuando se produzca esta tendencia bajista la bolsa puede tener mucho recorrido a la baja. Mucho más de lo que puedan pensar buena parte de los inversores minoristas. Con el riesgo real de que el Ibex 35 pueda dirigirse hasta niveles de 7.000 puntos o incluso más abajo.

Para que no pille a nadie por sorpresa vamos a exponer algunas de las señales que se están manejando en los mercados financieros. Mientras que por otra parte, no cabe duda de los mercados de renta variable están ofreciendo muchas debilidades en estos días. Además, no puede olvidarse que la bolsa española viene de crecer durante muchos y muchos años. Prácticamente sin excepción desde el año 2013 y con apenas con descansos en la conformación de sus precios. Aunque sus máximos no hayan ido más allá de los 10.000 puntos y muy lejos de los ya históricos 13.000 puntos. En donde se ha podido rentabilidad los ahorros con mayor eficacia que en otros productos financieros o bancarios.

Bolsa española: rebaja del PIB

El primer aviso los ha dado estos días el Banco de España ya que puesto de manifiesto que el Producto Interior Bruto (PIB) repuntará un 2 % en 2019, dato que contrasta con el 2,4 % que el propio BdE señaló en junio. Esto en la práctica supone que  en muy poco espacio de tiempo se ha rebajado su estimación en cuatro décimas. Se trata de una revisión muy significativa y que indica de la importancia de este dato. Aunque por el momento no ha tenido repercusión en los mercados de renta variable. Otra cosa bien diferente es lo que pueda pasar dentro de unas semanas o unos meses.

Desde luego que la rebaja del Producto Interior Bruto (PIB) no es una buena noticia para los intereses de los pequeños y medianos inversores. Ya que tarde o temprano se reflejará sobre los datos de las propias empresas cotizadas. Con una previsible caída en los beneficios de las mismas y que conllevará un importante ajuste en la configuración de los precios. En este caso, a la baja aunque no se sabe bajo que intensidad en estos movimientos. Dentro de este contexto general, hay que incidir en que el PIB es un termómetro para averiguar cuál va a ser la evolución en los mercados de renta variable.

La morosidad repunta con fuerza

Quizás este sea uno de los parámetros más fiables para determinar si la bolsa va a bajar o no en los próximos meses. Entre otras razones, porque indica el estado de la economía de un país. Pues bien en estos días se está sabiendo que la morosidad de los clientes españoles es cada vez más mayor y esto es una señal de que la recesión económica podría ser más fuerte de la esperada por parte de los analistas financieros. No en vano, este importante dato fue el que advirtió sobre lo que iba a pasar en realidad en el año 2008. Porque quiere decir llanamente que los clientes tienen ciertos problemas para saldar su deuda con las entidades de crédito.

Mientras que por otra parte, es una señal de que las cosas no van bien entre la sociedad, desde el punto de vista económico. Siendo una clara señal de que la economía va a ir a peor en los próximos meses y esto es lo que nos está diciendo en estas últimas semanas. Anticipando además, una bajada en los beneficios de las empresas que cotizan en la renta variable. A través de un dato que ha ido creciendo poco a poco desde el anterior ejercicio. Con una enorme repercusión en los mercados financieros, tal y como es lógico comprender con su interpretación.

Los beneficios se ralentizan

Es otro aviso a navegantes sobre lo que puede ocurrir a partir de estos momentos. Debido a que analiza perfectamente el estado real de las empresas que cotizan en la bolsa. Hasta el punto de que puede tomar efecto en las cuentas empresariales de los próximos trimestres y ajustar el precio con que cotizan en estos momentos. Se trata de una nueva realidad que sin lugar a dudas tendrán que asumir los pequeños y medianos inversores desde estos momentos. No siendo raro que deshagan las posiciones ante la pérdida de valor de las acciones de estas compañías. Nada será con en los últimos años.

Mientras que por otra parte, no puedes olvidar que la ralentización económica está llevando a que los beneficios de las empresas del mercado continuo español sean menores poco a poco y desde finales del pasado año. En lo que se constituye en una realidad que no puede pasar desapercibida para buena parte de los pequeños y medianos inversores. Porque en efecto, puede que el año próximo su precio sea más ajustado. Es decir, una buena noticia para los inversores que en estos momentos están en completa liquidez. Y mala por supuesto si estás invertido para cuando llegue este momento que se puede poner en marcha.

Correcciones a los excesos

Desde luego que los excesos de la renta variable española tendrán que corregirse más temprano que tarde y todo parece que estamos ante los prolegómenos de este nuevo escenario en nuestras relaciones con el siempre complicado mundo del dinero. Desde el año 2013 la bolsa española no ha parado de subir, salvo raras excepciones como la generada en el anterior ejercicio. Este hecho puede provocar que las caídas en bolsa sean más intensas de lo habitual en estos casos. Porque en efecto, esta puede ser una fase de reacción ante las últimas subidas generadas en los mercados de renta variable, tanto nacionales como fuera de nuestras fronteras.

Por otra parte, no puedes olvidar de que nada sube eternamente y mucho menos en bolsa. Casi ocho años de subidas supone un periodo excepcional para los inversores y que no se veían desde hacía mucho tiempo. Es decir, tampoco sería un drama que la bolsa española perdiese un 10 % o 20 % de su valoración actual. Sería considerado más que nada una corrección puntual a los excesos anteriores y en este sentido debes de entender estos movimientos en los mercados de renta variable. Otra cosa bien diferente es que el Ibex 35 pudiese ir más lejos de los niveles de 7.000 puntos y que en este caso sería interpretado como algo mucho más grave.

Incremento en la volatilidad

Otro de los denominadores comunes de este escenario en la bolsa es que hay más volatilidad en la configuración de los precios. Con divergencias que pueden ser más importantes entre los precios máximos y mínimos. Con diferencias que perfectamente pueden sobrepasar niveles de 3 % e incluso con porcentajes aún más altos. Si bien son muy útiles para realizar operaciones de trading o en el mismo día. En donde es imprescindible ajustar muy bien los precios de compra y venta, por encima de otra serie de consideraciones técnicas. En cualquier caso, es mucho más complejo dirigir las operaciones a medio y largo plazo debido a que los riesgos son sensiblemente mayores que en los plazos más dilatados.

Otro de los aspectos que deben tenerse en cuenta a partir de estos momentos es el que tiene que ver con las cuantías de las operaciones realizadas en bolsa. Deben ser mucho más moderadas que hasta ahora. Sobre todo ante el evidente riesgo de quedarse enganchado en un escenario muy poco favorable para los intereses de los pequeños y medianos inversores. Es necesario prever los gastos que se van a tener en los próximos meses o años. Como por ejemplo, las obligaciones fiscales, las líneas de crédito sin amortizar o el abono de los recibos domésticos (luz, agua, gas, etc.). No en vano, puedes tener alguna que otra sorpresa negativa en este periodo de tiempo.

Mientras que por último, también hay que valorar que es muy importante optar por los valores líquidos que te permiten entrar y salir de las posiciones en bolsa en el momento en que tú mismo desees. En este sentido, casi todos los integrantes del Ibex 35 te ofrecen esta posibilidad al tratarse de valores de muy alta capitalización. Mueven muchos títulos todos los días y en unos niveles que hay que calificarlos como de óptimo para buena parte de los inversores.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.