5 formas de invertir en la construcción

construcciónEl sector de la construcción es uno de los más aconsejados para invertir nuestros ahorros durante este año. Son varios los analistas financieros quienes se decantan por esta alternativa como fórmula para rentabilizar el capital con mayores garantías de éxito. Pero, ¿realmente sabes cono canalizar correctamente esta propuesta en la renta variable? Porque dispondrás de más de una idea para cumplir este deseo durante los próximos años.

Si hay algo que caracteriza a este sector es por su alta diversificación. Mayor que en otros que están presentes en la renta variable. Con un amplio abanico de propuestas, tal y como vas a poder comprobar a partir de estos momentos. Tanto desde una posición agresiva como si tú planteamientos en la inversión son más bien conservadores. Desde luego que en estos momentos no puedes tener dudas sobre las posibilidades que se te abren para entrar en el sector de la construcción. A través de diferentes estrategias.

Es cierto que el camino más directo para invertir tu dinero en la construcción es a través de la bolsa. Por medio de muchas y de diversa naturaleza empresas. Pero también a través de otra serie de propuestas muy singulares y que pueden ser igualmente eficaces. En algunos casos incluso por medio de estrategias rompedoras e innovadoras por su originalidad. En cualquier caso, no te faltarán ideas para canalizar esta clase de operaciones. Tan habituales, por otro lado, a los gustos de los pequeños y medianos inversores.

Construcción: mercados bursátiles

inmobiliariasSi no deseas quebrarte la cabeza, la primera propuesta  a la que tienes que acudir es a los mercados de renta variable, y muy concretamente la bolsa. Dispones en las plazas nacional infinidad de empresas con esta línea de negocio basada en el ladrillo. Aunque desde diferentes enfoques. No en vano, se constituye en una de las más potentes de todas las bolsas internacionales. Desde luego que no tiene que envidiar a ninguna de ellas. Se trata de un sector fundamental de la economía española. Y que ha vuelto a tomar fuerza tras la será recesión económica a partir de 2008.

De nuevo las miradas de todos los inversores han vuelto a las constructoras. En algunos casos incluso con mucha fuerza. Donde las posiciones compradoras se están imponiendo claramente a las vendedoras. Hasta con unos precios de entrada muy sugerentes en algunas de las compañías que cotizan en la bolsa española. Con un potencial de revalorización muy atractivo en función del riesgo que presentan sus acciones en estos momentos.

Además, la mayoría de empresas constructoras ofrecen un rendimiento por dividendo en torno al 5%. Como elemento añadido para elevar el interés por sus compras. Generalmente a través de un reparto entre sus accionistas de forma anual. En cualquier caso, se viene conformando como uno de los sectores más activos de la renta variable nacional. Aunque sus precios generan una mayor volatilidad en sus cotizaciones. Con unas diferencias muy amplias entre sus precios máximos y mínimos y que en algún caso puede llegar al 3%, incluso superándolo en las sesiones más activas de los mercados financieros.

Fondos de inversión inmobiliarios

Otro de los formatos que tienes en estos momentos para invertir tu dinero es por medio de los fondos de inversión. Se trata de una opción más conservadora, pero no exenta de grandes intereses para los próximos meses. Aunque su inversión, más que en empresas constructoras puramente, se basa en inmobiliarias. Es un pequeño matiz que debes valorar si deseas abrir posiciones a partir de ahora en estos productos financieros. Con una amplia gama de fondos como para satisfacer tú actual demanda.

Estos fondos, en algunos de los casos, están combinados con otros activos financieros. Procedentes tanto de la renta fija como de la variable. Aunque porcentajes mínimos que no suelen sobrepasar del 25% de la cartera de inversión. Están confeccionados por diferentes gestoras, y bajo diversos modelos en su gestión. Para que puedas elegir el formato que mejor se amolde a tus características como pequeño y mediano inversor.

Este planteamiento en la inversión está más dirigido al medio y largo plazo. Es una de las peculiaridades que presente estos fondos más especializados. No en vano, si lo que deseas son operaciones más rápidas será mejor que optes por otros productos financieros más flexibles y que pueden indexar el movimiento de las empresas constructoras en los mercados de renta variable. En los fondos de inversión, por el contrario, lo que sí podrás realizar es constituir una bolsa de ahorro para los próximos años basada en este sector tan importante de la economía.

Inversión a través de los ETFs

etfLos fondos cotizados asimilan las prestaciones de los fondos de inversión y la venta y compra de acciones en un solo producto. Aunque bajo una personalidad propia y muy bien definida. Pues bien, también dispone de modelos basados en la construcción, pero con una serie de diferencias muy notables que debes conocer. No se basa en un solo valor de la bolsa, sino por el contrario en una cesta de acciones. De esta manera, conseguirás diversificar con mayor eficacia tus inversiones. En especial en los momentos más desfavorables para sus intereses.

También puede tener un recorrido muy alcista de cara a los próximos meses. Sin que en ningún momento sus posiciones estén vinculadas a otros actinos financieros. Ni de renta fija no de la variable. Se trata de un producto financiero que conlleva más riesgos en su contratación. Pero con una recompensa que puede compensarte tu interés por medio de tus movimientos compradores en los mercados financieros.

Desde este escenario general, se constituye en una alternativa muy aconsejable para un perfil intermedio de inversor. Sin que asuma posiciones excesivamente agresivas, pero también alejado de planteamientos conservadores. En la actualidad, dispones de varios fondos cotizados que cumplen con estas condiciones. No obstante, la oferta no es tan dinámica como la que se te ofrece a través de otros modelos en su gestión. Hasta el punto que están más limitados y requieren de un mayor conocimiento del producto.

Innovadora propuesta de inversión

De todas maneras, también estás en disposición para decantarte por otro modelo de inversión completamente diferente. Tanto en su concepción como en su mecánica. Es invertir pequeñas cantidades de dinero en la construcción de pisos. Al principio puede suponer que consigas un rendimiento cercano al 3%. Pero si el plazo de inversión lo diriges al largo, lo puedes elevar hasta más del 50%. Lo más interesante de esta singular propuesta es que la puedes formalizar desde 100 euros. En la práctica significa que serás propietario del piso o apartamento de forma proporcional. Al igual que las ganancias que obtenga como consecuencia de llevar a la práctica esta operación.

Se trata de un modelo de inversión de reciente incidencia y que todavía presenta algunas dudas. También está desarrollado por nuevas plataformas online que han decidido acometer este proyecto con vistas a la inversión de los pequeños emprendedores. Sin muchos riesgos debido a la flexibilidad de los aportes monetarios. Es, en definitiva, otras de las opciones a las que puedes recurrir para invertir en el mercado de la construcción a partir de estos momentos.

Inversión en nuevas viviendas

hipotecasAquí no acaban tus posibilidades para invertir con este activo financiero. ¿Cómo? Pues muy sencillo, por medio de la inversión en una segunda vivienda. Según varios estudios del sector, el potencial de revalorización en la compra de pisos es de nuevo atrayente para los inversores. Y en concreto la adquisición de una segunda vivienda es una de las maneras más eficaces para rentabilizar la operación.

Para ello cuentas con una oferta cada vez más potente de créditos hipotecarios. Aprovechando la bajada de los márgenes en el índice de referencia para las hipotecas, el Euribor. No en vano, se encuentra en tasas negativas. Este escenario puede servirte para la compra de una segunda vivienda. Pero con un objetivo inversor, no para ocupación. En estos momentos dispones de varios créditos hipotecarios que presentan un diferencial por debajo del 1%. De esta manera, la operación te saldrá más barata para formalizar su adquisición.

La estrategia de inversión puedes canalizarla a través de una doble vía. Por un lado, vendiéndola cuando se haya revalorizado lo suficientemente. Para obtener unas amplias plusvalías en la operación. Que pueden ser superadas en los niveles del 20%. No en vano, en un plazo de una par de años puedes cumplir con tus objetivos más deseados. Con la ventaja que controlarás el peso de la operaciones tú solo, sin la ayuda de otras herramientas adicionales.

La segunda de las actuaciones que puedes tomar con el piso adquirido se basa en alquilarlo. Podrás también conseguir un rendimiento a esta transacción monetaria. Hasta incluso solamente en los periodos vacacionales. No en vano, se convertirán en unos ingresos adicionales que puedas disponer todos los meses. Potenciando de esta forma el saldo de tu cuenta corriente. Durante el tiempo que te parezca oportuno mantener el régimen de alquiler con tu nueva casa.

Como habrás podido comprobar tienes más de una alternativa para invertir en el mundo del ladrillo. Cualquiera de ellas te reportará beneficios, en especial si los sabes gestionar correctamente y el mercado se revaloriza conforme a las expectativas. Sin la necesidad de centrarte exclusivamente en la compra de acciones en los mercados de renta variable. Porque llegarás a la conclusión que hay vida más allá de la bolsa. Este sin ir más lejos un ejemplo de esta estrategia.


Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario