5 estrategias para mejorar la rentabilidad en la inversión en bolsa

El abaratamiento en el precio del dinero, como consecuencia de la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de llevar los tipos de interés al 0 %, ha propiciado que la inversión en bolsa sea la mejor opción para potenciar los ahorros durante este año. Para que esto sea así, los inversores disponen de varias estrategias con las que pueden mejorar sustancialmente sus resultados en los  mercados financieros. En estos momentos, rentabilizar las inversiones es más complejo que hace unos años, en especial a través de la renta fija. No habrá más remedio que optar por asumir más riesgos en las operaciones en los mercados de renta variable.

Desde este planteamiento en la inversión, la bolsa española negoció en renta variable en diciembre 40.646 millones de euros, en línea con el mes anterior y un 4,8 % más que en el mismo periodo de 2018. La contratación en el conjunto del año ascendió a 469.626 millones de euros, un 18,1 % menos que el ejercicio previo. El número de negociaciones acumuladas hasta diciembre descendió un 15,9 %, hasta 37,2 millones, tras registrar en diciembre 2,8 millones de operaciones, un 10,0 % por debajo de diciembre 2018 y un 11,4 % menos que en el mes anterior.

De todas formas, sigue siendo la bolsa la mejor elección para sacar un rendimiento a nuestros ahorros, esperando que en este nuevo año se comporte, al menos como en 2019. Con una revalorización en torno al 10 %, aunque haya sido el mercado financiero que peor comportamiento haya tenido en las plazas internacionales de nuestro entorno. En especial, como consecuencia de las dudas generadas por la situación política en nuestro país y que ha penalizado a buena parte de los valores que cotizan en el mercado continuo nacional.

Inversión en bolsa con dividendos

Una manera muy sencilla para conseguir estos objetivos se basa en la contratación de valores bursátiles que reparten esta remuneración al accionista. El 78 % de las compañías que cotizan en bolsa optan por este modelo de retribución. Con un margen de beneficios que oscila entre el 3 % y 8 %, a través de un pago fijo y garantizado todos los años. Reportando un interés muy superior al que ofrecen en estos momentos los diferentes productos bancarios que apenas sobrepasan niveles del 0,5 %.

Aplicar esta estrategia tan tradicional conlleva que se pueda preservar el dinero invertido en unos momentos en que la inestabilidad puede ser el denominador común en los mercados de renta variable. En este sentido, los datos indican que la bolsa española es la tercera más rentable del mundo por este concepto, tan solo por detrás del mercado de Gran Bretaña y Rusia. Con una rentabilidad media que se acerca a niveles del 4 %, lejos del 5 % que marcase tan solo hace tres años y que la ponía en una situación realmente envidiable frente al resto. Con un ratio entre rentabilidad y riesgo que podía considerarse como de muy interesante para los pequeños y medianos inversores.

Diversificando la inversión

Para mejorar la cuenta de resultados de los inversores no hay mejor sistema que diversificando sus propuestas de inversión. Es  decir, en vez de guardar su dinero en una sola compañía cotizada, hacerlo en varias que procedan de diferentes sectores y si puede ser de diversas áreas geográficas. Con una alta probabilidad de que al final del año la rentabilidad de la cartera de valores sea mucho más elevada. En especial, bajo de las carteras de inversión con una gestión activa y que podían adaptarse a los nuevos escenarios que presentan los mercados de renta variable.

La diversificación en la inversión en bolsa puede mejorar sustancialmente el resultado generado por nuestras operaciones en bolsa. Debido a que los riesgos quedan minimizados respecto a una inversión en un solo valor, al igual que con mayores posibilidades para batir el comportamiento que pueda obtener en este ejercicio el Ibex 35. Siendo una de las principales claves para preservar nuestro dinero a partir de estos momentos y ante lo que pueda suceder en los mercados financieros en estos meses que nos queda por delante. Para evitar alguna que otra sorpresa que nos pueda deparar los valores de la renta variable española.

Comprar valores en tendencia alcista

Otro de los mejores recursos para incrementar las plusvalías en bolsa se basa en optar por los valores más alcistas en los mercados de renta variable. Son los que tienen más posibilidades de revalorizarse en el corto plazo. Debido a que la presión compradora es mucho más fuerte que la vendedora y por tanto ejercen de refugio ante los grandes capitales nacionales e internacionales. Comprar acciones en valores en tendencia alcista puede ser el mejor antídoto para evitar situaciones no deseadas en los mercados de renta variable. Ante lo que pueda pasar en los próximos meses y que al final puede terminar afectando al resultados de las operaciones en bolsa.

Mientras que por otra parte, no puede olvidarse que esta estrategia es muy eficaz para conseguir plusvalía en los periodos de permanencia más cortos. Con un potencial de revalorización que puede ser muy interesante para nuestros objetivos como pequeños y medianos inversores. Sobre todo, en figuras como es la de subida libre que es la más beneficiosa para nuestros intereses ya que no tiene resistencia por delante y lo más normal es que  sus precios sigan subiendo a través de los días o semanas. En una estrategia que no es muy compleja para llevarla a cabo por parte de los inversores con menor aprendizaje en esta clase de operaciones bursátiles.

Optar por los valores calientes

Los valores denominados como calientes son los que tienen un mayor movimiento en un periodo y por lo normal a través de una presión compradora que impulsa sus precios bajo una gran intensidad. Con apreciaciones semanales que oscilan entre el 5 % y 10 %, y lo que es más importante con una vocación de permanencia muy interesante como para estar comprado en el valor. Se trata de las propuestas en bolsa que hay que aprovechar en todo momento porque presentan una oportunidad única para conseguir una excelente rentabilidad en  un corto espacio de tiempo. No en vano, sus alzas se caracterizan por su gran verticalidad aunque su duración es más bien limitada ya que tienen una caducidad.

Por otro lado, esta clase de valores tan especiales se distinguen sobre todo porque presentan un momento muy alcista que los diferencia del resto. Con un volumen de contratación que destaca por su elevación en esos días, siendo una de las pistas que nos muestra para ser detectados con cierta holgura y garantía de que estamos ante uno de los valores más calientes en los mercados de renta variable. En donde es muy frecuente es que estas compañías cotizadas estén identificadas con las de pequeña y mediana capitalización que son las más propensas a desarrollar estas características tan particulares.

Superación de las resistencias

Esta es otra de las estrategias más seguras y fiables para rentabilizar los ahorros con grandes garantías de éxito a partir de estos momentos. Debido a que en el momento en que se sobrepasa una resistencia la fuerza compradora es más que evidente y se tiende a alcanzar niveles aún más altos. El recorrido en lo que respecta a su duración no es muy alto, pero a cambio sí que es muy efectico. Ya que es una estrategia en la inversión que pocas veces se equivoca en su diagnóstico y por tanto conviene estar atento al aspecto técnico de estos valores bursátiles. Porque es mucho lo que se puede ganar con esta clase de operaciones en los mercados financieros. Tanto que a veces podemos salirnos del mercados de valores antes de tiempo.

Se trata de un sistema que es utilizad con gran frecuencia por buena parte de los pequeños y medianos inversores, en especial los que cuentan con mayor aprendizaje en esta clase de operaciones. Aunque lo que es realmente importante es el momento en que debemos abandonar el mercado de valores ya que no es muy conveniente apurar las operaciones ante lo que pueda pasar en las próximas sesiones bursátiles. En cualquier caso, es una nueva herramienta que tenemos a nuestra disposición para obtener unas importantes plusvalías en estos movimientos que nos depara el mercado de renta variable a partir de estos momentos.

Otro de los aspectos a considerar es el que tiene que ver con que la superación de estos precios significa una demostración evidente de fuerza que no debemos desaprovechar en ningún momento. Debido a que es una situación que sucede con mucha normalidad en el mercado continuo nacional y por tanto siempre hay opciones  a tener a mano valores con estas características técnicas. Hasta el punto de que incluso podemos elegir el perfil de la empresa o el sector en donde está integrado. Sin riesgo a la equivocación como uno de sus principales denominadores comunes y que hay que tener en cuenta en estos momentos. En donde tan solo hay que dejar correr las ganancias hasta que muestre las primeras señales de debilidad en los mercados y puede que pase tiempo hasta que aparezcan. En donde sus subidas sus alzas se caracterizan por su verticalidad aunque su duración es más bien limitada que otra cosa.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.