5 activos financieros con mucho riesgo, pero con gran potencial de revalorización

El primer objetivo por parte de los pequeños y medianos inversores es conseguir la máxima rentabilidad en las operaciones en los mercados de renta variable preferentemente. Mientras más plusvalías consigan mucho mejor para nosotros y a pesar de que no siempre se alcanzan estas metas tan deseadas por parte de todos los minoristas. Desde este escenario en el mundo de la inversión, es el momento de plantearse cuáles son los activos financieros que mejor resultados pueden generarnos a partir de estos precisos momentos.

En todos los casos se trata de aprovechar activos financieros que pueden llegar mucho más lejos en la conformación de sus precios. Aunque no tendremos ninguna clase de garantías sobre la rentabilizad que podremos obtener en cada una de las operaciones. Son movimientos que van dirigidos a un perfil de pequeño y mediano inversor muy bien definido: usuario muy agresivo que desea rentabilizar su dinero en muy poco espacio de tiempo. Aunque a costa de asumir más riesgos de los necesarios para afrontar esta clase de operaciones tan especiales.

Dentro de estas selecciones para la inversión no pueden faltar activos financieros que están de moda en los últimos meses, como por ejemplo algunos metales preciosos, materias primas o incluso divisas virtuales. Para que de esta manera se pueda encarar mejor los próximo años ante la deficiente remuneración de los principales productos bancarios: imposiciones a plazo fijo, deuda soberana o cuentas de alta remuneración. De lo que se trata al fin y al cabo es de potenciar el saldo de la cuenta de ahorro a partir de estos momentos.

Activos con riesgo: petróleo

En primer lugar no debe faltar la inversión en el oro negro ya que es uno de los activos financieros que más alegrías puede darnos en los próximos meses. Aunque sabiendo en todo momento en que se trata de una inversión muy volátil y que presenta unas grandes diferencias entre sus precios máximos y mínimos. Pero puede tener una recompensa si se cumplen las perspectivas que ofrecen algunos analistas de los mercados financieros. En estos momentos sus precios se están movimiento en una horquilla que va desde los 55 a los 70 dólares el barril. Pero no puede descartarse que en breve pudiese rebasar la importante barrera que tiene en los 75 dólares el barril.

Para invertir en este importante activo financieros pueden emplearse dos estrategias igualmente válidas. Por una parte, tomando posiciones sobre esta materia prima en los mercados financieros, aunque para ello no quedará más remedio que dirigirse hasta las plazas anglo sajonas, como por ejemplo la inglesa o norteamericana. Mientras que por otro lado, siempre queda el recurso de optar por algunas de las compañías petroleras que cotizan en bolsa. Dentro de los mercados de renta variable nacionales la solución está acudiendo a Repsol. En estos momentos cotiza en torno a los 12 euros la acción, pero es uno de los valores del Ibex 35 que tienen un mayor potencial de revalorización. Con recorrido hasta los 15 o 16 euros a poco que le acompaña la evolución en el  precio del petróleo.

Además, no podemos olvidar que en estos precisos momentos es el valor que ofrece una mayor rentabilidad por dividendo dentro del Ibex 35. Con un retorno sobre los ahorros muy cercano al 7 % y que plasma a través de dos pagos anuales que están garantizados. Este es otro aliciente adicional para tomar posiciones en un valor de estas características que ofrece muy buenas perspectivas en su cotización. Con los lógicos recortes que se irán generando en las próximas semanas o incluso meses.

Monedas virtuales: el riesgo es mayor

Si hay un activo financiero ligado a las operaciones de riesgo ese es sin lugar a duda cualquier moneda virtual. Más conocidas como criptomonedas y que se caracterizan porque puedes hacerte una gran fortuna es muy corto espacio de tiempo. Pero no cabe duda de que los riesgos en sus operaciones van al límite ya que sus fluctuaciones diarias pueden alcanzar márgenes de hasta el 50 % o incluso con más intensidad. Por este motivo, sus operaciones no están recomendadas para todos los perfiles de pequeños y medianos inversores. Si no que por el contrario, son válidas para desarrollar movimientos de corte especulativo.

Dentro de este contexto general en las monedas virtuales, hay que indicar que sus operaciones deben moverse en plazos de permanencia muy cortos, de apenas unos días o semanas. Para evitar situaciones no deseadas por parte de los pequeños y medianos inversores. En el sentido de que puedan dejarse casi toda la inversión por el camino. En su favor, tiene que puede optarse por muchas propuestas en este sector. Es cierto que la criptomoneda más conocida es el Bitcoin, peor también hay muchas otras como en el caso del Riple. Si quieres algo de emociones fuertes esta es sin duda tu elección para la inversión alternativa.

Mercados emergentes

Esta otra opción que dispones para arriesgar en los mercados de renta variable debido a que cuentan con valores con un gran potencial de crecimiento. Se han quedado rezagados respecto a otros mercados más convencionales y más tarde que temprano tendrán que subir en sus cotizaciones. En cualquier caso hay una cosa segura y es que sus alzas serán mucho más verticales de lo que nos tienen acostumbrados los mercados financieros de nuestro entorno. En estos momentos hay varios mercados emergentes que tienen una excelente valoración entres los analistas financieros. De entre todos ellos destacan las bolsa de India, Brasil y en cierta medida Rusia. No tardará mucho tiempo en que estos mercados de renta variable exploten en cuanto a la rentabilidad que pueden ofrecer a los inversores.

Mientras que por otra parte, esta inversión no deben hacerse bajo el total del capital disponible. Si no que por el contrario, tan solo habrá que dedicar una parte mínima con el objetivo de preservar nuestro patrimonio personal o familiar. O en su defecto como inversión complementaria a la principal que estará encauzada en los mercados más tradicionales. En este estado de cosas, no parece extraño que volvamos las miradas de nuevo a los mercados emergentes una vez que la rentabilidad se ha agotado en las bolsas occidentales. Aunque sea a costa de asumir más riesgos en las operaciones, pero esto es un factor que debemos asimilar desde un principio.

Valores rezagados en la bolsa

Esta es una excelente idea si se desea canalizar las inversiones al medio y largo plazo. Es decir, aprovechar las caídas que se han producido en el verano para tomar posiciones desde una estrategia más agresiva que antes. No en vano, nos vamos a encontrar con precios muy sugerentes como para abrir posiciones a partir de estos momentos. Y que cuentan con un potencial de revalorización más que importante, en algunos casos por encima del 20 %. Un porcentaje sensiblemente superior al que te ofrecen otros activos financieros de especial relevancia y que pueden conseguir sin excesivos esfuerzo si no se produce un desplome en los mercados de renta variable en los próximos meses.

Como elemento negativo, está el hecho de que buena parte de estos valores bursátiles están con un aspecto técnico muy deteriorado como consecuencia de haber roto algunos soportes muy importantes que tenían por delante. Incluso en algún que otro caso, están en situación de bajada libre que es la peor de todas para las inversiones en bolsa. Entre otras razones porque ya no tienen soportes por debajo de su precio actual. En este sentido, habrá que operar con mucha precaución debido a que también pueden darnos más de un susto a partir de estos momentos. En especial, porque sus figuras en el análisis técnico no son muy positivas como para desarrollar operaciones al menos en el corto plazo.

Deudas en países asiáticos

Por otra parte, también existe la posibilidad de optar por la renta fija de los países asiáticos que pueden ofrecernos oportunidades de negocio en detrimento de la deuda más tradicional. En este sentido, puede optarse por fondos de inversión de renta fija y que combinan esta inversión con otros activos financieros como fórmula de diversificación para preservar los ahorros de una manera mucho más eficaz. No en vano, son los activos que tienen más recorrido al alza pero a expensas de superar los riesgos de estas operaciones tan especiales. En este sentido, la mayoría de gestoras internacionales ofrecen a sus clientes productos con estas características.

En cualquiera de los casos, la deuda de estos países tiene un mayor recorrido para generar rentabilidad que por ejemplo la procedente del viejo continente. En este contexto, puedes formalizar bajo una pequeña cuantía un fondo de inversión que aporta estas características. Por otra parte, no puede olvidarse que esta clase de productos financieros presentan unas comisiones y gastos en su gestión o mantenimiento más expansivo.

Como habrás visto dispones en estos momentos de suficientes propuestas como para rentabilizar los ahorros con un mayor potencial de crecimiento. Pero con el requisito indispensable de que tengas que incrementar el riesgo en las operaciones, aunque siempre bajo unos límites razonables en función de tus necesidades en el sector de la inversión o del estado real de tus cuentas personales.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.