Los españoles demandarán un crédito para pasar las vacaciones

Durante las vacaciones de verano en este año, el 60 % de los españoles (es decir, un total de 28,04 millones de habitantes) saldrán de vacaciones y el gasto medio se situará en 1.789 euros por persona. Más de 3 millones de españoles (17 %) aplazarán los gastos de sus vacaciones y, de ellos, 1,9 millones lo harán asumiendo un coste, según constata el último informe del comparador de productos financieros. En donde se constata el afán de los usuarios a no quedarse en su casa tras los duros meses en el trabajo.

En el mencionado informe se pone además de manifiesto que casi dos millones de españoles (un total de 1.981.779) pagarán a plazos los 1.789 euros que, de media, les costarán las vacaciones este verano. De esta forma, lo incide el informe de Kelisto que revela que quienes decidan financiar su descanso estival tendrán que pagar 49,3 euros de media en concepto de intereses, lo que supone un gasto total de 97,7 millones de euros.

Este verano, el 60 % de los españoles (28,04 millones) saldrá de vacaciones, unos días de relax por los que habrá que abonar una media de 1.789 euros por persona, un 10 % más (163 euros) que el año pasado. Ahora bien, para poder hacer frente a este gasto, 3,04 millones de personas aplazarán sus gastos (el 17 % del total) y, de ellas, el 1,9 millones (65 %) usará un producto de financiación que le supondrá asumir algún coste. En cualquier líneas de crédito y entre las que se incluyen también las procedentes de las líneas en las tarjetas de crédito.

Crédito para vacaciones con nómina

El poner la nómina por delante siempre es una excelente estrategia para abaratar el crédito. Bajo unos porcentajes que se mueven  en una horquilla que va del 1 % y el 3 % aproximadamente. Pero con una ventaja aun mayor como es la eliminación de comisiones y otros gastos en su gestión y mantenimiento. Como consecuencia de esta actuación, los demandantes de este producto bancario pueden llegar a ahorrarse hasta un 3 % sobre el importe de la demanda. Con unas condiciones mucho más favorables para sus intereses personales en sus relaciones con las entidades de crédito.

Buena parte de las líneas de crédito están concebidas bajo esta característica tan especial por parte de las entidades financieras. Con el único requisito de poner la nómina por delante o en su caso los ingresos regulares por parte de los trabajadores por cuenta propia o autónomos. Con diferentes modelos en los que se puede elegir el mejor formato para pedir un crédito para pasar estas próximas vacaciones de verano.

Siendo un cliente preferente

No cabe duda de que ser un buen cliente bancario puede facilitar la complicada tarea de conseguir un crédito con mejores condiciones en su contratación. Para ello será necesario no tener deudas con la entidad bancaria, tener una relación muy activa con el mismo y por supuesto disponer de un saldo muy potente en su cuenta de ahorro. Mientras que por otra parte, se conseguirá que los tipos de interés sean más suaves a partir de estos momentos. Más allá de otra serie de consideraciones de carácter técnico. Con una concesión que se formalizará con mayor comodidad y en un espacio de tiempo mucho más breve.

Por otra parte, no nos podemos olvidar que no todos los usuarios estarán en condiciones de acceder a este modelo para conseguir esta línea de crédito tan especial. En donde nunca faltan unos plazos de amortización mucho más ajustados a las necesidades de los propios clientes. Pudiendo elegir entre diferentes formatos que son comercializados por los bancos después de su oportuna concesión. Siendo otra de las oportunidades que tienes en estos momentos para conseguir un crédito más barato y con unos tipos de interés mucho más competitivos que hasta estos momentos.

Ofertas y promociones bancarias

Quizás no lo sepas, pero hay otra opción que puede ser muy interesante para satisfacer esta demanda para pasar las próximas vacaciones en este verano. Como es acogerte  los créditos que son ofrecidos por parte de los bancos a los nuevos clientes. Son comercializados con unas mejores condiciones en su contratación a través de unos tipos de interés más bajos que los restantes. Mientras que otra parte, suelen estar exentos de comisiones y otros gastos en su gestión y mantenimiento. Con el ahorro que genera esta actuación en las relaciones con las relaciones con las entidades bancarias y para beneficio en tus relaciones personales.

Mientras que otra parte, también hay que incidir en el hecho de que esta estrategia comercial es muy beneficiosa para tus intereses personales debido a que puedes encontrar propuestas muy ventajosas para que este año te cueste menos dinero pasar las vacaciones. Porque en efecto, se comercializan con tipos de interés que se mueve el 6 % y 7 %, y sin comisiones ni otros gastos en su gestión o mantenimiento. Lo malo de optar por estrategia comercial es que no siempre está disponible durante todo el año. Si no que por el contrario se desarrolla de un forma puntual y sobre todo limitada en el tiempo. No en vano, tienes que estar pendiente de la aparición de esta clase de promociones y ofertas en estos formatos en las líneas de crédito para financiar tus próximas vacaciones.

Créditos para salir al extranjero

Están destinados para financiar la licenciatura, másters, cursos postgrados o de formación que realicen los estudiantes en el extranjero, así como los gastos que se deriven de esta estancia (desplazamientos, material didáctico, alquiler de vivienda, etc.). Para lo cual adelantan entre 20.000 y 60.000 euros que pueden devolverse en un plazo de amortización que oscila entre 4 y 10 años, en función de la cantidad prestada. Bajo unos tipos de interés en mejores condiciones que los que ofrecen otro tipo de préstamos y que presentan como principal “gancho” para comercializarlos entre sus posibles clientes la incorporación de un período de carencia en la que sus titulares solamente abonarán los intereses.

Aunque su acceso está abierto a toda clase de universitarios, sin contemplar avales personales, hay que advertir que algunas modalidades más exigentes incorporan el requisito de tener contratados otros productos con la entidad y, también en otros casos es obligatorio mantener un buen expediente académico para conseguirlo en el mercado bancario. Debido a sus especiales características las entidades financieras anticipan mayores importes que los destinados a otras actividades académicas, así como la posibilidad de rebasar los límites impuestos bajo ciertas condiciones por parte de los bancos y cajas que los comercializan actualmente.

Deducciones fiscales

El préstamo puede presentar deducciones fiscales si el destino del mismo fuera la ampliación de vivienda o sufragar otros gastos fiscalmente deducibles en la compra de vivienda, aportaciones a planes de pensiones o algún otro destino de los contemplados como gastos deducibles en el I.R.P.F. (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas). Asimismo, al acceder a este producto crediticio, los clientes podrán beneficiarse de un paquete de productos y servicios bancarios gratuitos mientras se mantenga la nómina domiciliada en la entidad financiera como pueden ser: mantenimiento y administración de la cuenta corriente, la cuota anual de la tarjeta de crédito, las transferencias y cheques, y la utilización de la red de cajeros propios del banco o caja de ahorros con quien se tiene contratado este producto financiero.

Perfil al que van dirigidos

El perfil al que van dirigidos este tipo de créditos está bien definido por parte de las entidades financieras que lo conceden, en el que por supuesto están excluidos los clientes más problemáticos, con deudas o con demora en los pagos, así como los que no tiene la liquidez mínima exigida por la entidad, es decir calificados como de riesgo. Por el contrario lo que son más sensibles para concedérselos son los que tienen todas o una gran parte de las siguientes premisas que se detallan a continuación:

  • Clientes sin riesgo, es decir, aquellos que no dan problemas a la entidad por su morosidad o falta de pago.
  • Usuarios que no tienen contratado en ese momento un producto crediticio (préstamos al consumo o hipoteca).
  • Personas que puedan avalar ese préstamo por medio de las nóminas o ingresos realizados regularmente.
  • Disponer en ese momento de una cuenta corriente con una liquidez lo suficientemente importante como para asumir la deuda contraída.
  • Un historial bancario impecable, en el que se contraten frecuentemente productos de ahorro o de inversión.
  • Disponibilidad de liquidez y, que se detecte que no hay movimiento en su cuenta, es decir no haya salida importante de capital.

Documentación a presentar

Para acceder a este tipo de créditos rápidos los requisitos, por lo general, son más amplios de lo que pueda aparecer a simple vista, no es suficiente con el D.N.I. y la última declaración de la renta. En función de los criterios de cada entidad de crédito lo más habitual es que en el momento de formalizar un préstamo de estas características los solicitantes deban de presentar los siguientes documentos: fotocopia del Documento Nacional de Identidad o Tarjeta de Residencia en vigor de todos los intervinientes, fotocopia de un recibo de domiciliación bancaria a su nombre (luz, agua, gas, teléfono, seguros, móvil…); justificantes de ingreso del titular y co-titular, en su caso; si trabaja por cuenta ajena, fotocopia de las dos últimas nóminas y si se es autónomo será necesario la fotocopia del último I.R.P.F. más un duplicado de los dos últimos trimestres. En los casos que los demandantes sean jubilados o pensionistas, el documento acreditado será el de la revalorización de la pensión

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.