Invertir en oro

Invertir en oro

Si lo que necesitas es saber un poco más sobre cómo invertir en oro y no fallar en el intento, debes terminar de leer este artículo, los expertos en el tema saben que invertir en oro es una apuesta segura porque su valor nunca se devalúa, teniendo como única contra el tener que cuidar del oro en bancos o resguardarlo en cajas fuertes.

Además, al momento de invertir existen muchas maneras distintas de hacerlo, por lo que el inversor encuentra en el camino su propia fórmula para sacar mayor ventaja dentro de las inversiones en oro.

Las instituciones financieras, los gobiernos nacionales y los inversores con gran poder adquisitivo, suelen preferir comprar oro físico, ya sea en lingotes o en monedas, pero siempre existe el riesgo latente de ser robado. Otro método menos arriesgado, es por medio de los certificados de depósitos ya que no es necesario guardarlo físicamente. Con estos métodos, el inversor adquiere la propiedad del oro por el que ha pagado sin tener que poseerlo físicamente.

Las claves para invertir en oro son principalmente:

  • El plazo
  • El almacenamiento
  • La liquidez
  • Los precios de compra

Con lo volátil que la economía se ha tornado últimamente y los números rojos mandando en las bolsas de valores a nivel mundial, sumado a las rentabilidades de la renta fija en niveles testimoniales, el oro hace las veces de refugio económico y seguridad en el cambio.

La cotización del oro sube alrededor de un 15% desde que comienza el año y ha superado el increíble nivel de 1.200 dólares la onza.

Para los inversores experimentados, no es sólo una opción tradicional por excelencia para blindar su capital; sino que también funge como un mecanismo muy útil para diversificación las inversiones, ahora que se vive un momento de gran incertidumbre, el oro es excelente opción porque no tiene correlación con el precio de las acciones o de los bonos.

Invertir en oro

Más que solo expectativas de revalorización en breves periodos de tiempo y de su valor estratégico para el mundo financiero, los inversores particulares que se dedican a invertir en este sector, tienen un gran número de posibilidades para elegir cómo invertir en oro.

Para elegir la mejor opción, las claves del éxito están en la liquidez, el plazo, los costes de almacenamiento, la custodia del metal, el volumen que se pretende comprar, las comisiones y los puntos de compra y venta.

Compra de oro físico.

Es la opción más utilizada por los inversores particulares alrededor del mundo. Los expertos recomiendan adquirir oro en físico a quienes compran cantidades a largo plazo. Uno de los principales problemas es el del coste de la compra, el coste del almacenamiento y protección, pero hay empresas especializadas en estos ramos que permiten reducir los gastos considerablemente.

Apmex, Auvesta o Lingoro son algunas de las más conocidas compañías vendedoras de metales preciosos en el sector, ya que permiten a los inversores privados crear un depósito de oro físico y seguro.

Muchas de estas compañías permiten realizar transferencias o vender el oro en cualquier parte del mundo y en cualquier momento por cantidades que comienzan con un gramo, lo que garantiza la seguridad de la liquidez que tendrá inversión.

Estas empresas privadas también brindan soluciones al problema de almacenamiento del metal.
Los grandes vendedores de oro tienen establecidos acuerdos y tratados con multinacionales como la norteamericana Brinks que brinda costes competitivos para negociar concretamente.

Los Exchange Traded Fund

Invertir en oro

O fondos cotizados de cambio, son la otra opción viable para comerciar con el oro.

A través de estos ETFs, Las compañías usan el metal como subyacente replicando el comportamiento de este. Los ETFs son en pocas palabras, la mejor opción para invertir a corto plazo en oro,y para los que prefieren proteger su inversión cuando los precios de los bonos y de las acciones llegan a caer. Estos garantizan total transparencia y evitan la inversión y la gestión para comprar oro físico, así como para su protección y almacenamiento. Algunas de las compañías más famosas que realizan este tipo de opción, son el ZKB Gold y el SPDR Gold Shares.

Fondos de inversión

Aunque la relación que tiene con el precio actual del metal amarillo, es algo elevada, está muy alejado de los niveles de riesgo que supone la compra física del mismo. Estos productos tienen como finalidad la de invertir en empresas dedicadas al negocio de la extracción del oro, por lo que la evolución de estos depende también de factores ajenos, un ejemplo de esto es la ubicación de las minas donde se pretende extraer o la calidad de la gestión. Por lo tanto, es una opción más especulativa, pero con ganancias bien remuneradas.

Certificados y warrants

Para aquellos inversores más avanzados y con experiencia. Se encuentran los certificados y warrants. Estos certificados son productos cotizados en la Bolsa de valores que replican el precio de una materia prima. En la Bolsa de Madrid, por ejemplo, se cotiza un producto de Société Générale referenciado siempre a la onza de oro Troy, la medida internacional para fijar el precio del oro en el mercado. Por otro lado, tenemos los warrants, que permiten operar con apalancamiento.

Consejos para comprar oro

oro

Lo más importante para comprar oro, es asegurarse que su pureza sea buena, contemplando que 999 es la máxima y, en caso de ser un lingote, que posea una marca reconocida en todo el mundo, como lo es SempsaJoyería Platería, el único referente español que tiene el certificado internacional para la venta de lingotes de oro.

También es sumamente importante obtener la factura, ya que además de ser obligatoria por los medios legales, es la única manera de saber la procedencia del metal. Además, es muy recomendable que en caso de ser lingotes tengan un certificado de la empresa que lo ha fabricado en donde se indica el peso, la ley, la marca, el número de identificación y la fecha de fabricación del mismo.

Respecto al peso, también hay que considerar siempre que, a mayor cantidad, menos se suele paga por cada gramo de oro, por lo que es altamente recomendable comprar lingotes de 100, 500 o 1.000 gramos.

La compra de monedas

Como dato inicial las monedas adquieren su valor total con la suma de 2 valores; el valor del metal que estas contienen ya sea oro o plata y el valor numismático que poseen. Las monedas de alta calidad o relevancia histórica, tienen un alto porcentaje de valor numismático, lo que las hace una opción poco adecuada para un inversor nuevo, estas generalmente son adquiridas por coleccionistas o conocedores en el tema.

Para realizar exitosamente la compra, hay que contactar a vendedores especialistas, por un lado, estas operaciones suelen ser costosas, ya que generalmente se cobra también la acuñación de la moneda. Y es muy sencillo, para un vendedor con poca ética, de los que suele haber muchos en este ramo, vender monedas con la cantidad de oro rebajada sin que el comprador siquiera lo note.

oro

Por esta situación es importante que el comprador este consciente de que la onza Troy equivale a 31,10 gramos de oro fino y que pague al vendedor por el oro que la moneda lleva, no por su peso bruto.

La opción más segura a la hora de invertir en monedas de oro es la Krugerrand de Sudáfrica, que pesa 33 gramos y tiene 31,10 de oro fino lo cual viene siendo una inversión con poca perdida.

Otras monedas aconsejables, tanto por su pureza como por su valor en el mercado, serían la moneda china denominada Panda, la norteamericana Águila, la Maple canadiense, el Calendario Lunar de Australia, el Centenario Mexicano, la Filarmónica austriaca o la Britania inglesa, ya que cotizan a precios similares que el oro y está hechas por las Casas de la Moneda de los respectivos países de acuñación teniendo la seguridad de autenticidad.

Oro a futuro

Entre las ventajas que el oro ofrece hacia el futuro económico es que el diferencial entre la compra y venta de este, es muy escaso. El precio al que podemos comprar oro es ligeramente superior al precio al que podemos venderlo. Cuánto más pequeña sea esa diferencia, será momento de adquirir o vender el oro que hayas adquirido.

Esta herramienta es utilizada por los traders a corto plazo. Es complicado de dominar y hay que estar muy pendiente de las fechas de los ejercicios, las de vencimiento y cambios espontáneos en la moneda de cambio.

Fondos de inversión que invierten en acciones de compañías mineras:

Se cree que esta es la mejor opción para un inversor particular que quiere incursionar en el negocio del oro, por el bajo monto de inversión inicial que requiere.Aunasí, hay que saber elegir el momento oportuno de entrar y salir. No es una inversión que resulte sencilla porque este tipo de compañías duran por periodos breves y tienen una volatilidad muy alta en sus resultados y cotización.

Este tipo de fondos son más arriesgados que un fondo de inversión convencional que se invierta en el IBEX 35 o el Eurostoxx 50, por ejemplo. También hay que tener en cuenta que en estos fondos existe el riesgo de la volatilidad de la divisa que podemos utilizar a nuestro favor o en nuestra contra.


Escribe un comentario