9 claves para realizar una buena inversión

claves en bolsaEl objetivo de cualquier inversor es rentabilizar al máximo sus operaciones en renta variable. Es una de las claves de la bolsa. No hay otras finalidades por las que rige en el movimiento de sus ahorros. Es cierto que no es una tarea fácil, pero a través de unos sencillos consejos estarán en condiciones de conseguir sus metas. Al menos con mayores garantías que le permitan obtener unos ingresos fijos todos los años. Para de esta manera, mejorar su nivel a partir de estos momentos.

En cualquier caso, deberás llevarlas a cabo con una gran  disciplina y sabiendo que no en todas las operaciones las posiciones positivas triunfaran. ¿Estás dispuesto a asumir este importante rento en tu carrera inversora? Pues prepárate porque te vamos a exponer las claves más eficaces para que llegues a ser un buen inversor.

Deberás empezar poco a poco, sin angustiarte si las cosas no salen bien al principio. Pero a base de tenacidad estarás en condiciones de ir avanzando en esta complicada labor de convertirte en un buen inversor. La bolsa nunca es fácil, ni aun en el caso de los inversores con mayor experiencia en los mercados financieros. Así que solamente necesitarás un poco de calma para culminar con éxito tus operaciones en la renta variable.

Claves: define los objetivos

En primer lugar será imprescindible que identifiques tus prioridades en los mercados financieros. Que es lo que deseas conseguir y el camino a emplear para llegar finalmente a tus objetivos. Esta estrategia pasa necesariamente por contabilizar el capital que puedes destinar a la inversión. Será una de las llaves que te lleve a ampliar o disminuir las ganancias en cada una de las operaciones realizadas en bolsa.

No menos importancia tiene el plazo de permanencia al que deseas dirigir las inversiones: corto, medio o largo. Será determinante para que emplees una u otra estrategia en las operaciones. Tampoco debe faltar si estás dispuesto a moverte con valores de mayor riesgo. O por el contrario estás más a gusto con las propuestas de naturaleza defensiva. Todas estas variables las tendrás que reflexionar antes de tomar posiciones en algunas de las plazas de inversión internacionales.

Elige bien la inversión

El momento de abrir posiciones en los mercados de renta variable será determinante para el éxito de la operación. Debido a ello, no te quedará más remedio que meditar cual es el valor de la bolsa que puede hacerlo mejor. Debes seleccionar la mejor propuesta de entre una serie de candidatos que deberás analizar con mucho detalle. No importa que te ocupe excesivo tiempo en la decisión. Pues con seguridad que será más acertada. Deberás valorar tanto el análisis técnico como el fundamental.

Bajo ningún aspecto deberás dejar esta parte del proceso a la improvisación. Será el camino más corto que conducirá al fracaso. Ante este escenario, es muy recomendable que su albergas alguna duda sobre la bondad de la operación, mejor será que desistas del intento. Ya tendrás mayores oportunidades de negocio durante los próximos meses. Tu actuación en los mercados financieros no debe estar forzada. Sino realizada como consecuencia de una profunda reflexión. Es la forma más óptima para llegar lejos en el sector de la inversión bursátil.

Busca el momento

momento de inversiónSerá una de las partes más importante del proceso de inversión. Elegir el momento adecuado para abrir posiciones en la renta variable. No siempre se da esta característica, y de ello depende la evolución de tu cartera de valores. Por supuesto que tendrá que darse en tendencias alcistas. Cuando más acusadas mejor para tus intereses. Pero también fijándote en otros parámetros del valor. Entre ellos, las situaciones de sus soportes y resistencias, niveles de sobrecompra y sobreventa o las señales de fortaleza que presenten los valores.

La diferencia de comprar acciones entre un bueno y mal momento es muy notable. No en vano, condicionará el resultado de tus operaciones. Y lo que es más importante, que puedas cerras los movimientos con una cierta antelación. Será la señal de que las cosas te han ido muy bien, o al menos mejor de las previsiones iniciales. Si tienes que esperar más tiempo para formalizar tus órdenes no importa. Lo fundamental será que lo hagas en el momento ideal.

Huye de experimentos

Esto es la bolsa, y si bien en un mercado con cierto riesgo, no es cuestión que potencies esta propiedad con propuestas fuera de tono. Aquí vienes a invertir, no a experimentar con los valores que cotizan en la bolsa. No en vano, es tu dinero el que te estás jugando. Ni nada menos, ni nada más. Las consecuencias pueden ser realmente nefastas para tus intereses personales. Perdiendo mucho dinero en cada uno de los movimientos que formalices en los mercados financieros. No te quedará más remedio que proteger tus aportaciones económicas.

Es cierto que en la renta variable hay una serie de valores que son muy especulativos. No trates de invertir en ellos. Acuérdate que tienes más que perder que ganar. Son empresas muy sugerentes para abrir posiciones rápidamente, pero con un riesgo inmenso que te debe hacer plantear la compra de sus acciones. Realiza las operaciones sobre valores que sean menos manipulables por parte de las manos fuertes de los mercados financieros.

Consigue referencias

referenciasAntes de entrar en los mercados de renta variable será muy aconsejable que te informes sobre el estado real de los valores. Pero que sea a través de una fuente fiable y con una alta dosis de credibilidad. Puedes buscarla por medio de los analistas financieros, bancos de inversión y de alguna que otra información de los medios de comunicación especializados. De esta manera, tu inversión estará asentada sobre unas bases más sólidas que te ayudarán a rentabilizar los ahorros por el camino correcto.

De cualquier forma, lo que nunca debes hacer es comprar acciones de una compañía porque sí. Es un grave error que cometen los pequeños inversores con menor experiencia en los mercados financieros. Seguramente a las pocas semanas de haber abierto las posiciones se darán cuenta de su equivocación. Pero puede que bastantes euros en su cuenta corriente. No trates de imitar esta actuación porque seguirás por el mismo camino.

Diversifica las inversiones

Es una de las claves que dará el éxito en las operaciones abiertas. En vez de concéntrate en un solo valor, hazlo a través de una cesta de acciones. A ser posible que proceden de diferentes sectores bursátiles. Será la mejor estrategia que puedes emplear para proteger tus ahorros. Hasta puedes ir más lejos, combinándolo con otros activos financieros. Pueden proceder de la renta fija o de otros mercados alternativos (materias primas, metales preciosos, divisas, etc.). Además, estarás más protegido cuando lleguen los escenarios más adversos para los mercados financieros.

Tienes la gran ventaja que hay algunos modelos de inversión que incorporan estas características. Desde los fondos de inversión hasta los depósitos a plazo que están vinculados a ciertos activos financieros como fórmula para mejorar la rentabilidad de sus productos. En cualquier caso, no te olvides de guardar tu dinero en una sola propuesta de ahorro o inversión. Conducirá a unos resultados para nada satisfactorios para tus intereses como inversor.

Mostrar agilidad en las operaciones

Esta característica también te beneficiará a llevar con éxito tus aportaciones monetarias. En especial cuando tengas que cerrar las posiciones ante cualquier escenario negativo que se presente. No olvides que siempre debes adaptarte a las condiciones de los mercados y no a la inversa. Para cumplir con estos objetivos, no te quedará otro remedio que estar muy atento a todo lo que pasa, no solamente en la renta variable, sino en la economía en general.

Si no te queda más solución para protegerte que vender las acciones, no lo pienses véndelas. Aunque este proceso siempre irá en función del perfil que presentes como pequeño y mediano inversor: agresivo, defensivo o intermedio. No vale la pena que te plantes la inversión como un proceso a muchos años. En el camino pueden pasar muchas cosas. Incluso que las empresas cotizadas quiebren y no puedan marcar precios a sus acciones.

Aprovechar los mejores escenarios

escenarios en bolsaSi deseas rentabilizar los ahorros con mayores expectativas de cumplirse, deberás aprovechar todos los escenarios favorables que se generan desde los mercados financieros. Ocurren algunas veces, no muchas, durante todos los años. Es en estas situaciones donde debes involucrarte a fondo en los mercados de renta variable. No en vano, son los más proclives para que se formalicen las plusvalías. Con un potencial de revalorización en las bolsas muy notable. No solamente en las nacionales, sino también en las de otros destinos del dinero.

Reconocer los errores

Dentro de estos consejos tan útiles no puede faltar el reconocimiento expreso que te has equivocado. Este sucede en las situaciones en que la evolución  de un valor no trascurre por los parámetros que había pensado inicialmente. Deberás cerrar las posiciones para que las pérdidas no vayan a más y dedicarte a otros valores. O sencillamente estar en liquidez, que tampoco es una mala idea en los escenarios más bajistas de la renta variable.

En algunas ocasiones reconocer los fallos puede suponer el desarrollo de una nueva oportunidad de negocio. Desde esta perspectiva, no hay que desaprovechar este escenario, aunque sea a costa de realizar una pésima operación, pero muy puntual.

Como habrás comprobado dispones de diferentes estrategias para que tus próximos movimientos en la renta variable se muevan bajo las mejores condiciones. Y de esta forma, incrementar tu cuenta corriente a partir de este momento. Ya solamente te quedará asimilar estos consejos para poderlos llevar a la práctica de una forma correcta y eficaz. En donde, por supuesto, será necesario que pongan algo de tu parte, además del capital para la inversión.


Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario