Vodafone no quiere invertir en redes de nueva generación

El presidente de la división española de la empresa, Francisco Román, pidió hoy que el regulador de mercado de las telecomunicaciones obligue a Telefónica a abrir su red de fibra óptica a sus competidores, todo dentro del marco normativo que regulará el despliegue de esas infraestructuras.

Ambas posturas, queda claro, son bien distintas: mientras la CMT cree que hay que invertir sí o sí, Vodafone defiende otras variantes.

En la intervención en el 22º Encuentro de Telecomunicaciones de la UIMP, Román remarcó que la empresa que lidera no invertirá en redes de nueva generación, ya que en este tipo de infraestructuras sólo se garantiza el retorno de la inversión cuando hay una cuota del 40%.

Según él, la aprobación del planteamiento de la CMT que dice que cada operador debe crear su propia red de fibra para competir daría lugar a la desaparición de compañías que ofrecen servicios basados en el alquiler de la red de Telefónica y en el acceso indirecto para competir con el operador incumbente.

Te puede interesar

Escribe un comentario