Uno de cada diez trabajadores en España está en riesgo de pobreza

Trabajos precarios

Laszlo Andor es un político y economista húngaro que en la actualidad es Comisario europeo de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión. Por tanto, una personalidad lo suficientemente capacitada como para firmar la siguiente frase: “Desafortunadamente, no podemos decir que tener un trabajo hoy en día equivalga a tener un nivel de vida decente”. Se refiere a la enorme preocupación que tanto en España como en Europa se tiene por los trabajos precarios.

Todo ello viene en relación a uno de los últimos informes de la oficina estadística comunitaria Eurostat en el que se asegura que uno de cada diez españoles que pueden presumir de tener un empleo están oficialmente en riesgo de pobreza. Son aquellos trabajadores cuyos ingresos anuales no llegan al 60% de la media salarial en Europa, o lo que es lo mismo, los que ganan menos de 11.424 euros al año. Esta cifra solo la superan en Europa países como Rumanía, Grecia, Polonia o Italia.

Este fenómeno de los trabajadores pobres está creciendo cada vez más en el ámbito laboral. Y lo hace de forma paralela al incremento de la temporalidad, los contratos por horas y los recortes en las nóminas. Se ve entonces que las últimas cifras de desempleo, sensiblemente mejores que las de meses atrás, no serían suficientes para revertir el crecimiento de la pobreza. Si los salarios continúan bajando, por mucho empleo que se tenga la situación de crisis no cambiaría.

En España hay casi dos y millones y medio de trabajadores a tiempo parcial que trabajan menos horas de las que desearían para poder cobrar un sueldo decente, un 50% más que antes de la crisis. Hay 1,2 millones de personas que no trabajan ni veinte horas a la semana, un 20% más que en el 2008, mientras que los trabajadores contratados por 40 horas o más semanales ha bajado un 28% desde el 2008.

Uno de cada ocho españoles con empleo cobra menos de 9.000 euros al año, una proporción que hace ocho años era la mitad que ahora. De esta forma España se ha convertido en el país con más desigualdades salariales de la Unión Europea. En el 2013 la remuneración del 20% de los trabajadores mejor retribuidos del país fue 6,3 veces mayor que la del 20% peor pagado. Asimismo el 1% de los hogares españoles más acaudalados controlan un 15% de la riqueza nacional.

 

Te puede interesar

Categorías

Empleo

Jose Manuel Vargas

Me llamo José Manuel, soy de Jerez de la Frontera pero en la actualidad vivo en Narón (A Coruña). Licenciado en Filología Hispánica, he... Ver perfil ›

Escribe un comentario