¿Una nueva crisis mundial del petróleo?

Petroleo

El precio del barril de petróleo se ha situado estos días en los 107 dólares, la cifra más cara desde el pasado mes de septiembre del 2013. Esta subida de los precios es algo que trae en jaque a todos los países. Los principales expertos aseguran que este alza se debe fundamentalmente al temor de que las exportaciones puedan verse afectadas a finales de este año. Pero los problemas tal vez sean mucho más graves.

A principios de esta semana la franquicia iraquí de Al Qaeda tomaba Mosul, la segunda ciudad más grande de Irak. Desde entonces se han puesto en marcha hacia Bagdad con la intención de establecer un estado islámico a caballo entre la frontera de Irak y Siria. Los ataques de los insurgentes ya habían hecho disminuir las exportaciones de los campos petrolíferos del norte de Irak a principios de marzo. Ahora el peligro está en que puedan tomar el sur, corazón de la industria petrolera del país.

Además estamos en la época del año en la que mayor demanda de crudo se genera. Con la llegada de las vacaciones se necesita una cantidad de combustible superior a la acostumbrada. A esto hay que añadirle que el suministro procedente de Libia ha caído hasta los cien mil barriles diarios (hace un año la cifra rondaba el millón y medio), debido a que los rebeldes han tomado los campos de petróleo. En Irak puede pasar algo parecido, de ahí la actual subida de los precios.

Irak tiene la cuarta mayor reserva de petróleo del mundo y produce en estos momentos más de tres millones de barriles diarios. Es el segundo mayor productor de la OPEP, solo por detrás de Arabia Saudita y sus exportaciones rondaban en abril los dos millones y medio de barriles al día. Un aumento en la producción de los países no pertenecientes a la OPEP, como Estados Unidos, y Arabia Saudita han paliado por ahora el déficit en los mercados de Libia y el norte de Irak.

La demanda mundial en el segundo semestre del 2014 tendrá un promedio de unos dos millones más de barriles de petróleo diarios que en los seis primeros meses del año. El único país que en estos momentos tiene capacidad para hacer un suministro como ese es Arabia Saudita, que incluso tendrá que aumentar su producción. Si continúan los enfrentamientos en Irak y se suspende el suministro desembocaríamos en un problema muy grave.

 

Te puede interesar

Escribe un comentario