Un tribunal de justicia de Alemania prohibe el uso de Uber

Conducto de Uber

El advenimiento de los dispositivos inteligentes ha permitido descongestionar la economía de muchos sectores, tal es el caso de los transportes, sector que se ha visto enriquecido con los smartphones y con el uso de apps que usan la geolocalización. A estas alturas muchos hemos oído hablar de apps como Uber o BlaBlaCar. Estos servicios han permitido en muchos casos que personas con pocos recursos puedan trasladarse sin gran problema y también han hecho que profesiones antiguas como la del taxista se vean gravemente perjudicadas. Por eso existen muchas huelgas y muchas manifestaciones, en España y en otros países.

Recientemente un tribunal de justicia de Alemania ha prohibido el uso de Uber en todo el territorio alemán, un duro revés para las apps que intentan pertenecer a la llamada economía colaborativa y que no están metidas en el mismo saco que Uber. Para aquellos que no conozcan Uber, Uber es un servicio que mediante el pago de una pequeña comisión, se busca un particular que te lleva al lugar que quieras a cambio de dinero. El conductor que te lleva normalmente no tiene ni licencias, ni paga impuestos por tal servicio comercial, ni nada por el estilo, de ahí que los profesionales se levanten ante tales apps.

En Alemania, realizar tales servicios comerciales sin licencias está permitido, siempre y cuando sea entre particulares y el pago equivalga a los gastos de viaje. Sin embargo, el tribunal de justicia se ha amparado en la comisión que Uber cobra por hacer uso de su app y de esta búsqueda, algo que ha servido para prohibir tal servicio en todo el territorio alemán.

Aunque Uber no sea honesta, hay muchas otras apps que si lo son

Personalmente creo en la llamada economía colaborativa y en otros sistemas económicos alternativos, pero apps como Uber no benefician en nada a nadie. Si realmente se quiere ganar dinero con los transportes, se crea una empresa de transporte y punto y si se quiere hacer economía colaborativa con los particulares, se hace y punto, pero no se cobra aprovechando una situación lamentable y a costa del trabajo de otros, porque hay muchos taxistas, conductores, etc… que pagan sus impuestos y trabajan doces horas para luego no llegar a fin de mes. Espero que esta condena sobre Uber haga recapacitar a los creadores del servicio y sean un poco más colaborativos y menos ambiciosos, se suele conseguir más ¿no creeis?

Te puede interesar

Escribe un comentario