Un supermercado francés castiga importantes marcas por subir los precios de forma desmedida

super

Si lo que buscaba el supermercado francés era tomar una medida popular para ganarse el aprecio del pueblo, lo ha logrado. ¿Que mejor campaña publicitaria que mostrarse como un gran defensor del consumidor contra las poderosas marcas que suben los precios indiscriminadamente? Yo creo que es una estrategia excelente.

Así lo pensó el supermercado francés Leclerc cuando hace unos días anunciaba públicamente que iba a dejar de vender ciertos productos, por considerar desmedido su aumento en el precio durante el segundo semestre del año.

La fecha del plazo llegó y Grupo Bel, Colgate, L’Oréal, Nivea, Orangina, Brossard no podrán vender su producto castigado en dicho supermercado. El aumento de precios fue de entre un 18 y 20%. La medida fue tomada justo en un momento en el cual ciertos sectores de la población francesa están notando la pérdida de poder adquisitivo.

Pero no todo es aprobación por la medida tomada, por supuesto. Algunas instituciones defensoras de las marcas, se han quejado por acusar al supermercado de elegir ejemplos que califican de ridículos y que lo elegido es simplemente una excusa.

Sin duda que el consumidor necesita este tipo de ayudas ya que no siempre tiene todas las armas para luchar, pero es difícil concebir el límite exacto en la demagogia y las buenas intenciones.

VIA – El mundo

Te puede interesar

Categorías

Noticias

Rodrigo Gorga

Tengo 20 años y vivo en Montevideo Uruguay, donde nací. Estudio Economía en la Universidad del República y estoy cursando tercer año de esa... Ver perfil ›

Escribe un comentario