UE está dividida sobre sanciones a empleadores de inmigrantes ilegales

Alemania, de manera conjunta con otros países del norte y este del bloque, se mostraron en contra de las propuestas de la presidencia francesa de la UE para sancionar penalmente el empleo de clandestinos e imponer inspecciones en diversos sectores de actividad.

Además del no de esa nación, Suecia, Holanda, Finlandia, Polonia, Hungría y República Checa rechazaron las iniciativas, al tiempo que Lituania se abstuvo.

En cambio, países ligados de forma directa a la llegada de inmigrantes ilegales como Italia, Portugal, España, Chipre, Grecia y Malta se pronunciaron a favor de la criminalización del empleo de trabajadores en situación irregular y de mayores controles en empresas de sectores considerados como los más expuestos al trabajo en negro.

Recordemos que el compromiso presentado por Francia plantea la aplicación de sanciones penales para las personas o empleas que le den trabajo a extranjeros en situación irregular y un objetivo de 5% de inspecciones en sectores más expuestos a esta situación.

Te puede interesar

Escribe un comentario