Ucrania y sus problemas económicos

Conflicto en Ucrania

Seguimos con la vista puesta en Ucrania, un país que realmente no solo presenta problemas políticos, que son los que traslucen a primera vista. En las últimas semanas, sin embargo, su economía se tambalea. Hasta mediados de enero su moneda se fijaba en 8 grivnas el dólar. En estos momentos ya se cotiza a diez.

Asimismo el Gobierno ha emitido recientemente la deuda de corto plazo a una tasa de interés de hasta el 15%, unas cifras tan pesimistas que muchos analistas ven en Ucrania a una nueva Venezuela. Es precisamente esta crisis económica la que refleja la inestabilidad política actual del país. De todas formas esto es algo que ya viene de lejos.

La economía de Ucrania no ha sido nunca una balsa de aceite. La corrupción endémica ha existido desde el primer día, de ahí que cualquier reforma podía significar la mecha para que el pueblo se alzara, como ha sido el caso del pasado mes de febrero. A esto hay que añadirle que la productividad ucraniana nunca ha sido muy positiva que digamos, arrastrándose aún los excesos de una hiperinflación en la década de los 90.

Aquella situación marcó a la población ucraniana. En 1996 el Banco Central de Ucrania sustituía su vieja moneda, el karbóvanets, por la actual grivna y se comprometió a mantenerla estable en relación al dólar. Sin embargo con la crisis del rublo en Rusia en 1998 la nueva moneda comenzó a tambalearse ya bien pronto.

A principios del siglo XXI tanto Rusia como Ucrania vivieron unos años de estabilización. Volvieron los capitales extranjeros y la tasa monetaria creció rápidamente. Este crecimiento llegó a ser tan desmesurado en algunos momentos, especialmente en los años 2006 y 2007, que el resto de países tuvieron que hacer frente a la gran competitividad de las exportaciones ucranianas.

Pero toco comenzó a decaer con la crisis global que afectó por supuesto al euro. Los flujos de capital sufrieron una sequía importante. Tanto es así que de los 40.000 millones de dólares de reserva con los que contaba el Banco Central de Ucrania en el 2011 se han pasado a 11.000 en la actualidad. El pasado mes de febrero hicieron pública precisamente la depreciación de la moneda, confirmando también que la mitad de su deuda pública es en moneda extranjera.

¿Qué consecuencias conlleva esto? Pues que al perder valor el grivna la carga de la deuda en Ucrania se eleva día tras día. La crisis golpeó seriamente el país. En el 2009 el PIB cayó hasta un 15% especialmente debido a la caída de los precios del acero. Además su producción nacional de energía ha caído más de dos tercios desde 1970 (hay que tener en cuenta que Ucrania es una de las economías que presenta un mayor consumo energético).

Lo cierto es que como podéis comprobar Ucrania no solo está envuelta en problemas políticos. Su economía sumergida es una de las más grandes del mundo (en torno al 50% del PIB). Buena parte de las empresas del país tienden a no pagar impuestos, privando aún más al gobierno de fondos (se estima que durante el gobierno del depuesto Víctor Yanukovich han desaparecido más de 37.000 millones de dólares).

Imagen – La Nueva

 

Te puede interesar

Escribe un comentario