UBS, otro escándalo financiero

Los escándalos financieros en las grandes corporaciones son eventos que, en la economía de hoy, se suceden cada vez con más frecuencia. El caso Enron ha sido uno de los últimos fraudes empresariales que causó miles de despidos y millones de dólares arrojados a la basura. Leman Brothers, por caso, ha sido también quizá uno de los últimos fraudes mundiales.
 
Ahora es el turno de otra corporación: UBS, donde se descubrió un desfalco de 2 mil millones de dólares, aproximadamente, lo que descubre una vez más que los mercados financieros vuelven a protagonizar un fraude multimillonario.
 
Por ello, es preciso recordar los usuales caos financieros que, penalmente, quedan en el olvido.
 
En octubre del año anterior, en el Societe Generale se produjo un escándalo financiero por casi 5 mil millones de dólares. En Merryl Lynch en febrero de 2009, otro fraude produjo la fuga de 500 millones de dólares, al gual que en el año 2006, cuando 6400 millones de dólares desaparecieron antes de la quiebra de Amaranth Advisors.
 
Los fraudes financieros empresarios forman parte de la economía actual, y casualmente se suceden más rápidamente y con menos culpables pero, el dinero, nunca más vuelve a aparecer.

Te puede interesar

Escribe un comentario