Tramos del IRPF

irpfiva

¿Sabes qué es el IRPF cierto? Todos, en mayor o menor profundidad sabemos que es un impuesto, que se aplica para las personas físicas, y que es progresivo… y lo asociamos, normalmente, a los autónomos. Pero, ¿sabes qué son los tramos del IRPF? Si no lo sabes, sigue leyendo, te lo explicamos.

Los tramos del IRPF consisten en una tabla de ingresos, para que, en función de éstos, los que más dinero ingresan o ganan, el impuesto sea más alto, y para quienes menos paguen, el impuesto sea más bajo.

El objetivo de los tramos del IRPF es la proporcionalidad del impuesto.

El IRPF, recuerda, es el Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas, y se paga por medio de retenciones, es decir, se paga por adelantado de manera trimestral. Al finalizar el año natural, se hace un balance entre lo que realmente debería haber pagado un autónomo, contra lo que realmente pago, a fin de saber si el autónomo debe pagar más, o el gobierno le debe devolver lo que pago de más.

Las retenciones se hacen por medio de facturas y en ellas se basa la Agencia Tributaria para estimar las ganancias posibles del autónomo.

Los tramos del IRPF

cambios-irpf

Antes que cualquier cosa debemos establecer la famosa tabla de tramos del IRPF. Dicha tabla ha sido objeto de un vaivén de números en cada cambio de legislatura, utilizándolo siempre como arma electoral entre un gobierno y otro.

La última fue el adelanto de la rebaja fiscal aprobado por el Gobierno en funciones actual, a mitad del año en curso, provocando un caos, especialmente en las pymes más pequeñas, que no tienen un especialista en contabilidad.

Ésta tabla entró en vigor en julio de 2015, y sigue intacta para el curso actual, a la espera de posibles cambios para el curso de 2017.

Base Porcentaje estatal Porcentaje autonómico Total
Hasta 12.450€ 9,50 9,50 19
Hasta 20.500€ 12 12 24
Hasta 35.200€ 15 15 30
Hasta 60.000€ 18,50 18,50 37
60.000€ en adelante 22,50 22,50 45

 

La tabla figura en la página oficial de la Agencia Tributaria con los detalles autonómicos y estatales y sus posibles variantes de acuerdo a cada tributante.

Si no hay cambios pronto, ésta es la tabla que deberás tener en mente. Si sobrepasas una cantidad, y pasas al siguiente tramo del IRPF, puede implicar un aumento de hasta 8 puntos porcentuales en lo que deberás pagar a hacienda cada año.

Quién paga el IRPF

irpf-fraccionado

Bien, ya sabemos cuánto se paga según sus ingresos, pero… ¿quién paga el IRPF?

Solemos cometer un error, y es el de pensar que solamente las personas que trabajan por cuenta propia son sujetos al IRPF, pero es erróneo: lo pagan todas las personas físicas, que trabajan por cuenta propia o ajena.

En teoría, todos debemos declarar el IRPF.

Dicta el artículo 8 de la Ley del IRPF: son contribuyentes al Impuesto de la Renta, todas “las personas físicas que tengan su residencia habitual en territorio español”, tanto “las personas físicas que tuviesen su residencia en el extranjero por algunas de las circunstancias previstas en el artículo 10 de ésta Ley”.

Así que, según la ley, todos, pensionistas, trabajadores, autónomos, cualquier persona que obtenga algún tipo de renta o ganancia, debe tributar por éste impuesta y, claro, hacer la declaración de la renta cada año.

Aunque cabe aclarar, que como hemos visto, según la renta obtenida se pagará más o menos porcentaje del impuesto de la renta, y según algunos ingresos, ni siquiera deberán pagar el impuesto, debido al balance positivo, o porque sus ingresos son pequeños, como, por ejemplo, una persona en desempleo durante todo el año en curso.

Aunque eso sí, hay aclaraciones.

¿Quiénes están obligados y exentos a declarar el IRPF?

Puede resultarte muy confuso todo esto, pero hay excepciones a la regla, o más bien, condiciones, para que ciertas personas no tengan la obligación de presentar su declaración del IRPF.

Primero, hablemos de las personas con rendimientos de trabajo, vaya, salario o pensiones que hayan recibido durante el año natural. No están obligados a declarar quienes no cumplan con éstas condiciones:

  1. Haber tenido ingresos de 22.000€
  2. Quienes tengan ingresos de 12.000€, de parte de más de un pagador, recibiendo al menos 1.500€ del segundo.
  3. Ingresos de 12.000€ cuando se trate de pensionistas cuyos únicos rendimientos estén en el artículo 17.2ª de la Ley del IRPF, por parte de dos pagadores o más.
  4. Ingresos de 12.000€ para pensiones compensatorias
  5. Ingresos de 12.000€ cuando el pagador no esté obligado tampoco a retener
  6. Ingresos de 12.000€ cuando se perciban rendimientos íntegros de trabajo

Aunque esas personas pueden presentar sus declaraciones, normalmente les saldrá, en el mejor de los casos, a devolver. Si, por ejemplo, es una persona que ha cobrado el paro durante todo el año, sin haber trabajado en ningún momento, podrá presentar su declaración, pero, muy probablemente el resultado sea cero.

En el caso de los autónomos, no hay salvación: todos los autónomos tienen la obligación de presentar su declaración, aunque solamente hayan generado ingresos de 600€. Da igual la cantidad.

Si has tenido, como autónomo, ingresos mínimos, y según la actividad en la que estés inscrito, deberás hacer tus debidas retenciones en las facturas, y la declaración con el IRPF al 19%, salvo que tu Comunidad haya rebajado algún punto porcentual en el tramo autonómico, ya que cada Comunidad puede hacerlo en la parte porcentual que le corresponde.

Las retenciones del IPRF

calculo-irpf

Una característica del IRPF, además de la proporcionalidad con los ingresos, es que se paga por adelantado.

A los que trabajan por cuenta propia, se le resta un porcentaje, según los ingresos y el ramo, en forma de pago del IRPF por adelantado.

Los autónomos deben restar un porcentaje de cada factura cobrada en función del IRPF, más el IVA por su puesto.

Al terminar el año natural, se cierra el conteo, y luego, la Agencia Tributaria, hace un balance entre el IRPF real generado contra el pagado.

Si un autónomo, o trabajador, paga más IRPF de lo que le tocaba, la Agencia Tributaria se lo devolverá, si ha pagado menos, le tocará pagar, como todos sabemos.

¿Cuándo se ingresan las retenciones del IRPF?

Mientras un trabajador por cuenta ajena lo tiene muy fácil, porque el empresario hace la retención de su IRPF, el autónomo tiene que hacer toda la gestión por cuenta propia, con la ayuda aconsejable y casi obligatoria, de un experto en la materia, claro.

Generalmente la retención se ingresa a la Agencia Tributaria de forma trimestral, mediante el famoso modelo 111, o 115 si es por alquileres.

Si al autónomo le toca la suerte (buena o mala, depende de cada quien) de hacer un pago a cuenta de tu IRPF, deberás hacerlo con el modelo 130.

Las fechas de éste año fueron:

  1. Primer trimestre: 20 de abril
  2. Segundo 20 de julio
  3. Tercer trimestre: 20 octubre
  4. Cuarto trimestre: 20 de enero de 2017

Los tramos del IRPF no funcionan como piensas

irpf

Para finalizar dejamos un asunto que genera mucha confusión, o que la gente suele interpretar mal.

Normalmente pensamos que los tramos del IRPF se aplican de forma rígida, fija, sobre la renta total generada por autónomos o trabajadores por cuenta propia.

Es decir, si una persona genera 30.000€ en un año, entonces paga el 24% del IRPF sobre los 30.000€. Y no es así de sencillo.

¿Por qué no funciona así?

Quizá sea difícil de explicar, pero vamos a intentarlo.

Debes tener en cuenta que el IRPF es como una escalera, conforme más escalones subes, más impuesto vas subiendo.

Si aplicamos un porcentaje al resultado final de la renta obtenida anual, estaríamos duplicando, e incluso cuadriplicando los ingresos de esa persona, aumentando la cuantía a pagar a una cantidad enorme.

Los tramos funcionan en ambos sentidos, conforme los ingresos van subiendo, también va subiendo la tasa impositiva del IRPF.

Mejor veamos un ejemplo: Supongamos que una persona ha generado ingresos por 40.000€ en el año natural. Sí, es una persona que no tiene problemas económicos.

¿Cómo pagará esa persona el IRPF?

  • De los primeros 12.450€, pagará el 19%, es decir,
  • Hasta los 20.200€, 24%
  • Hasta los 35.200, 30%
  • Hasta los 40.000, 37%

En otras palabras:

  1. Por el primer tramo (12.450€): 2.365€
  2. Por el segundo tramo (7.750€): 1.860€
  3. Por el tercer tramo (15.000€): 4.500€
  4. Por el cuarto tramo (4.800€): 1.440€

En total, ésta persona genera un IRPF de: 10.165€

Es decir, se va pagando por el dinero acumulado en cada uno de los tramos del IRPF a lo largo del año, y conforme vas subiendo o escalando de tramo del IRPF, pagarás el porcentaje respectivo a ese tramo.

Recuerda que como se paga por adelantado, vas subiendo las escaleras, no se calcula de acuerdo al neto o bruto acumulado anualmente, sino por trimestres.

¿Es más caro? Quizá, pero eso garantiza que una persona que genera una renta de un tramo, pague solamente de acuerdo a ese porcentaje, y si llega a subir, por ejemplo, por 100€ solamente, no se le haga un aumento de hasta 8 puntos a toda su renta generada.

Por ejemplo: si tú has generado de renta 12.600€, cuando el tramo del 19% es de 12.450€, ¿desearías que aplicarán el porcentaje del segundo tramo, es decir, 24%, y no el 19% a todo tu dinero? ¿O solamente al dinero generado en la renta de ese tramo?

Sabemos que prefieres la segunda, y la Agencia Tributaria también. Por eso funcionan así los tramos del IRPF: la proporcionalidad y progresión es la clave de los tramos del IRPF.

Te puede interesar

Escribe un comentario