Total detiene sus inversiones en Irán, aunque no se irá del país

Christophe de Margerie, director ejecutivo de la petrolera francesa, fue claro: “En la actualidad correríamos demasiados riesgos políticos invirtiendo en Irán pues la gente diría ‘Total está dispuesto a cualquier cosa para hacer dinero’”.

Los especialistas creen que la decisión no tiene tanto que ver con la presión política proveniente de Occidente, sino por las dificultades en el terreno para desarrollar proyectos gasíferos complejos y costosos…

Hace años, Total negocia con Irán, segundo país con mayores reservas gasíferas detrás de Rusia, la posible explotación de reservas de gas en South Pars, que también prevé la creación de una instalación para producir Gas Natural Licuado para exportar.

Con Estados Unidos a la cabeza, los gobierno occidentales presionan a las empresas para que rompan relaciones con Irán como consecuencia del polémico programa nuclear de éste país.

En los últimos tiempos, los costos que debe afrontar Total se habrían duplicado superando los 10.000 millones de dólares, debido al incremento de las materias primas como el acero o a una falta de mano de obra.

Te puede interesar

Escribe un comentario