Tipos de hipotecas

los tipos de hipotecas

A la hora de comprar una casa, algo que debemos conocer antes de aventurarnos a ello son los diferentes tipos de hipotecas que el mercado nos ofrece y cómo tenemos que pedirlos en las entidades bancarias. Es muy importante que tú sepas, antes de pedirlas, cuales son las características de estos productos, así como las ventajas e inconvenientes que tienen este tipo de hipotecas.

Debes tener en cuenta que una de las cosas más importantes que harás a lo largo de tu vida, es firmar por una hipoteca y debes conocer todo lo relacionado con ellas. Aparte debes intentar estar lo mejor informado que puedas sobre precios y tasaciones con el fin de no tener ningún problema futuro.

Dado lo complicado que es y la cantidad de cosas que se deben tener en cuenta en las hipotecas, hemos querido enseñare a conocer todo lo que debes saber sobre ellas.Debes conocer las características de cada hipoteca, así como las ofertas que los bancos ofrecen.

Qué hipotecas hay según su tipo de interés

que hipoteca contratar

Las hipotecas a plazo fijo

Ese tipo de hipotecas son el producto más popular en este mercado y es probable que sea una de las primeras que te ofrezcan con el fin de que tu tipo de interés no cambie con el paso de los años; esto quiere decir que se debe pagar durante todo el tiempo que tengamos la hipoteca la misma cantidad de dinero. Dado que cuenta con muchas facilidades, es un tipo de hipoteca que está teniendo más y más personas cada año. Este tipo de créditos con interés fijo también son mucho más cortas con el paso del tiempo, ya que solamente se deben pagar en torno a los 20 años, a diferencia de las hipotecas normales que pueden llegar a estar vigente hasta 40.

Hipoteca de tipo variable

La hipoteca de tipo variable es otra de las hipotecas más conocidas. En este caso, las cuotas que se deben pagar de forma mensual varían con base en el referencial hipotecario. En España, el que tiene más peso y por el que la mayoría de los bancos se guían es el Euribor.
Si echamos un vistazo a las listas de hipotecas en este país, la mayoría de las hipotecas corresponden a este tipo de hipoteca variable, siendo solamente un 7 % de interés fijo.

Las hipotecas de tipo mixto

En la hipotecas de tipo mixto, se deben conocer ambos tipos de interés, ya que ambas se combinan entre sí. En este caso, el tipo de interés fijo y variable hace que los intereses de la hipoteca varíen con base en el referencial del Euribor o por medio de un interés fijo que puedas pactar con el banco con el que obtendrás la hipoteca.

Las diferentes hipotecas según el tipo de cuota que presentan

Además del tipo de interés, a la hora de conseguir una hipoteca con tu banco de confianza debes conocer las hipotecas por el tipo de cuota. Estas son las principales hipotecas según el tipo de cuota que se deben conocer. Debes pensar a futuro a la hora de elegir la que mejor se adapte a ti, además de valorar tu situación actual. Si no estás seguro de cuál debe ser el tipo de cuota de hipoteca que debes adquirir puedes ponerte en contacto con tu banco de confianza que podrá recomendarte la mejor opción.

Tipos de hipoteca y las ventajas de cada una

tipos hipotecas

Hipoteca con cuota fija

Una de las hipotecas más demandadas por las personas que buscan conseguir un crédito hipotecario son las hipotecas de cuota fija En este tipo de hipoteca, los pagos mensuales se basan en una parte de intereses y otra parte de interés solicitado. Cuándo comienzas a pagar este tipo de hipoteca, los intereses son muy altos, sin embargo con el paso del tiempo, la cantidad mensual a pagar va bajando, con base en la amortización del capital.
Después de muchos años, la situación está complemente invertida y las personas acaban pagando una cantidad muy pequeña, además de contar con la mayor parte de la hipoteca ya pagada.

Las hipotecas con cuotas blindadas

Estas hipotecas de cuota blindada, son otro tipo de hipotecas muy demandadas pero un poco más complicadas de conseguir. En este tipo de cuotas, se debe tener en cuenta que siempre se va a pagar la misma cantidad de intereses, independientemente de lo que pase con los intereses de forma externa o los cambios en la economía. Sin embargo, cuenta con una parte negativa y es que con base en los cambios de interés externo, las cantidad de cuotas que se deban pagar si cambiaran.

Las hipotecas con cuota final

Por otro lado, las hipotecas con cuota final son hipotecas en las que se queda una parte del capital que se pide para pagar en la última cuota del préstamo. Esta cantidad se da con base en el 30%. Este tipo de hipotecas no son tan populares, ya que se requiere un gran desembolso final en la última cuota que, si no contamos con ese dinero puede causarnos problemas de morosidad o incluso se puede llegar a perder la casa si no se cuenta con la cantidad establecida.

Hipotecas de cuota creciente

En las hipotecas de cuota creciente, se debe tener en cuenta que el porcentaje va creciendo a medida que vayan pasando los años y además se va aumentando a medida que se den los cambios en los tipos de interés. Es un tipo de crédito hipotecario que las personas evitan ya que no cuenta con muchos beneficios, pero si con muchos gastos.

Las hipotecas solo interés

Este tipo de hipotecas son muy poco conocidas dentro de España aunque si se llevan a cabo por las personas que llegan de otros países a este. Aquí, todos los meses se pagan solo intereses y no se baja nada de la cantidad total de la casa; sin embargo, una vez que se terminen de cumplir todos los meses se debe pagar la cantidad de capital completo o puede optar por vender la casa con el fin de pagar dicha deuda.

Las diferentes hipotecas según el tipo de inmueble y las hipotecas personalizadas

diferentes tipos hipotecas

También existen hipotecas personalizadas para cada tipo de persona o hipotecas sobre el tipo de inmueble. Este tipo de hipotecas son muy populares entre las personas que ya han intentado conseguir una hipoteca pero se las han denegado.

Hipotecas con base en el tipo de inmueble que se quiere comprar. Este tipo de hipotecas se usan para poder comprar pisos de bancos o pisos de protección oficial llamadas también VPO. Este tipo de hipotecas también se usa para la compra de bienes urbanos o bienes rústicos. Se usan sobre todo en los casos de hipotecas para comprar suelo o con el fin de adquirir una primera vivienda cuando no se tienen muchas posibilidades. En algunos casos, también se pueden usar con el fin de financiar una segunda vivienda.

Las hipotecas personalizas

En un último caso y cuándo llevamos mucho tiempo con un banco, podemos pedir un tipo de hipoteca personalizada con el fin de conseguir la casa de nuestros sueños. Este tipo de hipotecas se dan con base en el perfil de la persona que lo solicita y se intenta que la cantidad mensual sea la que el cliente puede pagar y no la que el banco estipula.

Es un tipo de hipoteca muy requerida por los jóvenes con el fin de poder encontrar las cuotas más ventajosas del mercado y poder hacer frente a las cuotas aunque el sueldo sea bajo.

En este tipo de hipotecas, también se pueden conseguir hipotecas para los no residentes con el fin de que puedan optar a una casa sin que las condiciones sean demasiado exigentes.

Antes de comprar una vivienda

Ahora que sabes cuál es el tipo de hipoteca que se ajusta más a ti, debes conocer también algunas cosas antes de pedirla.

  • Disponer de algunos ahorros. Aunque normalmente los bancos financian el 100% de las hipotecas, los trámites que se generan no son financiados por estos bancos y se deben tener contemplados con el fin de no perder dinero después.
  • Debemos conocer el precio real de la vivienda que vamos a comprar. Es importante que conozcas todo lo relacionado con los precios en la zona que quieres comprar, así como gastos de notaría y algunos extras, con el fin de tener una idea general de la cantidad que debes pedir en tu hipoteca o conocer si el precio está muy alejado de lo que puedes pagar realmente. Para conocer esto al 100% lo que debes hacer es valorar el tipo de suelo y el valor de otras casas de la zona.
  • Por último y con el fin de poder conseguir una casa lo más cercana posible a nuestros sueños, se debe contar con un historial crediticio limpio, evitando impagos. Además, es obligatorio contar con una cantidad de ingresos mensuales con base en las cual se basaran las cuotas que se deban pagar mes a mes.
Te puede interesar

Escribe un comentario