Suspensión masiva en Volskwagen

En el marco de la crisis financiera, la filial argentina de Volskwagen decidió suspender a todo su personal para evitar el despido de sus trabajadores. De esta manera, la automotriz logró negociar con el sindicato que nuclea al sector implementar un programa de suspensiones rotativas, con descuentos en salarios de hasta el 75 por ciento, pero con el objetivo de evitar tener que eliminar puestos de trabajo.

El gremio de los trabajadores había anunciado que la empresa iba a despedir a 250 trabajadores, pero la negociación –que duró más de 4 horas- logró evitar el despido masivo. Además, se prevé que Volskwagen lanzará un programa de jubilaciones anticipadas para sus empleados.

En el plano internacional, Volskwagen cayó casi el 18 por ciento en sus ventas, al igual que Toyota, que descendió sus cuentas al 40 por ciento.

Continuando con el escenario mundial, la caída de las ventas en la industria automotriz no tiene freno. Por citar sólo algunas de las empresas más grandes del mundo, en Estados Unidos, en febrero Ford registró una caída en su facturación del 48 por ciento, y General Motors alcanzó a comercializar un 53 por ciento menos de unidades.

Según los últimos relevos, los pronósticos negativos continuarán a lo largo de 2009, aunque se espera que con los planes de salvataje financiero las automotrices, como mínimo, dejen de despedir personal.

Te puede interesar

Escribe un comentario