Soluciones económicas para la Unión Europea

La crisis financiera que se apoderó de parte de Europa obliga a una rápida intervención de las economías líderes para sostener la debilidad de cierta parte de la zona euro. Por ello, París y Berlín han decidido emprender un documento para establecer las pautas de asistencia a la economía de Grecia, que ha sucumbido y que generó una fuerte presión de los mercados hacia el propio país helénico y los demás integrantes de Europa.

Por el momento, el documento refiere a la intención de recurrir a un último recurso que constará de la cesión de préstamos bilaterales de los integrantes del bloque euro pero con intervención del Fondo Monetario Internacional y la aprobación de Europa. Sin embargo, no todo fue acuerdo desde que Alemania rechazó la idea de sostener la economía griega sólo desde el ámbito europeo, con lo cual la solución que se plantea desde París y Berlín ha quedado al descubierto: el gasto en ayudar a los griegos deberá provenir de “afuera” y desde adentro –léase Eurozona- colaborar con el capital disponible según cada nación.

Queda claro que nadie quiere arriesgar toda su asistencia financiera, por ello exigen la colaboración desde el ámbito internacional. De todas formas, Grecia podría llegar a recibir hasta 30 mil millones de euros. Por último, las calificadoras se empecinan en proveer informes negativos, pues al parecer crecen las presiones sobre España, Portugal y Gran Bretaña pues, según la agencia, la crisis se expande a todo el continente.

Te puede interesar

Escribe un comentario