Sin buenos horizontes en Estados Unidos

La información proveniente desde los Estados Unidos nunca fue confiable definitivamente. El motivo es muy simple: un gran sector de los grupos de poder estadounidense trabaja fuertemente para que, de acuerdo a sus intereses, el clima financiero no sea saludable.

Del otro ladoi, el Gobierno trabaja duramente en la necesidar de sanear su economía en el mejor tiempo posible, objetivo difícil de lograr cuando los mercados mundiales ven con más desconfianza las finanzas norteamericanas.

Recientemente, el presidente Barack Obama anunció que Estados Unidos deberá trabajar por mucho tiempo para restituir las fuentes de empleo que generaba y que perdió en la crisis de 2008. El reconocimiento oficial no fue una buena noticia para los mercados, que suman un motivo más para temer por una crisis global en la primera potencia mundial.

La información oficial dice que el desemeplo ya alcanzó el 9,2 por ciento, es decir, casi 15 millones de estadounidenses sin empleo.

Sin embargo, el Primer mandatario pidió paciencia a sus propios habitantes, algo que precisamente se ha agotado.

Te puede interesar

Escribe un comentario