Siemens llega a un acuerdo con autoridades de EE.UU.

El grupo alemán planea declararse culpable y pagar al menos 450 millones de dólares en multas para llegar a un arreglo sobre cargos de corrupción en Estados Unidos.

El Departamento de Justicia de ese país acusó a Siemens de intentar sobornar gente y falsificar sus libros contables desde 2001 hasta 2007.

También apuntó a algunas subsidiarias por haber pagado dinero al supuesto gobierno iraquí para recibir algunos contratos del programa “Petróleo por Alimentos” auspicias por Naciones Unidas.

La sede de Alemania y las de Bangladesh, Venezuela y Argentina accedieron a declararse culpable el lunes ante un tribunal de Washington.

Siemens accedió a abonar 448,5 millones de dólares en multas y las tres subsidiarias desembolsarían al menos medio millón per cápita.

El grupo alemán, que fabrica desde trenes hasta bombillas eléctricas, fue objeto de las primeras acusaciones de corrupción en el 2006 y las evidencias comenzaron a surgir en 2007.

Te puede interesar

Escribe un comentario