SICAV’s, ¿un mal necesario para nuestra economía?

SICAV's, ¿un mal necesario para nuestra economía?

En los últimos días, en cuestión de economía solo se habla de la Reforma Fiscal y de las trampas económicas que ciertos delincuentes usan para salvaguardar su dinero en el extranjero. El término SICAV es uno de los más recurrentes y también uno de los más desconocidos, por ello hemos pensado que sería un buen momento para hablar de qué son las SICAV.

SICAV viene de las abreviaturas de Sociedad de Inversión de Capital Variable, una sociedad destinada a la inversión colectiva, sus requisitos básicos son tener un capital mínimo de 2,4 millones de euros y tener un mínimo de 100 socios. A cambio de estos enormes requisitos, la rentabilidad es muy alta, tan solo un 1% de impuestos por el capital frente al 30% que se cobra actualmente en el Impuesto de Sociedades. Ahora bien, si el capital se mueve, dependiendo de la cantidad del movimiento, se aplicará más o menos tasa de impuestos. Si la cantidad es menor de 6.000 euros, la tasa es del 21%, si es mayor de 24.000 euros, la tasa es 27%.
Las SICAV son uno de los instrumentos de inversión preferidos por las grandes fortunas, ya que mientras no muevan su dinero o sencillamente no reciban ingreso alguno proveniente de la SICAV, el inversor no pagará nada o tan solo un 1% y digo esto porque una de las estrategias más populares a la hora de realizar una SICAV es meter a “hombres de paja”, inversores que solo figuran para establecer la cuota de socios impuesta pero que en realidad no aportan nada a la Sociedad ya que solo lo haría el que aporta el dinero, es decir, 99 personas ceden su nombre a cambio de algo y el rico o la sociedad que aporta el dinero recibe ese 1% de tasa de impuestos en vez del 30%.

¿Por qué es delito que una persona aporte dinero a la SICAV y no un grupo?

Llegados a este punto muchos me diréis que por qué es delito que una persona aporte el dinero a una sociedad de inversión y no un grupo de inversionistas. La respuesta es sencilla, las SICAV son sociedades de inversionistas, es decir tiene que haber varios inversores, en concreto 100, mientras que lo que practican las grandes fortunas, solo hay una persona la que invierte y luego realmente no hace inversiones o son inversiones puntuales por lo que se ve una intencionalidad ahorrarse impuestos y no de invertir.
Aún así, la diferencia es muy pequeña y siempre es difícil demostrar que las SICAV son falsas o fantasmas y solo son creadas para evadir impuestos. Una demostración de todo esto está en las grandes fortunas españolas, las cuales tienen SICAV’s y tras muchos años siguen sin poder demostrar que se usan para evadir impuestos.

Si las SICAV’s son propensas a evadir impuestos ¿ por qué no se eliminan?

Es una buena pregunta, difícil de responder aunque realmente son los políticos los que mantienen a este instrumento. Según los políticos, eliminar esta figura societaria haría que las grandes fortunas abandonasen el país y es mejor tener un 1% de grandes fortunas que un 30% de nada. A esto se sujetan los políticos siempre que se les exige una modificación o una eliminación de esta herramienta que poco a poco ha demostrado ser una gran herramienta para evadir impuestos. Aún así, como muchas herramientas, las SICAV’s son una gran herramienta, para atraer capital y para ser inversionista, siempre y cuando se respete su naturaleza y no se abuse de ella, como está pasando. Vosotros ¿Qué opináis de ello? ¿Creéis que las SICAV’s deberían de eliminarse? ¿Deberían restringir su acceso o su participación?

Te puede interesar

Escribe un comentario