Sergún el FMI, el mundo crecerá menos (I)

Desde el actual año 2011 hacia adelante es incierto el futuro de la economía mundial, pues los interrogantes hasta el momento son varios. Más allá de los pronósticos sectoriales (es decir, de dónde vienen y por qué), es preciso advertir que la economía y las finanzas, hoy, han adquirido una característica muy particular: la volatilidad.

¿Qué significa? Que la economía global es volátil, un cierto tiempo se desarrolla normalmente, luego se estanca, vuelve a crecer, retrocede, siempre, dependiendo de los acontecimientos mundiales. Sólo por esta razón es muy difícil lograr una estabilidad por años en cualquier rincón del planeta.

Basta con hacer memoria:

Pasados los años 2000, Estados Unidos y Europa gozaba de una establidad económica muy importante. América sufría crisis en algunas naciones. Asia, por su parte, mantenía a una China en comienzo de crecimiento.

Hoy, 2011, se teme una crisis de gran magnitud en la Unión Europea, Estados Unidos sufre por el crecimiento de su deuda y países en vías desarrollo como los latinoamericanos, no han sufrido crisis alguna y muestran índices de crecimiento.

Asia, increíblemente, mantiene a China escalando posiciones hasta, seguramente, arribar al primer puesto de las potencias mundiales.

El mundo, la economía, las sociedades han cambiado. Pero nadie sabe si para bien o para mal.

Te puede interesar

Escribe un comentario