Sarkozy no cumple sus previsiones económicas y su gestión es criticada.

Sarkozy

A casi un año de haber asumido la presidencia, el conservador presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, vive un presente político oscuro. Ya sufrió su primer revés en las urnas cuando la semana pasada, se llevaron a cabo las elecciones municipales y la actuación de su partido fue calificada como un fracaso, que en parte es considerado por los analistas como un llamado de atención por parte del cuerpo electoral disconforme con la gestión del actual mandatario.

Ha sufrido críticas que no tienen mucho que ver con una columna de economía (como por ejemplo, las que recibió por la exposición en los medios de su vida personal) pero otras si son dignas de mencionar aquí.

En sí, la actuación del presidente en el plano económico ha sido duramente criticada. Si algo desprestigia a las autoridades, es el incumplimiento en las previsiones económicas que estos defienden. Esto es lo que le pasó a cuando en setiembre pasado, el Gobierno previó que la economía crecería al 2,25% en el 2008. Hoy los analistas, hablan de un  crecimiento de la economía francesa para el 2008 del 1,5%.

Además, el déficit del gobierno, que también superó las expectativas, ha llevado a decir al mandatario que las arcas del Estado están vacías. Esto implica, primero que nada, que no va a poder llevar a cabo, por falta de fondos, sus planes y propuestas que estaban incluidas en su programa. A esto se le suman, las críticas de la oposición, que lo acusan de malgastar el dinero del Estado en “regalos fiscales” para los sectores más acomodados de la sociedad.

 VIA – El país

Te puede interesar

Escribe un comentario