¿Quedan activos refugio en la inversión? 5 ideas para encontrarlos

¿Qué refugios tienes para tus ahorros? Te damos algunas propuestas más segurasLos activos financieros que ejercen como refugio en las inversiones durante los periodos de incertidumbre económica se han difuminado durante los últimos meses de forma drástica. Apenas llegan a un par de propuestas, y siempre bajo unas características muy bien definidas, no siendo aptos para cualquier perfil de ahorradores. Se acabaron los tiempos en que siempre podían contratarse unos productos financieros para capear la inestabilidad de los mercados.

Actualmente es más difícil aplicar estas singulares estrategias de inversión, y en donde nadie duda que cada vez se están poniendo las cosas mucho más complicadas para obtener un rendimiento satisfactorio a los ahorros acumulados durante toda una vida. No en vano, los diferentes analistas financieros coinciden en destacar que generar rentabilidades de dos dígitos será una misión prácticamente imposible durante los próximos años. Y en cualquier caso, asumiendo mayores riesgos en las posiciones compradoras.

Desde este contexto general, tus perspectivas de inversión no serán nada halagüeñas para cumplir con tus anhelados objetivos: incrementar el patrimonio. Todos los factores parece que juegan en tu contra. Por un lado, los tradicionales productos para el ahorro (depósitos, pagarés bancarios, bonos, etc.) que no pasan por el mejor momento posible, ni mucho menos. En la actualidad te ofrecen una rentabilidad media anual en torno al 0,50%, y poco más empleando otros diseños más agresivos. Como consecuencia de la decisión del banco emisor europeo de abaratar el precio del dinero y que se ha trasplantado inmediatamente a estos modelos de ahorro.

No mucho mejor se presenta la bolsa, con una tendencia bajista, al menos al corto plazo, que te hace muy difícil la decisión de tomar posiciones en sus mercados, salvo que quieras arriesgar en exceso tus aportaciones monetarias. No en vano, los principales mercados de renta variable del viejo continente muestran severas caídas en sus respectivos índices bursátiles durante los primeros compases del nuevo año, incluso en algunos casos con especial virulencia.

En este escenario se hace muy complicado vincularse, al menos temporalmente, mientras no desaparezcan las principales señales de inestabilidad que se están generando: menor crecimiento en China, problemas económicos en los países emergentes y el desplome en el precio del crudo, entre otros factores.

Poco refugio en la bolsa

Pocos refugios dispones actualmente en los mercados bursátiles. Ya no te valen los valores de carácter defensivo que en otros ejercicios te ayudaban a proteger los ahorros en períodos de gran dificultad. Es cierto que lo harán mejor que otros, pero en cualquier caso seguirán siendo receptivos a las depreciaciones de la renta variable. Solamente si vas a conformar una cartera de inversión al largo plazo, te puedes permitir realizar unas compras selectivas aprovechando los bajos precios con los que cotizan sus acciones.

Solamente puede considerarse como valor refugio, con muchos matices, aquellas compañías cotizadas que reparten entre sus accionistas un dividendo de alto rendimiento, por encima del 5%. Esta estrategia puedes plantearla para que todos los años puedas recibir de forma permanente estos pagos, independientemente de la evolución en su cotización. Pocos productos te darán un rendimiento garantizado como este, por no decir ninguno. De ahí que sean los valores más solicitados por los usuarios en los períodos de mayor incertidumbre económica.

Otra solución que dispondrás, sin salir de la bolsa, consistirá en contratar una imposición a plazo que esté basada en alguno de estos activos financieros. Será una manera muy original de proteger el capital a través de un producto que te generará un rendimiento fijo asegurado, aunque no muy pronunciado. Y la cesta de acciones al que está ligado la imposición si cumple con unos objetivos mínimos, te permitirá ampliarlo hasta márgenes algo más aceptables para tus intereses personales

Oro sí, pero no como en antaño

El oro ha sido siempre el valor refugio por excelenciaTradicionalmente el metal amarillo ha sido considerado como el valor refugio por excelencia. Y por extensión a otros metales preciosos (oro, plata, platino…), que siempre se revalorizaban en procesos de recesión económica, o cuando menos de incertidumbres en los mercados financieros. Pues bien, este rol ya no es el mismo, y si bien puede servir como refugio en algún momento puntual, no lo hace con la misma intensidad de otros años. En todas las crisis económicas del pasado siglo era la inversión perfecta cuando no había otras alternativas en los mercados, tanto de renta fija como variable.

De todas formas es de las pocas opciones que tienes en estos momentos de confusión en los mercados. Pudiendo obtener un rendimiento más o menos aceptables, pero en cualquier caso no esperes grandes revalorizaciones, porque no se van a dar con toda seguridad. Si finalmente te decantas por este activo financiero, podrás desarrollar la operación con plenas garantías, bien comprando oro físico, o en su defecto, por medio de algún fondo de inversión basado en los metales preciosos.

Y hasta si eres muy atrevido e innovador, puedes inclinarte por la compra de lingotes de oro, o hasta monedas de este metal con las que sacar un rendimiento trascurridos unos años. De todas formas, el metal amarillo conlleva una fama como valor refugio que no ha sido tan contundente en las primeras crisis del siglo XXI. Conviene que lo recuerdes antes de anticiparte a tomar posiciones en esta singular inversión.

Fondos muy especiales

Ante la gran variedad de fondos de inversión que han confeccionada las gestoras de todo el mundo, es normal que te plantes si realmente han diseñado alguno que sea útil para los momentos de mayor incertidumbre. Ciertamente lo tendrás también muy difícil, ya que estos productos para el ahorro están siendo afectados por la actual situación de la economía global. Y ni tan siquiera los fondos de renta fija se salvan de esta tendencia general, y que incluso presentan peor evolución que los fondos variables, o de composición mixta.

A pesar de todo, dispone de varias propuestas que ejercen como refugio para tus ahorros. Una de ellas procede de los bonos norteamericanos, que lo pueden hacer mejor en los mercados como consecuencia de la política monetaria emprendida por la Reserva Federal de los Estados Unidos. Y que puedes contratarlos a través de los muchos fondos que están basados en este activo financiero. No te ofrecerán muchos problemas, y además tienden a que sean muy estables en la evolución de sus participaciones. En contraste con los bonos europeos o emergentes que están en una situación muy delicada.

Otro recurso al que puedes optar dentro de los fondos de inversión es a través de los denominados de retorno absoluto. Son los más recomendados por los principales analistas de inversión. No en vano, su evolución desde hace unos pocos meses está siendo mucho más favorable que en los otros modelos, cualquiera que fuese. Y curiosamente, mientras todos los mercados y activos financieros caían, hasta con estrepito, estos fondos eran los únicos que se revalorizaban, o al menos se mantenían. Conviene que lo tengas en cuenta para elaborar tu cartera de inversión para todo el año.

Mayor dinamismo en las divisas

Las divisas pueden servir como refugio, pero con mayor riesgoEste mercado financiero se está convirtiendo en uno de los más volátiles de todos, con oscilaciones que hasta ponen frenéticos a los operadores menos nerviosos. Y pueden ser instrumento para que sean activos de refugio en algún momento puntual. No obstante, están indicados para operaciones a corto plazo, ya que sus movimientos son muy radicales, en un sentido y en otro. Y hasta te pueden pillar con el pie cambiado. Deberás ser prudente si optas por las principales divisas del mundo.

Las ganancias que pueden generarse de sus operaciones son muy elevadas, pero igualmente sus pérdidas. Por este motivo, no es muy recomendable para cualquier perfil de inversor, ni mucho menos. Y tan solo los más experimentados en este mercado tan específico podrán decantarse por esta clase de inversión, por otro lado más arriesgada. Aunque contando con una oferta más amplia y que genera un mayor dinamismo en sus cotizaciones.

Otros destinos para el ahorro

Otras alternativas como refugio para tus inversiones Si finalmente de todas las propuestas que te ofrecemos en este artículo, compruebas que ninguna satisface tus anhelos como pequeño inversor, lo tendrás muy complicado para canalizar los ahorros disponibles hasta este momento. Ya solamente te quedará imitar a tus abuelos y guardarlos debajo del colchón para, que al menos sigas manteniendo el patrimonio intacto, y puedas dedicarlos a darte un pequeño capricho, o o incluso realizar ese viaje que siempre has soñado para ir junto a tu familia.

Lógicamente también te queda depositarlo en alguna de las imposiciones a plazo confeccionadas por las entidades bancarias. Pero conociendo de antemano lo poco que te va a rentar. Raramente sobrepasará el medio punto porcentual en su interés, y puede que para ello debas suscribir un plazo de tiempo excesivamente denso para tus intereses. Y claro está, no puedas disponer de sus fondos durante este periodo. No te quedará más remedio que analizar si te compensa firmar la operación.

Sino deseas estar tanto tiempo sin tus aportaciones, no tendrás otra solución que recurrir a las cuentas de ahorro, y si es posible con alta remuneración. Pero ni aun así conseguirás elevar el rendimiento como quisieses, que en el mejor de los casos alcanzará el 1% sobre el saldo disponible. Como último recurso, te quedará la opción más original de hacer un préstamo entre particulares, cuya operación te otorgará un tipo de interés en torno al 6%.

Y si a pesar de todo, nada te convence, pueda que sea el momento para iniciar un proyecto emprendedor. Que se verá potenciado por los muchos créditos que conceden los bancos para desarrollar esta actividad. Con condiciones más favorables para tus intereses empresariales, y en donde destacan unos intereses más competitivos.

Te puede interesar

Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario